¿Vivimos cada vez con mayor incertidumbre y alejados de respuestas integrales?

Los entornos sociales modernos nos exponen a las incongruencias inherentes al sistema, pero no poseemos la capacidad para hacerlas conscientes, por tanto enfrentamos todos estos acontecimientos bajo una gran incertidumbre.

Desigualdad social

Ante la complejidad de interpretar de manera holística la sociedad contemporánea, el objetivo que persiguen las líneas subsiguientes es netamente limitado, meramente se propone mencionar solo algunas de las cuantiosas contradicciones que surgen mediante el análisis de la denominada post modernidad que nos toca transitar.

1) Exceso de Información Vs. Incertidumbre

Es recurrente la mención al papel relevante de los medios de comunicación en la sociedad actual. Los medios exponen a los ciudadanos a una acumulación vertiginosa de información desorganizada –en el marco de su competencia, distribuyen cruces de múltiples imágenes e interpretaciones, fundamentalmente sobre acontecimientos violentos, catástrofes, situaciones de inseguridad y riesgo–, produciendo en las personas una situación de desconcierto, ante la imposibilidad de encontrar el sentido a la cantidad de hechos que se comunican. De esta manera las situaciones de incertidumbre son cada vez más recurrentes, y paradójicamente, más habituales1Druetta, D. C., & Ascencio, C. L. (2011). A más información mayor incertidumbre. Revista Latinoamericana de Ciencias de la Comunicación.. A escala mundial se destaca una tendencia a la disminución de grupos mediáticos, al mismo se produce un crecimiento del volumen de información que pasa a estar cada vez más concentrado – maniobrados bajo diversos intereses, alejados a la posibilidad de poder ser regulados mediante un organismo de mayor jerarquía–.

El contexto de estas nuevas formas de comunicación que posibilita la tecnología del siglo XXI, contradictoriamente prima la supremacía de los discursos hegemónicos por sobre la diversidad creciente de expresiones correspondientes a las sub-culturas. A pesar los esfuerzos de los monopolios mediáticos por sostener una mirada única de la realidad2Vattimo, G. (1994). Posmodernidad:¿ una sociedad transparente?. En torno la posmodernidad., la intensificación de las posibilidades de conocer mayores aspectos de la realidad, conlleva a la disolución de “los puntos de vistas centrales” (los grandes relatos del siglo pasado y los antecesores). Los estados de incertidumbre se intensifican ante la exposición a un vertiginoso avance tecnológico y al incremento de los riesgos a las crisis. Respecto a este contexto el autor Ulrich Beck afirma que los riesgos de los últimos cincuenta años “ya no se limitan a lugares y grupos, sino que contienen una tendencia a la globalización que abarca la producción y la reproducción, y no respetan las fronteras de los Estados nacionales…” (Beck, U. 2001:19)3Druetta, D. C., & Ascencio, C. L. (2011). A más información mayor incertidumbre. Revista Latinoamericana de Ciencias de la Comunicación..

2) Mejoras en los índices de Desarrollo Humano Vs. Crecimiento de las desigualdades.

Conforme los entornos sociales evolucionan en complejidad, hacen cada vez más variados los requerimientos y las habilidades mínimas para la sobrevivencia de los individuos.

En la actualidad, los jóvenes presentan una oportunidad mayor de alcanzar un nivel educativo superior al de sus padres, sin embargo la desigualdad en este grupo poblacional es mayor que en el pasado, debido a que los hijos de los padres con nivel superior acceden a credenciales educativas de mayor calidad. Así mismo las transferencias intergeneracionales del patrimonio cada vez más concentrado, suscitan una suerte de “círculo virtuoso de la desigualdad del ingreso familiar en el tiempo”4Hacemos una analogía con  la hipótesis de la “transmisión intergeneracional de la pobreza”, referida al bloqueo de la posibilidad de ascenso social, determinado por la retroalimentación entre factores macrosociales y comportamientos microfamiliares de índole demográfica.  Temática difundida desde los organismos internacionales, y vinculada a la especificad  Argentina por la Dra. Susana Torrado en “Vivir apurado para morirse joven (Reflexiones sobre la transferencia intergeneracional de la pobreza)”, entre otro artículos. También analizada en Brasil por  Cassio Turra y Bernardo Queirocy para el caso de Uruguay la autora Magdalena Furtado, por citar algunas de las tantas referencias existentes en la región del Cono sur.. Entre los factores que aumentan la brecha de recursos económicos entre los hogares más ricos y más pobres, cabe mencionar un mayor envejecimiento libre de discapacidad y una menor relación de sostenibilidad económica a nivel familiar, y las “fallas” de las políticas públicas de seguridad social en mejorar la inequitativa situación socioeconómica.

Adicionalmente, el cambio de la estructura laboral no garantiza mayor seguridad de acceso al empleo seguro y estable a la población proveniente de hogares pobres que alcanzan  nivel de estudios profesionales5En México  las tasas de desempleo son más altas en la población con estudios universitario completo. Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (2014).Panorama Educativo 2014. – la trayectoria laboral se encuentra vinculada a la segmentación del mercado laboral, siendo el factor capital social cada vez más  determinante-. El reporte Panorama de la Educación 20146El Panorama de la Educación 2014 de la OCDE apunta que proporción de jóvenes que no tienen empleo ni están matriculados es en México (del 22%); en Chile (del 22.3%), Irlanda (21.1%), Italia (24.6%), España (25.8%), Turquía (29.2%) y Brasil (20%). de la OCDE, afirma que en el año 2012 las tasas de desempleo fueron más altas entre los adultos con educación superior (4,6%), que entre los adultos sin educación media superior (un valor de 3,5%) -en términos absolutos esta diferencia cobra otra dimensión, dado el reducido porcentaje de la población en edad de trabajar que posee estudios universitarios7El informe Education at a Glance, de 2011, expresa que en el conjunto de los países de la OCDE, la media del porcentaje de población adulta (de 25 a 64 años) con estudios terciarios es de 30%; así mismo la que corresponde a la formación 5A es 21%, y a la 5B, de 10%. El nivel 5B refiere a la formación superior no universitaria, y el nivel 5A a la formación universitaria.-.

El informe “El futuro de los trabajos del Foro Económico Mundial (2016)”, concluía que hasta 2020 se perderán 5,1 millones de empleos netos en Estados Unidos, China, Japón, India, Australia, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, Brasil, México, Turquía, los países de la ASEAN y los del Golfo, además hace mención a dos referencias: las ocupaciones y especialidades más demandadas hoy en día no existían “hace 10 e incluso cinco años”; el 65% de los niños que estudian Primaria acabarán trabajando en empleos que no existen ahora.

Según Cowen en el futuro la producción estará caractererizada por unos pocos que sabrán hacer esta conexión entre conocimiento y máquinas y, muy por debajo de ellos, mayorías que tendrán que adaptarse a un mundo laboral mucho más cambiante e inestable. Los empleos con mayor riesgo de ser desplazados son los que se encuentran en el centro en términos de especialización. Carl Frey y Michael Osborne (2013), respecto al grado de susceptibilidad de los empleos a la computarización –  en un entorno en el cual interactúan una disminución del costo marginal de los productos, el avance de la robótica,  la incorporación del internet de la cosas, la utilización de la impresión 3D, las potencialidades tecnológicas de la llamada Industria 4.0, etc.–, concluyendo  que cerca del 50 % de los puestos de trabajo estarán en amenaza en las dos décadas siguientes.

Del estado de situación surge a la vistas dos dificultades principales, una deficiencia creciente de articulación entre educación y mercado laboral,  y una pugna de los sectores más preparados por una menor demanda de trabajadores de baja  calificación y una pretensión de acceso a puestos de trabajo de alta estabilidad y remuneración.  Cabe destacar la contradicción entre la marcha de la realidad económica, respecto al mensaje dominante del siglo XXI que por una “Universidad incluyente”, como el vehículo para aumentar la calidad de vida y vencer los determinantes de la pobreza y la indigencia en todas las naciones.

3) Incremento de la Riqueza Vs Aumento de las Desigualdades

Dejada atrás la época de oro del capitalismo, en donde el estado benefactor garantizaba una fuerte relación entre los salarios y la productividad. Desde la década del setenta del siglo pasado, el crecimiento de la productividad se vio acompañado de un caída de la participación de los salarios en la masa total de riqueza -en la actualidad la elasticidad empleo/capital toma un mayor a 1-, al mismo tiempo crece la dificultad de acceso al empleo y se incrementa la precarización laboral, sin distinción en todos los países. Se destaca la especificidad de la reducción en el grado de desarrollo económico entre los países, al mismo tiempo que se incrementaron las desigualdades al interior de los mismos–en muchos casos de manera desmesurada–. Según Brynjolfsson y McAfee8Brynjolfsson, E., & McAfee, A. (2014). The second machine age: Work, progress, and prosperity in a time of brilliant technologies. WW Norton & Company. (ambos miembros del MIT), los avances tecnológicos impulsados por la informatización generan un cambio en la estructura productiva, en línea con lo acontecido en las anteriores revoluciones industriales, la  singularidad de las nuevas tecnologías son las posibilidades de combinaciones en el proceso de producción. En el mismo sentido Tyler Cowen9Cowen, T. (2013). Average is over: Powering America beyond the age of the great stagnation. Penguin., enfatiza la fase de intermediación entre el conocimiento humano y los procesos informatizados – el incentivo a mecanizar cada vez mayor cantidad de tareas-, la parte de mayor de valor agregado del proceso productivo, recelosamente controlada por pocas elites.

Este estado de situación del proceso de producción y apropiación de la riqueza, es denominado por Duncan Folei cambio tecnológico con sesgo a la Marx, caracterizado por un uso intensivo en capital y una maximización de ahorro en la mano de obra. Para mantener el ritmo de crecimiento y una tasa creciente de acumulación, resulta necesaria una menor participación de la masa salarial -desplazar empleo y presionar salarios a la baja-, y la inserción de nueva tecnología que posibilite efectos distributivos de los ingresos favorables al factor capital. De manera de ejemplificar el nivel de las diferencias sociales en la generación de riqueza generada mediante procesos productivos automatizados, cabe mencionar la empresa Facebook con una capitalización bursátil de alrededor de 165.000 millones, empleando tan solo a 3.500 empleados.

Cabe adicionar en este relato, al principal cambio a nivel macroeconómico en los últimos años en el capitalismo mundial, que es la nueva dinámica del sistema financiero (la “financiarización”). En el marco de un proceso de creciente desregulación10Maya, C. Capitalismo Conducido por la Finanzas, Desregulación y Crisis. Encrucijada, Revista Electrónica del Centro de Estudios en Administración Pública, (26), 1-16., la competencia por mayores ganancia en el sector bajo la introducción de innovaciones financieras (el uso de nuevos instrumentos financieros , especialmente los derivados y la securitization), llevo a la creación  de liquidez al igual que los bancos comerciales , pero fuera de toda norma regulatoria. El resultado fue un exponencial aumento del riesgo y la inestabilidad  en el mercado financiero global, que simultáneamente condujo a la fractura de los bancos comerciales y la desaparición de la banca de inversión. El constante incentivo a innovar en instrumentos financieros mediante la computarización de las finanzas, como la titulación, el comercio de derivados, la creación de fondos de cobertura (los llamados inversionistas institucionales que agrupan pequeños inversores logrando beneficios de escala), etc., no dejan dudas sobre la prioridad del capital ficticio o especulativo dada facilidad  y rentabilidad asociada  que la innovación del capital ficticio o especulativo – aventajado además por la ausencia de derechos de propiedad y el debilitamiento de las regulaciones prevalecientes–, por sobre cualquier otra actividad en la economía real creadora de valor.

El objetivo de los directores corporativos, es maximizar el valor de los accionistas, priorizando una lógica los resultados de corto plazo – se demandan fusiones y adquisiciones, que evitan a su vez los problemas de sobreproducción global, en lugar de la inversión en capacidad productiva que redundaría en  crecimiento económico–. Por tanto,  el aumento de la separación de la ganancia y la inversión, se deriva del dominio del accionista –específicamente las corporaciones tenedoras de grandes carteras–, que impone a todo administrador un alto nivel rendimientos, bajo pena de ser reemplazado de su puesto de trabajo.

Fruto de esta situación en los años recientes el ingreso financiero ha aumentado de regularmente su participación en total de las ganancias, obligando al sector productor de bienes y servicios a generar altas rendimientos a costa de una participación estancada y decreciente de los ingresos de los asalariados.

Esta tendencia mundial,  en la composición de la distribución funcional del ingreso, se manifiesta de manera incrementada en la distribución personal del ingreso, dando cuenta  de escasa cantidad de personas sumamente ricas que concentran en sus manos la gran masa de activos financieros11Guttmann, R. (2009). Una introducción al capitalismo conducido por las finanzas. Ola financiera2(2)..

4)Algunas conclusiones inciertas

La actualidad nos brinda la posibilidad de acceder a información en tiempo real a todos los acontecimientos en cualquier punto del planeta, sin embargo esta nueva situación lejos está de producir una sociedad con mayor conciencia.

Los entornos sociales modernos nos exponen a las incongruencias inherentes al sistema, sin embargo no poseemos la capacidad para hacerlas conscientes, y por tanto recibimos un aluvión de información diversa, que enfrentamos bajo un sentimiento de gran incertidumbre. Generar desosiego resulta muy atractivo para los medios de comunicación, debido a que les permite mantener su influencia distribuyendo mayor caudal de información sobre riesgos de toda clase, con la especificidad de lograr que percibamos incertidumbre con independencia de estar inmerso o no en esas situaciones de emergencias, afianzando un sentimiento creciente de inseguridad en este mundo12Lozano Ascencio, C. (2004). La percepción social de la incertidumbre o la facilidad que tenemos para sentirnos inseguros. Valladolid. Informe Valladolid..

Consideramos imperioso que las contradicciones mencionados, vinculadas al mundo del trabajo ante revolución tecnológica, los cambios en la repartición de los beneficios en nueva relación finanzas-crecimiento, así como todas los restantes antagonismos que no fueron mencionados es este artículo13H. PALOMINO (2007), “La instalación de un nuevo régimen de empleo en Argentina: de la precarización a la regulación”, en Revista Latinoamericana de estudios de Trabajo, Nº 19. /14M. NOVICK (2006), “¿Emerge un nuevo modelo económico y social? El caso argentino 2003-2006”, en Revista Latinoamericana de Estudios del Trabajo, N° 18., deben abordarse de manera alterativa a la posición monopólica de la teoría económica reinante hasta la actualidad, de modo de avanzar hacia cierto equilibrio en las participaciones relativas de las restantes ramas de las ciencias sociales, que seguramente aportaron una dimensión de mayor realismo sobre el estudios de estas problemáticas, en una interrelación productiva entre la heterogeneidad del mundo social y la economía. Así mismo el abordaje de la compleja realidad social actual, debe resistirse al uso de esquemas interpretativos relevantes para analizar periodos previos (como clase social, posiciones sociales, movilidad social, etc.).

A modo de cierre,  exponemos una descripción del estado de situación expresado por Bradford DeLong: “Solo algunos afortunados, aquellos que saben combinar pensamiento innovador con perspicacia financiera, han conseguido capturar hasta ahora las rentas de estos nuevos procesos de producción”. En respuesta proponemos un trabajo que no tiene resultados a corto plazo, y consiste en fusionar todos los estudios -muchos aislados entre sí-, que ya han dado respuestas “parciales” ante la desenvolvimiento negativo en términos de equidad del capitalismo mundial, como ser: legislación de robots; renta básica mínima; realizar cambios en el sistema fiscal; disminución de la jornada laboral,  entre otras.

No obstante es necesario inicialmente responder: ¿Es posible llegar a acuerdos sobre problemas integrales, bajo una carga creciente de mayor incertidumbre en nuestras vidas?

  • Anteriores posts
Autor

Doctor en Demografía por la Universidad Nacional de Córdoba.

Licenciado en Sociología y Licenciado en Economía por la Universidad de Buenos Aires.

Notas   [ + ]

1, 3.Druetta, D. C., & Ascencio, C. L. (2011). A más información mayor incertidumbre. Revista Latinoamericana de Ciencias de la Comunicación.
2.Vattimo, G. (1994). Posmodernidad:¿ una sociedad transparente?. En torno la posmodernidad.
4.Hacemos una analogía con  la hipótesis de la “transmisión intergeneracional de la pobreza”, referida al bloqueo de la posibilidad de ascenso social, determinado por la retroalimentación entre factores macrosociales y comportamientos microfamiliares de índole demográfica.  Temática difundida desde los organismos internacionales, y vinculada a la especificad  Argentina por la Dra. Susana Torrado en “Vivir apurado para morirse joven (Reflexiones sobre la transferencia intergeneracional de la pobreza)”, entre otro artículos. También analizada en Brasil por  Cassio Turra y Bernardo Queirocy para el caso de Uruguay la autora Magdalena Furtado, por citar algunas de las tantas referencias existentes en la región del Cono sur.
5.En México  las tasas de desempleo son más altas en la población con estudios universitario completo. Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (2014).Panorama Educativo 2014.
6.El Panorama de la Educación 2014 de la OCDE apunta que proporción de jóvenes que no tienen empleo ni están matriculados es en México (del 22%); en Chile (del 22.3%), Irlanda (21.1%), Italia (24.6%), España (25.8%), Turquía (29.2%) y Brasil (20%).
7.El informe Education at a Glance, de 2011, expresa que en el conjunto de los países de la OCDE, la media del porcentaje de población adulta (de 25 a 64 años) con estudios terciarios es de 30%; así mismo la que corresponde a la formación 5A es 21%, y a la 5B, de 10%. El nivel 5B refiere a la formación superior no universitaria, y el nivel 5A a la formación universitaria.
8.Brynjolfsson, E., & McAfee, A. (2014). The second machine age: Work, progress, and prosperity in a time of brilliant technologies. WW Norton & Company.
9.Cowen, T. (2013). Average is over: Powering America beyond the age of the great stagnation. Penguin.
10.Maya, C. Capitalismo Conducido por la Finanzas, Desregulación y Crisis. Encrucijada, Revista Electrónica del Centro de Estudios en Administración Pública, (26), 1-16.
11.Guttmann, R. (2009). Una introducción al capitalismo conducido por las finanzas. Ola financiera2(2).
12.Lozano Ascencio, C. (2004). La percepción social de la incertidumbre o la facilidad que tenemos para sentirnos inseguros. Valladolid. Informe Valladolid.
13.H. PALOMINO (2007), “La instalación de un nuevo régimen de empleo en Argentina: de la precarización a la regulación”, en Revista Latinoamericana de estudios de Trabajo, Nº 19.
14.M. NOVICK (2006), “¿Emerge un nuevo modelo económico y social? El caso argentino 2003-2006”, en Revista Latinoamericana de Estudios del Trabajo, N° 18.