Iberoamérica Social – Cinco años después

Continuamos observando como el neoliberalismo intenta abrazar, para engullir, el sur del mundo. Nuestro mundo. Esperamos que este número permita, no solo continuar con nuestra modesta propuesta y pequeña colaboración para huir de este abrazo, como, si es posible, cortar estos pesados y gruesos tentáculos.

Iberoamérica Social – Cinco años después
5 (100%) 2 votos

portuguesMucho ha llovido desde aquellos meses centrales de 2013 en el que se apuntaron los esbozos idealistas y soñadores de un proyecto académico integrador e intercultural en las tórridas noches de Salvador de Bahía. En agosto de aquel año nacíamos como una ilusión, en la que solo teníamos un puñado de ideas y muchas ganas de trabajar. En diciembre de aquel mismo año conseguimos sacar el primer número, siendo fieles a la semestralidad desde entonces, en un ejercicio de superación materializado en calidad y excelencia académica, pero que no ha perdido ni un ápice de su interés crítico con la hegemonía especuladora y occidentalocéntrica que impera en la Academia. Por ello, queremos recuperar aquí uno de los primeros intentos de definir la Revista-Red Iberoamérica Social, incluido en las líneas iniciales del primer número editorial:

No es una revista académica más, es también una red de creadores y difusores de conocimiento en el campo de los estudios sociales. Una red transoceánica que conecta un mundo relacionado pero que a su vez como diría Eduardo Galeano: “está preñado de munditos” (IS, 2013, p.5).

Esta situación es visible en la diversidad de autores y de temas con los que la revista ha sido construida a lo largo de estos cinco años, así como sus intereses teóricos y metodológicos, en el que, aunque revelasen perspectivas que buscaban discutir aspectos globalizantes – aunque denominados iberoamericanos – frecuentemente partían de análisis y contextos bastante localizados.

Los ejemplos localizados están distribuidos prácticamente por todos los territorios de Iberoamérica, sean territorios formalmente reconocidos o no como Estados nacionales, incluyendo análisis comparativos o regionales. En algunos abordajes se sobrepasan los límites geográficos de Iberoamérica, como al incluir visiones centradas en el sur mundial, en los países de Europa del Sur o del norte de África, o focalizados en terceros países, como Estados Unidos de América o Canadá.

Las nacionalidades, así como las localizaciones geográficas de nuestros colaboradores y las instituciones a las que se encuentran vinculados cruzan innumerables estados nacionales, idiomas y áreas de estudio. Hay periodistas, educadores, historiadores, antropólogos, sociólogos, artistas y libres pensadores que transbordan actividades como activistas políticos, estudiantes, investigadores o profesores. Sin la presencia de todas estas mentes y cuerpos en este largo periodo, difícilmente el proyecto continuaría existiendo bajo el modelo que mantenemos. En algunos casos surgieron prioridades o dificultades personales que redujeron su participación en el proyecto, pero con la seguridad de que la marca de cada uno de ellos es visible y queda registrada en nuestra historia. Las contribuciones del equipo están bastante diluidas y distribuidas entre la revista y la web, siendo raros los casos en que no se cruzan asíncronamente en los diferentes espacios. Las participaciones de algunos de estos actores son casi invisibles para ojos sin entrenamiento en el mundo académico, como las decenas de revisores que participan desde el anonimato en cada número de la revista. En otros espacios el contacto depende de accesos más frecuentes a nuestro portal o las redes sociales, como ocurre con la red de bloggers, para percibir y reconocer quien está ahí.

Aunque la propuesta denominada Iberoamérica Social sea muy superior a los limites que una revista científica acaba por imponer – y aquí destacamos la ocupación en las redes sociales, el uso de blogs y la diseminación de textos y opiniones en otras plataformas digitales – nuestra aproximación versará principalmente sobre la revista científica homónima. El pensamiento latinoamericano, así como la filosofía latinoamericana

es una de las creaciones más amplias de la humanidad en cuanto a la sistematización del pensamiento se refiere, por su profundidad y riqueza. Pero esto, que ya vemos indiscutible, nos lleva a otra conclusión cierta al mismo nivel: igual que es una filosofía “oceánica”, un océano de autores y autoras, sabidurías, etc. es también de las más ignoradas (injustamente a nuestro parecer), una de las más marginadas, olvidada (Morollón del Río, 2013, p. 41).

Y humildemente buscamos participar de una revisión de este injusto olvido con la propuesta de red y revista que aquí hemos llamado Iberoamérica Social. Sea con entrevistas, textos de columnistas y dosieres, así como los artículos de temática libre, o las propias reseñas bibliográficas, exposiciones fotográficas y presentación de proyectos que aparece en nuestra miscelánea. Hemos dado espacio a veteranos y expertos académicos intentando siempre dar alas a las visiones más heterogéneas y heterodoxas. Pero también hemos puesto un gran esfuerzo en otorgar espacio, con asesoramiento y guía, a investigadores noveles que, con grandes ideas y propuestas, necesitaban de un empuje y una metodología de trabajo particular, que la inmensa mayoría de las revistas científicas no ofrece, haciendo del mundo académico, un mundo aún menos acogedor y oscuro del que ya lo es.

Hace dos años desarrollamos un artículo con las bases teóricas sobre las que nos fundamentamos en Iberoamérica Social. El anarquismo epistemológico, la ecología de saberes y el proyecto decolonial se establecieron como el faro que guía nuestro proyecto y con el que pretendemos romper las limitaciones epistemológicas y las relaciones hegemónicas existentes entre las diversas formas de acceder y crear conocimiento. Y nada mejor para demostrar nuestra coherencia teórico-práctica que las diez ediciones publicadas, y sus 80 artículos, bajo estos principios orientadores.

Los textos son mayoritariamente escritos en lengua española, siendo frecuentes textos en portugués y más raramente en inglés. Pasamos y analizamos temas tan amplios y vastos como el capitalismo, el campesinado, el desarrollo social, así como temas mas contemporáneos y aun en discusión, como las filosofías y pensamientos latinoamericanos, la igualdad de género, el uso de la tecnología y de internet por los movimientos sociales, así como intentamos entender como las estructuras de poder afectan desde los intentos de reformas agrarias y educativas hasta el impedimento de la construcción de políticas publicas adecuadas de salud y seguridad.

Con este número, recuperando la temática del primero adaptado a las coyunturas del mundo tras un lustro de tiempo, pretendemos cerrar una primera etapa en Iberoamérica Social en el que siempre hemos pretendido observar la dura realidad de este mundo ultracapitalizado, a través del caleidoscopio de la genialidad humana, expresada a través de su pluralidad y su la identidad resiliente que subyace en las comunidades que lo pueblan, y que lo interpretan según esta misma pluralidad.

Es así que estamos, cinco años después de nuestro primer numero publicado. Continuamos observando como el neoliberalismo intenta abrazar, para engullir, el sur del mundo. Nuestro mundo. Esperamos que este número permita, no solo continuar con nuestra modesta propuesta y pequeña colaboración para huir de este abrazo, como, si es posible, cortar estos pesados y gruesos tentáculos. Si, en definitiva, es posible.

Referencias

IS, Iberoamérica Social (2013). Editorial. Revista Iberoamérica Social. Ano 1, nº 1, pp. 5-7. Último acceso realizado en 15 de junio de 2018, disponible online em: https://iberoamericasocial.com/editorial-num-1/.

Morollón del Río, D. (2013). Un globo sonda: ideas filosóficas, latinoamericanas y caribeñas, para la situación española (y de la Europa del sur) actual. Revista Iberoamérica Social. Ano 1, nº 1, pp. 38-51. Último acceso realizado en 15 de junio de 2018, disponible online en: https://iberoamericasocial.com/un-globo-sonda-ideas-filosoficas-latinoamericanas-y-caribenas-para-la-situacion-espanola-y-de-la-europa-del-sur-actual.