Sobre artesanía intelectual

Recomendaciones de Charles Wright Mills para la investigación.

Charles Wright Mills
Charles Wright Mills

Charles Wright Mills, escribió un artículo titulado “sobre artesanía intelectual” al cual incluyó en su ya reconocida obra “La imaginación sociológica” de 1959. En su trabajo el autor pretende dejarnos un legado de experiencias como investigador en el campo de lo social, lejos de proporcionar “recetas” al estilo cuantitativo, lo que nos propone es un manual de interpretación abierta sobre como se debe pensar e investigar en ciencias sociales. El autor nos habla de artesanía precisamente por que no confía mucho en la preparación excesivamente academicista como una carretera hacia la imaginación que nos permita encontrar nuevos problemas y nuevas soluciones.

Las ideas en el campo de lo sociológico no bajan como las aguas por un torrente del cual el sociólogo tiene solo que acercarse y beber del manantial, muy por el contrario, la imaginación sociológica es una capacidad que debe ejercitarse. Para eso el mejor “personal trainner” parece sin duda la escritura constante por un lado, y por otro lado la lectura de textos, sin importar que sean o no pertinentes con nuestra tema de investigación, por que precisamente nuestro tema de investigación está en “todos lados” y es de donde menos esperamos que saldrán las ideas mas renovadoras. Sugiere el autor como una ayuda valiosísima, la preparación de un fichero de la relevancia del relevamiento de notas al pie, o comentarios sobre los libros que estamos leyendo de modo que siempre podamos tener fresca nuestra imaginación recordando la información que habíamos rescatado como trascendental para nuestra formación intelectual. En esta instancia es que nos aconseja algunas actitudes para mejorar nuestra imaginación sobre la problemática social:

  1. La reordenación periódica del fichero es una buena fuente de imaginación y de paso refresca nuestra memoria con las cuestiones que estábamos trabajando de modo que nos permite actualizarlas y renovarlas con nuevos comentarios.
  2. Jugar con las palabras es muy productivo ya que nos permite ampliar el sentido de las mismas y nos da la práctica de descomponer un enunciado en dos o tres partes.
  3. Una vez que dominemos este paso nos será más fácil establecer tipos y topologías. El autor pone especial énfasis en las clasificación transversal, en ellos entran cuadros, diagramas, etc.
  4. Luego sugiere, como un paso mas adelante, la elaboración de “tipos polares” es decir estudiar los extremos de la situación social.
  5. Una buena herramienta es la de “invertir deliberadamente las proporciones” esta forma de presentar la realidad, la simplifica.
  6. Otra buena ayuda es la de establecer comparaciones históricas para lo cual sin duda necesitará el sociólogo estar munido de un saber sobre historia universal para comprender acabadamente la realidad.
  7. Por último es útil ser buen editor y compaginador para darle orden al contenido de nuestro trabajo.

Finalmente, es importante recordar que las mejores ideas sobre escritura están en la percepción del autor, su toque de originalidad tan suyo como la obra de arte de un pintor esta precisamente en seguir su intuición y creatividad para aprovechar cada palabra, cada frase y cada párrafo para su obra.

mm

Lic. en Ciencia Politica por la Universidad Nacional de La Rioja (UNLaR), Argentina.

Investigador de la Universidad Nacional de Cordoba (UNC), Argentina.

¿Qué te ha parecido?

[0 votos - Media: 0]