Parte III. La perspectiva: El punto de vista colonial

Las relaciones de poder se esconden tras la construcción de una realidad que paulatinamente será reducida a los pares oposicionales, y que, como tales, estarán ahí sustentando la pertinencia de este proceso para justificar la supuesta superioridad civilizatoria europea.

La colonialidad espacial es parte de la “metáfora” vertida en la perspectiva; ahí yace representada la utopía moderna que niega tácitamente la producción heterotópica. De ella brotará, en consecuencia, un espacio arquitectónico que intentará constantemente materializar la forma en que esta “metáfora” lo representa. En la entrega anterior introdujimos el concepto de colonialidad espacial como una categoría que intenta dar cuenta del proceso de transformación que sufrió la noción de espacio dentro del flujo de la trialéctica espacial: de ser un concepto enlazado con la reproducción de las condiciones materiales y simbólicas de la vida social, a considerarse una estructura rígida que las soporta y las contiene. Pero también como una forma de nombrar al proceso de imposición que subsume […]

Parte II: Utopía y colonialidad espacial

El cambio de la noción “espacio”, ocurrida durante el proceso de modernización/colonización, modificará el estatuto que en principio tenía la utopía: de ser un relato predominantemente político-social, pasará paulatinamente a ser un horizonte espacial que condensará la materialidad requerida por el programa de dominio ontológico, epistémico y político con el que se construirá el sistema-mundo moderno.

No parece ser coincidencia que Tomás Moro publicara “Utopía” justo en los años en que Hernán Cortés iniciaba la conquista de México y Copérnico desmantelaba el sistema geocéntrico de Ptolomeo; en realidad, la modernidad despegaba sobre una contundente plataforma espacial que conformaría el andamiaje epistémico que posteriormente la caracterizaría. Así, utopía y modernidad se irán convirtiendo paulatinamente en sinónimos en los que prevalecerán los mismos relatos, los mismos procesos y los mismos claroscuros. Su consistencia teórica incluso será la misma, como también lo serán los métodos y estrategias que utilizarán para imponerse como estructuras hegemónicas de la vida social. Hoy, la utopía ha dejado de ser lo que era y de representar un horizonte; su proyecto político, económico y social […]

El giro decolonial en la producción del espacio urbano-arquitectónico

El espacio es mucho más potente de lo que creemos y sabemos; los estudios antropológicos y arqueológicos nos proveen de muchos ejemplos que nos permiten concluir que tanto la arquitectura como la ciudad no sólo han sido estructuras en las que se reproduce la vida, sino que son los vehículos que hacen posible las relaciones sociales.

Habitamos un planeta lleno de ciudades, y tal vez, en la más distópica de las prospectivas, pronto habitaremos una ciudad planetaria. Las cifras del crecimiento urbano son totalmente escandalosas. Para 2015, había ya más de 550 ciudades con más de un millón de habitantes y se piensa que éstas absorberán todo el crecimiento demográfico para el 2050 (Davis, 2006). Hoy podemos afirmar con o sin orgullo, que, por primera vez en la historia de la civilización, más de la mitad de la humanidad vive en ciudades. Esto significa que la mayoría de nosotrxs yace rodeado de aquello que decidimos llamar arquitectura y que -querámoslo o no- forma parte de lo que somos y hacemos. Introducir el giro decolonial en este […]

Presentación

La arquitectura es un dispositivo colonial, que, a mi entender, materializa la biopolítica que los Estados modernos aplican como tecnología de regulación social necesaria para la reproducción del capital

Es para mí un placer y orgullo formar parte de esta red de investigación social. En primer lugar, por la calidad de lxs investigadorxs que la forman; todxs con un trabajo académico excepcional y un ansía de colaborar en la producción de conocimiento desde un espacio alternativo completamente ajeno a los centros convencionales. Se trata desde luego, de una acción por demás loable en un contexto adverso en el que los centros de poder internacional han decidido desmantelar la investigación social y todo lo que tenga que ver con la difusión y producción académica; desde la reducción del presupuesto de las universidades públicas hasta la configuración de núcleos a modo que controlan en el interior las investigaciones, la difusión y […]