Foto 3. Freddy Mamani. El Alto, Bolivia.

1. Introducción En realidad, lo que pretendemos llamar “arquitectura ch’ixi”, no existe como tal; no es una corriente, una tendencia o un estilo, sino más bien una propuesta que pretende visibilizar la producción espacial resultante de la tensión histórica que el mestizaje no ha podido resolver, a saber, la relación colonizador-colonizado que se extiende a todas las producciones culturales latinoamericanas. Se suponía que el mestizaje curaría las heridas infringidas a las poblaciones indias en el proceso de conquista, pero la asimetría constitutiva de la sociedad colonial ha pervivido en esa “mezcla”. Así que, dentro de esta, el colonizador continúa negando y marginando al colonizado para reproducir un mestizaje que privilegia las expresiones del primero. Se trata pues de una lógica […]

Mamani y el espejo del modernismo

Freddy Mamani es un arquitecto, ingeniero y constructor aymara que decidió traspasar el “espejo” de la modernidad. Un acto que desde mi perspectiva, es el resultado lógico de la resistencia que ha ejercido un pueblo al que a sangre y fuego se le ha intentado grabar en el rostro el signo de la subordinación. Hoy, sino de manera general, muchxs indígenas bolivianxs se colocan delante de este “espejo” para mirarse en la lucha y recordar que no se puede vivir sin dignidad. Por ello los edificios que Mamani diseña y construye, conmueven e impactan, justo porque se está delante de una afrenta espacializada; una obra que desafía no sólo al paradigma arquitectónico promovido por la academia, sino a toda una […]

Pandemia y vida urbana

Sentencia Montesquieu: primero las personas hacen las leyes, luego las leyes hacen a las personas. Algo análogo puede decirse de la dinámica de la estructura urbana: primero, las personas construyen la ciudad y los edificios; luego, la ciudad construye a las personas, vale decir, determina su manera de pensar, sentir y actuar. (Corraliza, 2000) Tendemos a pensar, a través del sentido común implantado por la modernidad/capitalista, que la pandemia que nos tiene paralizados es una contingencia de orden biológico que pronto pasará y que rápidamente podremos continuar con la vida como la conocíamos; que se trata tan sólo de un virus maligno que obedece a su naturaleza reproductiva, pero que nada tiene que ver con la civilización que hemos construido. […]

Tren Maya

“Si las experiencias espaciales y temporales son los vehículos fundamentales para la codificación y reproducción de las relaciones sociales, un cambio en la forma en que se representan las primeras generará, sin duda, algún tipo de transformación en las segundas.” (Harvey, 2012:274) Sin duda, el debate sobre la pertinencia del megaproyecto denominado “Tren Maya”, ha suscitado posturas políticas e ideológicas que en el fondo resumen perfectamente bien la crisis del pensamiento moderno; asistimos al resquebrajamiento del paradigma de verdad que le daba certidumbre y sentido no sólo al concepto de Estado-nación, sino al conjunto del proyecto civilizatorio que la modernidad capitalista ha construido. La vigencia y pertinencia de este paradigma es en el fondo el quid de la disertación que […]

Apropiación como ideología

Será necesario, antes de comenzar nuestra reflexión, definir claramente el sentido que le daremos a la categoría “apropiación”, ya que al ser un término polisémico se vuelve susceptible de ser interpretado en la acepción que le asigna el sentido común. No obstante, existe también una definición dominante que trataremos de repensar, porque es justo esa la que utiliza el discurso hegemónico del Estado para darle validez y soporte al concepto de patrimonio arquitectónico, el cual desde nuestra perspectiva, es un instrumento fundamental en la estrategia de despolitización colectiva de la modernidad capitalista. Partamos entonces por definir la categoría. En primer lugar, la apropiación puede entenderse fácilmente en su connotación negativa, esto es, como una acción de despojo y de adquisición […]

Centro INAH Chihuahua

Ep. 1. Introducción: la legitimidad del patrimonio Tal vez no exista ninguna otra producción de la modernidad que goce de tanta legitimidad como lo es y lo ha sido el patrimonio cultural de los pueblos. No me refiero desde luego a las producciones materiales en sí, sino a la categoría de “patrimonio” como concepto, como una idea que intenta atenuar la fractura entre el pasado y el presente que la misma modernidad generó. Es, en este sentido, un instrumento paradójico que por un lado intenta resarcir esta relación temporal, pero que por el otro, ha sostenido y avalado sistemáticamente su destrucción. De alguna manera, el patrimonio ha tenido como objetivo congelar el pasado, esto es, presentarlo únicamente como razón de […]