Viviendo en un estado de vigilancia: Una respuesta a la desesperación

El ángel de la Historia ha perdido sus alas. Este ángel conduce ahora un coche fúnebre que transporta a los cielos toda la basura histórica acumulada desastre tras desastre, lo que llamamos progreso. El infierno ha bajado a la Tierra, de modo que ya no tenemos que temerlo como una consecuencia posible después de la …