La (des) humanización del espacio

“Lo humano” tiene que ver con la conciencia de sí, con la capacidad de relacionarnos con el espacio. El proceso de urbanización capitalista ha fracturado este binomio y nos ha convencido de que somo “humanos” por el sólo hecho de nacer. Sin embargo, parafraseando a Simone De Beauvoir, podemos afirmar que no nacemos humanos sino que nos hacemos humanos en la medida en que vamos significando y transformando el espacio.

(des)humanización del espacio

Solemos pensar, más como una herencia ideológica que como un producto del análisis consciente, que la existencia de la ciudad es por regla general una especie de cúspide sociobiológica que nos separa del mundo natural y que se vuelve hacia nosotros mismos para demostrarnos cuán superiores somos. La vida urbana representa -desde esta narrativa- el triunfo del artificio humano sobre nuestra condición biológica que nos permite crer que podemos ser lo que queramos ser. Desde luego esto no siempre fue así. Con el paso hacia la modernidad, la ciudad por sí misma se fue volviendo un espejo en el que hemos podido constatar el avance técnico que respalda esta narrativa de superioridad evolutiva. La ciudad es la metáfora perfecta de […]

¿Arquitectura o revolución?

La racionalización del espacio y su estandarización, logran normar el sentido común que en la segunda década del siglo XXI hace inviable el sueño revolucionario. Por ello no puede haber revolución si no somos capaces de alterar la forma del espacio, y si no logramos ver, que esta, es obra de todxs y no sólo de los llamados “especialistas del espacio”.

Conjunto Habitacional Nonoalco-Tlatelolco

Charles-Edouard Jeanneret-Gris -mejor conocido como Le Corbusier- planteó en su libro Hacia una arquitectura en 1923, una disyuntiva: arquitectura o revolución, aparentemente como una forma de evitar la revuelta social. Sin embargo creemos que sin un análisis profundo de esta, la disyuntiva seguirá manteniendo a la arquitectura al margen de todo proceso revolucionario, porque tal como lo plantea el arquitecto suizo, parece que la configuración del espacio nada tiene que ver con el cambio de la organización social, económica o política que una comunidad determinada decide emprender, y con su supuesta neutralidad que debiera continuar reproduciéndose como se conoce. Es el caso por ejemplo del programa de vivienda del actual gobierno venezolano (GMVV) (imagen 1), o el caso de la […]

La estética del vacío

Rara vez ponemos en duda lo que vemos o lo que hacemos con ello, y eso es justamente el axioma del que parte la fetichización de la imagen o de lo que bien podemos llamar la estética del vacío.

estética del vacío

La imagen que se observa junto al texto, es la típica imagen que nos vende un bien inmueble. Una imagen generada por computadora de algo que aún no existe y que no está construido, pero que es capaz de mostrarnos las cualidades formales de lo que será el edificio. Desde luego, lo que cada persona ve en ella es independiente del código que se se pretende transmitir, porque si miramos con atención, lo importante no se encuentra en la apariencia del edificio -aunque supuestamente ese sea su objetivo- sino en la narración de vida que hay detrás de ella. El diseño arquitectónico se ha especializado tanto en la venta de ambientes, que ha hecho de estos verdaderas ficciones que hoy […]

La dimensión ética de la praxis arquitectónica

Al parecer, nuestro mundo tecnificado es incapaz de cuestionar una praxis arquitectónica en la que la vida no ocupa un lugar relevante. La dicotomía sujeto-objeto, base de la modernidad capitalista, impide que lxs arquitectxs seamos conscientes de la responsabilidad que tenemos sobre los objetos y estructuras que edificamos. En consecuencia, la ética deja de formar parte de una actividad que debería, antes que nada, conservar la vida.

ética de la praxis arquitectónica

Por praxis arquitectónica queremos referirnos no sólo el plano más pragmático del oficio, esto es, al proceso que se localiza entre la idea proyectual y el objeto construido, sino principalmente a la conjunción o intersección siempre presente entre la dimensión abstracta -el sentido y la significación de los objetos espaciales- y su materialización. Si bien la práctica de la actividad edilicia se encuentra dominada por esta última, pensamos que es importante incluir a las primeras como columna vertebral o eje articulador de esta praxis, ya que al soslayarlas ha sido posible exentarla de una crítica radical que pueda resignificarla dentro de una perspectiva mucho más humana. Durante todo el siglo XX, las obras arquitectónicas, en pequeña o gran escala, se […]

Parte III. Heterotopías y re-existencias espaciales

En esta última parte, pensamos hipotéticamente que las heterotopías pueden ofrecernos una ayuda importante en la comprensión de las estrategias utilizadas para hacerle frente al hecho capitalista. Basados en los ethos de la modernidad que construye Bolívar Echeverría, desarrollamos cuatro estrategias partir de las cuales el espacio puede ser significado para resistir y re-existir ante la imposición univoca del espacio moderno.

Heterotopía

¿Cómo explicar la forma en que los habitantes de las zonas urbanas periféricas resisten ante el embate del espacio capitalista/moderno? ¿Cómo explicar que a pesar de la “tiranía de la línea recta” las comunidades mantienen vivas sus producciones espaciales para re-inventarse día con día? Pensamos que el concepto de heterotopía que Michel Foucault trabajó en 1967, puede ser un buen punto de partida, ya que sienta las bases de un pensamiento político que hasta entonces estaba ausente en la forma y producción del espacio. Si bien no podemos negar que se trata de una categoría sumamente trabajada y explicada, nos parece que en el contexto de la decolonialidad espacial puede adquirir otros matices. Así que decidimos retomarla para proponer una […]

Parte II. El despojo de lo político en el objeto arquitectónico

Dos instancias serán las que separen la estética arquitectónica de su potencial político: la contemplación artística y el nacimiento de la Estética, las cuales serán parte de un proceso que nos hará percibir que la arquitectura se reduce a un objeto “contenedor” que delimita el espacio. Así, es posible hacerla pasar como una estructura inocua que es parte del mundo del arte y no, un dispositivo político de difusión ideológica.

El despojo de lo politico en lo arquitectónico

En la entrega pasada, argumentamos que la estética arquitectónica((Por estética arquitectónica nos referimos al conocimiento que se obtiene a partir de la experiencia sensitiva y afectiva del espacio y de los elementos que lo conforman. Se trata sobre todo de la forma más imediata, empírica si se quiere de concebir y realizar el espacio. Si bien el término adecuado sería aesthesis arquitectónica preferimos el uso de “estética” para mostrar la ambigüedad del término.)) modificó su estatuto sociopolítico para concentrarse en una fetichización objetual que vela su condición ideológica. Así, la colonialidad del poder, de ser y del saber, contará con un dispositivo fuerte de difusión sin que esta sea percibida dentro de los elementos que configuran el espacio. La arquitectura […]