Reivindicando las Ciencias Sociales entre sus profesionistas

En las Ciencias Sociales no se intenta explicar leyes de comportamiento social, sino entender y explicar la construcción de las relaciones sociales a partir de diferentes teorías que intentan conocer y entender (en el sentido weberiano del concepto ‘verstehen’) el qué y el por qué.

Las Ciencias Sociales siempre se han visto en la necesidad de legitimar su conocimiento científico ante las llamadas Ciencias duras, sin embargo, aun dentro de las aulas, las y los estudiantes de ciencias tales como Sociología. Comunicación, Relaciones Internacionales, Antropología y Ciencia Política, tienen un desprecio y en cierto sentido reducción de elementos teórico-prácticos y habilidades que dentro de sus diferentes carreras aprenden.

Marcha por la Ciencia
Fuente: (CONACYT, 22 de abril de 2017)

Es por ello, que en esta ocasión se analizan cinco prácticas que se dan en el ámbito académico y laboral que resultan peyorativos para todos aquellos que se dedican a las Ciencias Sociales.

  1. Su “método científico” es de dudosa procedencia: Ya Thomas Kuhn en su libro “La estructura de las revoluciones científicas” mencionaba que la ciencia es en sí una nueva forma de entender y explicar el conjunto de relaciones que existen en el mundo natural y social, cuya función principal fue desplazar el método que profesaba la Iglesia. No obstante, explicaba que el método científico era una forma de concebir la veracidad del conocimiento generado y que éste se había establecido a partir de las ciencias duras, elemento que por mucho tiempo influyó en las Ciencias Sociales que intentaron volverse “duras”… No pudieron. Y no pudieron porque su función estaba deliberada en otro ámbito de acción; no era el mundo físico-natural, sino el social. Ese mundo que está cambiando constantemente y que no tiene una fórmula para resolver los grandes problemas de la humanidad. En las Ciencias Sociales no se intenta explicar leyes de comportamiento social, sino entender y explicar la construcción de las relaciones sociales a partir de diferentes teorías que intentan conocer y entender (en el sentido weberiano del concepto ‘verstehen’) el qué y el por qué.
  2. ¿En serio no lo sabías? Pero si es cultura general…: Esta frase es pregonada por estudiantes de las ciencias sociales que, en afán de volver peyorativo la falta de conocimiento de elementos históricos de otros estudiantes, realmente menosprecian gran parte de su formación profesional. No es cultura general, porque si así lo fuera se obviaría la ausencia de su conocimiento; por ello es que se presenta dentro de las diferentes materias en las Ciencias Sociales, ya que el contar con elementos históricos ayudan a explicar el proceso por el cual se presenta un contexto social, político, económico y cultural determinado. Ya bien es conocida la frase “quien no conoce la historia está condenado a repetirla” y es por ello que una de las funciones de las Ciencias Sociales es recuperar lo guardado para explicar el aquí y ahora a través de la denuncia y análisis.
  3. Pero ustedes no hacen experimentos: Se tiene la falsa idea que para generar conocimiento necesariamente se tiene que tener bata blanca y estar en un laboratorio mezclando sustancias… Realmente el laboratorio de las Ciencias Sociales es la vida social donde los eventos políticos, económicos y culturales se presentan. Abstraerlos y en su caso teorizarlos para explicar su condición, funcionamiento, beneficios y consecuencias, se vuelve la tarea de los científicos sociales, cuyas herramientas de trabajo no son embudos o pipetas, sino que son grabadoras, estadísticas, antecedentes históricos, cuestionarios, entrevistas, biografías, leyes y todo aquél elemento que coadyuve a obtener información para el análisis.
  4. Pero, cualquiera pueda hacer una encuesta/entrevista, ¿no?: Reducir en primera instancia las Ciencias Sociales a la realización de encuestas y entrevistas es parte consecuente de la falta de valorización de dichas ciencias en el mercado laboral. En segundo lugar, ver las encuestas y entrevistas como las únicas herramientas de las Ciencias Sociales también es consecuencia de falta de información sobre técnicas para la recolección de información y en este sentido, la construcción de una herramienta de esta naturaleza no es cualquier cosa, ya que responde a los criterios de la investigación que se realiza, el contexto de los individuos y en su caso, el comportamiento de la gente para otorgar la información.
  5. Eres un “chairo”: Esta es quizá el adjetivo más utilizado entre los estudiantes par denotar a una persona que siempre está en contra de lo que se realiza y no aporta alternativas. Lo más difícil de este adjetivo es que se ha “popularizado” que con él se designa a cualquier persona a quien se quiere calificar de agresivo, sin fundamentos, en contra del progreso, que no aporta propuestas y que en su caso no debe tomarse en cuenta en los debates o acciones. Lo cierto es que, como en todo, las descalificaciones hacia la persona más allá de los argumentos que otorga, es una práctica que se realiza tanto desde la derecha como de la izquierda.

Lo más difícil es que bajo esta práctica se pretende evitar la llamada a (re)pensar en un modo de vida diferente, cuyas bases están sentadas en diferentes culturas más allá de Occidente. Creer que este modo de vida es algo “innato de la humanidad” es justamente cerrar las puertas a la diversidad y mientras eso pase, los denominados “chairos” estarán denunciando las acciones realizadas en pro de la “modernidad” y refutando los argumentos de aquellos que intentan perpetuar este statu quo.

Es por todo esto que, la necesidad de revalorizar y poner en su lugar a las Ciencias Sociales debe hacerse bajo la premisa de entender, comprender y proponer horizontes que nos alienten a caminar en este mundo aparentemente desilusionado y acabado… ¡No es así!

  • Anteriores posts
Autor
Estudiante en Ingeniero Agrónomo Especialista en Sociología Rural en la Universidad Autónoma Chapingo (UACh). Estudiante en Ciencias de la Comunicación en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Perfil en Redalyc

Perfil en Scribd