La prisión Se dice de la justicia que ciega esta, pero la justicia también puede ser maldad, porque la manejan hombres que de perfectos nada tienen y que como excusa nada pueden alegar.

Estaba el hombre encerrado entre cuatro paredes. Casi en todo el día el sol ni se asomaba por allí. Tenía que habitar en aquella celda, junto a unas ocho o nueve personas más… y cada uno de ellos tenía su propia historia y sus propios motivos por los que estaban encerrados en aquel lugar. El hombre había llegado allí hacía más de dos años, y en ese tiempo ya se había adaptado al cotidiano vivir de aquella que más que prisión parecía un lugar de tormentos. Estaba acusado de haber violado a su hijastra en circunstancias que nunca se pudieron esclarecer, o lo que es peor, circunstancias que nunca fueron desentrañadas y mucho menos tomadas en cuenta como prueba de …

La despedida El dinero no era suficiente, porque el dinero nunca alcanza cuando de veras es necesario.

Cada mañana al despertar sentía en mí ser una corrosión que por instantes me consumía más. Mi garganta parecía cerrarse y con algunas dificultades lograba salivar mientras me esforzaba por darle cuerpo a mi respiración. A menudo el amanecer ya no era grato, las deudas, el trabajo, y para mal de males mi conciencia que a cada minuto me preguntaba ¿qué estaba haciendo? Eran el pan de cada día en mi buen talante. Pero no tenía de otra, debía de seguir remando. Recordaba que desde niño me habían inculcado ciertas consignas y una de ellas, tallada en piel, decía: “A los problemas hay que enfrentarlos, porque por más cobarde que uno sea debe siempre hacerse cargo de ellos”. Acostado en …

Omnia (artes) sunt communia La cultura es nuestro espacio de resistencia y a su vez, contexto de evolución y desarrollo.

Sin rodeos: caben dos argumentos ineludibles para defender nuestro acervo cultural como un procomún que hay que proteger y desarrollar, y para comprender nuestra cultura como un espacio que nos pertenece a todas las personas. No cabe más que hacerlo o nuestra democracia se verá fracturada. Así, tan dramático y sencillo.

Hacia una historiografía contra el poder La crítica del poder le viene a Foucault desde un punto de vista mucho más personal que a los autores que podríamos denominar clásicos.

Siguiendo con la línea de anteriores escritos sobre el tema del sistema de producción occidental1Gómez Motos, E.A: El individuo frente a su Historia más actual. 2015., y de los sistemas filosóficos de la modernidad2Gómez Motos, E.A: Filosofía, conciencia e inconsciencia durante el siglo XX. 2016., algunos de los cuales se asientan sobre la teoría crítica fundamental al sistema de producción capitalista en general (esto es, el antagonismo burguesía-proletariado en Marx, algo más compleja en autores posteriores o contemporáneos como Jurgen Habermas3En base fundamentalmente a los estudios sobre El Capital.), no puedo menos que echar una ojeada histórica sobre los análisis que algunos grandes filósofos del siglo XX hicieron sobre los sistemas del poder reinantes. Michel Foucault fue un filósofo peculiar …

El saludo y las preguntas No se encontraban alejados del mundo, pero había pasado que el resto del mundo de forma inexplicable, se había olvidado de ellos.

Los tiempos se mueven galopando y las épocas terminan cabalgándolas. La una se siente por encima de la otra, sin darse cuenta que ambas han sido paridas por el mismo demonio. Así ambas caminan agarradas de las manos y a su paso ven las praderas, las montañas, los poblados gigantes y descomunales. Sonríen mientras ven aldeas, convertidas en pueblos y estos convertidos en grandes ciudades. Se burlan de las fronteras que se han marcado con el hito y el mojón. Se carcajean cuando ven que los hombres son solo vecinos, y que como tales, a veces ni se quieren ver. Así los tiempos y las épocas que se vanagloriaban de haber logrado tanto, y en una de sus travesías encontraron …

Pensar en tiempos de juridificación del crimen (II) Pensar no es un lujo, sino una necesidad vital.

Pensar “(escribir) es hacer retroceder a la muerte, es dilatar el espacio de la vida”1En su versión original dice “escribir”. Sin embargo, nosotros hemos antepuesto arbitrariamente la palabra “pensar”. Consideramos que se justifica, toda vez que el pensar y el decir son las dos caras de una misma moneda: la razón. Y el pensar se dice de muchas formas, una de ellas es el escribir. La neurociencia nos dice que pensar es trabajar mentalmente con información para conseguir una meta o resolver un problema de acuerdo con criterios de valor, y que el criterio de valor que usa el cerebro al realizar esta actividad es la afirmación de la vida2Aunque para nosotros, siguiendo a Marx interpretado por Dussel, la vida …