El reciente encarcelamiento de 130 personas de parte del régimen autoritario de Daniel Ortega y Rosario Murillo en Nicaragua, que incluyó incluso a ex guerrilleros sandinistas como Dora María Téllez y Hugo Torres, no solo es un episodio de violación de derechos humanos y de concentración del poder político de parte de la pareja presidencial, sino también de un momento que debiera servir para la reflexión profunda de las izquierdas latinoamericanas y del mundo. Señalo esto, ya que buena parte de las izquierdas en la región, poco y nada han dicho al respecto de un gobierno criminal, el cual desde la revuelta popular del 2018, se ha dedicado a profundizar su política del terror a quienes intenten plantear críticas al […]