El origen del mundo. Ciencia y ficción de la vagina.

Contenido principal del artículo

Gabriela Puente

Resumen

Ocurre algo paradojal con el tratamiento del aparato reproductor femenino en la cultura occidental cristiana: por un lado, este es evidentemente material y representa todas las miserias del cuerpo -como la necesidad, la excitación y la vulnerabilidad- y todo lo que este tiene de repulsivo con sus emisiones cíclicas de fluidos, como es el caso de la sangre menstrual, considerados como nocivos por el cristianismo. Pero, por otro lado, se hace constante referencia a otras características, a saber, la inmaterialidad, profundidad e invisibilidad del aparato reproductor de la mujer; lo que implica una espiritualización de este en consonancia con su virtuosa potencia de ser el lugar donde se desarrolla la vida humana en sus primeros estadios.

Detalles del artículo