Derechos campesinos: lucha contrahegemónica de La Vía Campesina

El campesinado no solo se rebela a la normativa liberal dominante que lo apunta como obsoleto o en desuso, sino que asume la tarea política de luchar contra el capitalismo y la sociedad colonial.

El trabajo del movimiento campesino internacional por el derecho a la Tierra, el agua, las semillas y la soberanía alimentaria junto con la lucha por la reforma agraria popular, encarna en las organizaciones de La Vía Campesina uno de los símbolos de resistencia y lucha contrahegemónica más firme por parte de los movimientos sociales a escala global. A la globalización de la miseria y la desigualdad, La Vía Campesina opone la internacionalización de la lucha y la esperanza. Neoliberalismo y cuestión rural El recorrido histórico que transita el sistema económico a nivel general desde los años setenta en adelante, conocido con el nombre de “globalización”, se ha caracterizado -entre otras cosas- por el desmembramiento que se produjo de los Estados […]

Porque te temo, te ataco

El recrudecimiento de violencia contra las mujeres es una señal de temor

Mujeres apuñaladas en Chile en plena vía pública por exigir el respeto de sus derechos reproductivos; mujeres agredidas en Argentina, en medio de su exigencia por el derecho al aborto; mujeres lapidadas en los países musulmanes por demandar la libertad individual que les ha sido negada por mandato religioso; mujeres en Centro América asesinadas por protestar contra la destrucción de su hábitat, contra la corrupción gubernamental, contra el abuso de los dueños del capital; monjas de distintas congregaciones denunciando violaciones sexuales perpetradas por jerarcas de la iglesia católica. Mujeres, todas ellas, enfrentadas a un inmenso poder patriarcal cuya fuerza sanciona cada uno de sus pasos y se apodera de sus derechos para someterlas a una esclavitud naturalizada por las sociedades […]

Ante un niño que muere de frío, ¿tiene poder la Constitución política del Perú?

El asesino inmediato es la corrupción política, el asesino mediato la colonialidad.

Un niño que muere de frío es un niño asesinado.1El título lo tomo prestado de aquella aguda frase de Jean Paul Sartre: “Ante un niño que muere de hambre, La náusea no tiene sentido”. Jean Ziegler A costa de parecer anticuado, creo que el derecho, entre otras cosas, puede servir también para hacer justicia2El sensible escritor peruano Manuel Scorza decía que el Código Civil puede servir también para hacer justicia. Enfatizo esto porque al parecer la gran mayoría de abogados e nuestro país piensan que el derecho sirve para cualquier cosa menos para hacer justicia.. En ese sentido, los que intentamos pensar la Constitución y hacerlo críticamente, no podemos hacerlo desligados de la realidad social en la que vivimos3El pensador, si […]

Crítica a la razón constitucional peruana

Nuestros constitucionalistas cuando han querido producir conocimiento para entender nuestra realidad problemática con los mismos marcos conceptuales que han producido esos problemas.

“La exclusión de la población, la subversión de las relaciones sociales y la destrucción de la naturaleza, todo esto no es producto de una maldad, sino de una racionalidad perversa”. Franz Hinkelammert En nuestro país la desigualdad, la exclusión social están garantizados en gran medida por la Constitución. La injusticia no se produce tanto porque no se aplique la Constitución, sino que resulta de su propia aplicación. De aquí que la tarea de quienes nos dedicamos a pensar y a pensar críticamente la Constitución, no se reduce a qué medidas procedimentales y/o formales construir para corregir esta patología. Porque el problema principal no nos aparece a simple vista, lo que nos aparece a simple vista es un conjunto de normas, […]

Pensar la Constitución política del Perú

Si toda ley remite en última instancia a la Constitución, esto es decir, se funda en la Constitución, ¿qué hacer cuando invocando la Constitución se asesina, se roba y se explota a gran escala?

Si toda ley remite en última instancia a la Constitución, esto es decir, se funda en la Constitución, ¿qué hacer cuando invocando la Constitución se asesina, se roba y se explota a gran escala? Una respuesta inmediata sería reformarla, como en efecto, algunos juristas sostienen. Pero si reparamos un momento en la respuesta, la siguiente pregunta sería, ¿es suficiente reformarla? Y si fuera así, ¿qué deberíamos reformar de la constitución? Y si fuéramos más impertinentes, ¿por qué deberíamos reformar la constitución?

Descolonizar el derecho latinoamericano

La transgresión de la ley ha sido y sigue siendo muchas veces el único camino a seguir que hemos tenido los pueblos para conquistar derechos y para defender los ya ganados.

Los saberes no son neutrales. Son producidos en función de fines concretos. La misma suerte corre para el derecho. Esto lo sabía muy bien uno de los grandes filósofos del derecho moderno, Rudolf von Jhering, cuando nos dice que “el fin es el creador del derecho”. Pero, ¿cuál es el fin del derecho? Unos dirán que la justicia, otros que la libertad y la paz, etc. Para Kelsen, por ejemplo, el derecho tenía que ser puro e inmaculado y no ensuciarse con los problemas políticos y morales. Pero en lo que todos de algún modo podemos coincidir es, que el derecho nos conviene a todos porque es un criterio de orientación para solventar los conflictos sociales que escapan a la moral, como sugiere Habermas.