Los azotes del imperio

Las libertades democráticas son el mito creado para sostener la zanahoria en el palo.

Aquí y en todos los países en vías de desarrollo se hace lo que convenga a las grandes compañías multinacionales y a los objetivos geopolíticos de un puñado de Estados en los cuales éstas asientan sus reales. De ahí las guerras bélicas, económicas y mediáticas contra países ricos en materias primas o recursos energéticos, cuyos líderes han osado  rebelarse contra el mandato de esos centros de poder desde los cuales emanan las directrices políticas impuestas a los gobiernos. El imperio -siempre se ha sabido- no perdona las defecciones y, cuando surge alguna, la combate con mano de hierro. He vivido lo suficiente como para haberlo visto una y otra vez en los abundantes golpes de Estado y en los documentos …

Marichuy o la voz de los soñadores

Se podrá perder la batalla, pero no la guerra; que a pesar de no ser la abanderada de un partido político, tienes el respaldo de esa población a la cual no le han dado más opciones que las mismas de siempre.

México se encuentra en una crisis holística donde todos los aspectos de la vida están bajo la merced del Capital financiero-especulativo; la Política de este país prepara la antesala de las elecciones democráticas con un escenario de luces y tablones para generar una pasarela sin precedente, con la finalidad de dar un nuevo ciclo dentro del mismo sistema.

El mito de la civilización

A propósito de la violencia contra las mujeres, también están el racismo y la exclusión.

Si nos detenemos a analizar con los ojos bien abiertos nuestro entorno y másallá, es probable que deseáramos pertenecer a una especie distinta. Una noble, una que se desarrolle en armonía con la tierra, incapaz de hacer lo que los humanos hacemos a diario: matar por placer, sin más razones que el hecho de poder hacerlo; acabar con nuestro entorno natural porque nos convencieron de ser superiores a todo y de detentar el poder para disponer de él a nuestro antojo. Así es como hemos llegado al extremo de carecer de lo más esencial: la sensibilidad y la conciencia. Nuestro concepto de civilización, esa palabra tan ambigua como engañosa, es algo muy distinto de su significado real, el cual aludía …

Gobernar el Estado peruano a través del crimen

Es urgente que nos levantemos como pueblo y lo corrijamos con nuestro disenso. Al Estado de corrupción debemos oponerle el estado de rebelión. Si no, seremos cruelmente castigados.

La ley no es el único criterio normativo, ni el Estado es el fundamento de la política, sino la vida y el pueblo. Enrique Dussel Decía Michael Mann que el Estado es como la mafia, te ofrece protección de él mismo. En efecto, esto es cierto si a Estado le agregamos el adjetivo “corrupto”. Corrupción significa etimológicamente romper, desligar. Esto es desvincular al Estado de su sede originaria: el pueblo. No es que el Estado por constitución sea mafioso, sino que deviene en mafioso cuando se corrompe. El Estado entendido como el conjunto de instituciones que un determinado pueblo se da para producir y reproducir su vida, como toda creación humana es falible, en el sentido de que corren el …

Vos sos de cuarta categoría

La publicidad fomenta y refuerza los valores propios de la alta burguesía y la élite social y económica. Lo hace presentando su estilo de vida como evidente e incuestionablemente deseable y superior: la manera de vestir de los modelos y su entorno (casa, coches, accesorios, etc.) refleja usos y costumbres muy alejadas de la realidad de la gente corriente. Gente corriente a la que si se consigue hacer desear ser “privilegiados”, económica y políticamente estará derrotada. (Consumo, luego existo. – Joan Torres I Prat )  Vos sos de cuarta categoría was last modified: noviembre 21st, 2017 by Proyecto Squatters

Una carga muy pesada

No te quejes si te violan, si te acosan, si te matan. La culpa siempre es tuya…

Cuando un líder de la Iglesia Católica adjudica a las mujeres la culpa por la violencia ejercida en su contra lanza un poderoso mensaje a la sociedad. Lo dicho por el cardenal Juan Sandoval Iñiguez al afirmar durante una entrevista en Canal 44 de México que los feminicidios perpetrados en ese país se deben a la “imprudencia de las mujeres” es un peligroso aval favorable a quienes cometen esa clase de crímenes. Este comentario podría parangonarse al manejo noticioso de ciertos medios de comunicación que insisten en calificar el feminicidio como crimen pasional. El cardenal debería conocer la patológica anormalidad de la situación de violencia contra la mujer mexicana y de cualquier otra latitud. El prelado tiene la obligación de …