Cristian Villaroel

La ola privatizadora del agua que reventó a mediados de la década de 1980 en gran parte del mundo, en América latina, fue producto de la gestión política de gobiernos en su mayoría civiles, que apoyaron su gestión en esta materia, en los marcos normativo y constitucional heredados principalmente de las dictaduras que azotaron la región en la década anterior¹. Estos nuevos gobiernos, en su mayoría proclives a las políticas neoliberales lideradas por EEUU, accedieron a programas de ajustes estructurales y a créditos dispuestos por las instituciones financieras globales como el Banco Mundial (BM) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), previa condición de privatizar el agua y algunos sistemas de saneamiento, entre otros servicios básicos para la población como […]

Mateo_Aguado

El escritor y filósofo Augusto Klappenbach publicó el pasado 9 de julio un artículo en el blog Dominio Público titulado “Perplejidades sobre el crecimiento” que me gustaría comentar, tratando de sugerir respuestas a algunas de las muchas preguntas y dudas que en él se plantean. Klappenbach presenta en su escrito una aproximación a la contradicción que, según él, existe entre “la necesidad de recuperar el crecimiento de la economía y la necesidad de un decrecimiento global para mantener el equilibrio del planeta”.El autor contrapone así dos ideas básicas: 1ª) que el crecimiento económico es, a largo plazo, una fuente de insostenibilidad ecológica (pues induce a través del sistema capitalista y de su devoción por el consumo constante una tremenda presión […]

La gobernanza global es la actual modalidad para tratar los problemas universales y para enfrentar de manera conjunta sus efectos derivados. Es usual entonces, que los organismos supranacionales promuevan encuentros multilaterales para signar propósitos conjuntos. Efectivamente, las declaraciones  redactadas en el marco de conferencias internacionales, junto con los convenios, los acuerdos y los planes de acción, constituyen los guiones para el diseño de políticas públicas de los distintos países. De las declaraciones sobre desarrollo sostenible, aquella que más destaca el vínculo entre globalización y biodiversidad, es la Declaración de Río+20, redactada en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible, celebrada en Río de Janeiro (2012). Esta conferencia  renovó el compromiso político en favor del desarrollo sostenible, de […]

Mateo_Aguado

Recientemente, y aprovechando su paso por España, varios medios de comunicación nacionales han publicado diferentes entrevistas con el famoso periodista científico Alan Weisman, cuyo último libro, La cuenta atrás (Debate, 2014), trata de alertarnos sobre los peligros que podría tener para el ser humano y el planeta el desenfrenado crecimiento poblacional que nuestra especie está experimentando. Weisman nos avisa de que los seres humanos estamos viviendo hoy el más grande y acelerado crecimiento poblacional experimentado en toda la historia de la humanidad. Estamos próximos a alcanzar ya la cifra de 7.200 millones de personas y, según sus propias palabras, cada cuatro días y medio añadimos un millón de personas al planeta, con lo cual podríamos llegar a los 11.000 millones […]

Mateo_Aguado

Hace poco más de un año tres reputados científicos de la NASA publicaron un impactante estudio en el que, basándose en complejos modelos matemáticos, pronosticaban el posible colapso de la civilización humana para dentro de pocas décadas. Las causas que se aludían como determinantes para llegar a tales conclusiones eran principalmente dos: la insostenible sobreexplotación humana de los recursos del planeta y la cada vez mayor desigualdad social existentes entre ricos y pobres (1). Más allá de analizar la gravedad de esta predicción, me gustaría hacer notar que los dos motivos que –según estos investigadores– podrían acabar provocando el derrumbe de nuestra civilización son precisamente dos de las más claras características que posee el sistema capitalista: una insensibilidad total hacia […]

Mateo_Aguado

Alcanzar la felicidad es probablemente la mayor aspiración que ha tenido el ser humano en toda su existencia. Es algo obvio y difícil de cuestionar: todos deseamos, por encima de cualquier otra cosa, tener una vida feliz. Hasta tal punto esto es así que la mejor definición que –probablemente– se haya dado nunca de inteligencia (ese ambiguo concepto que tanto levita) es aquella que dice que ésta, la inteligencia, no es otra cosa que nuestra capacidad de ser felices. Sería lógico pensar, entonces, que el objetivo último de la economía y de la política de cualquier país decente debería ser el trabajar en pro de la felicidad de sus habitantes (1). Tal y como sostiene Richard Layard en su libro […]