Provocaciones de la cultura digital: La Educación Artística como escape de la didáctica hegemónica.

Imagen-Arte-Cultura

Este texto propone la reflexión de algunos temas con una mirada antropológica teñida de experiencias artísticas y con enfoque multidisciplinar. La vivencia antropológica trasciende el espacio colectivo y se transforma aquí en una forma personal de incluir y analizar situaciones concretas y conceptos que resultan de esa propia experimentación. Comparto en este texto la sistematización de los resultados de algunas experiencias colaborativas entre arte y antropología, donde ambas disciplinas se complementan con el fin de revelar una nueva construcción fenomenológica.

Para aquel lector desprevenido es preciso especificar en estas páginas, que la antropología pretende acceder al conocimiento de una realidad social, para luego compartirla y aprovecharla dentro y fuera del ámbito académico. La antropología se asimila estratégicamente al arte en un intento por comprender e interpretar fenómenos, situaciones y procesos que observa y describe (Moya, 2008).

En este momento del devenir histórico de la humanidad, es necesario orientar los conceptos que se busca integrar a las tramas socioculturales en las que vivimos miradas más interdisciplinares. De esta forma, probablemente, será posible alinear y articular representaciones más plurales con una perspectiva menos hegemónica, más diversa y múltiple.

Al mismo tiempo que los acontecimientos están ocurriendo, los investigadores y docentes desarrollamos nuestras investigaciones y proyectos, esa situación nos coloca en la condición de hackers1Existen diferentes definiciones sobre este concepto, para este caso se considera hacker aquella persona que intenta que la tecnología funcione para cuestiones distintas a lo que estaba preparada para hacer,  eso tiene que ver con la curiosidad de los individuos y con la necesidad de llegar más lejos con esos instrumentos. De ninguna manera tiene aquí una connotación peyorativa ni descalificadora., por lo que probablemente seremos considerados referentes de esta época como monitores de las nuevas vías de escape en la trama de la cultura dominante contemporánea. Con esta finalidad, en este ensayo, se expone un enfoque filo-epistemológico que representa conceptualmente el mestizaje de conceptos desarrollados en cursos de Educación a Distancia (EAD) en los que he participado primero en calidad de estudiante y más tarde como docente.

El campo de acción creado entre el Arte y la Antropología permite re-construir un ejemplo basado en la creatividad y de esta forma recorrer el campo de la Epistemología de la Educación Transdisciplinar (Galeffi, 2001) y aplicar conceptualizaciones científicas, que hacen de la imagen una herramienta aplicable en investigaciones de ciencias humanas y también en Educación Artística como metodología de investigación. En este trabajo comparto las bases teóricas aplicadas para promover la creatividad en los usuarios de esta modalidad educativa utilizando la fotografía, el cine, el vídeo como herramientas metodológicas de interpretación de datos.

Miradas y variables visuales

Ante el fenómeno de desestructuración y desconstrucción de las teorías que ocurre en estos tiempos, este aporte busca promover la circulación de bienes culturales dejando fluir este tipo de conocimiento rumbo a otra versión del producto estético-científico. Las relaciones entre el conocimiento y la estética deben considerarse a distintos niveles simultáneos de análisis y pensar las imágenes visuales como posibles herramientas de investigación, modos de representación y medios de comunicación. Elisenda Ardévol (2011) propone que es preciso tener en cuenta que la imagen es un objeto teórico de estudio desde la Antropología y a la vez producto de la actividad Antropológica, por esta y otras razones, no sólo estudiamos imágenes del mundo, sino que las producimos y esta situación deriva en que la investigación también sea un proceso cultural.

Para ello, y confirmando lo expuesto, necesitamos re-aprender a mirar el universo que aparece ante nosotros. Es preciso observar, contextualizar, desconstruir la mirada y preguntarnos sobre los diferentes contextos donde se producen imágenes que incluyen informaciones subjetivas de las distintas representaciones simbólicas de los seres humanos. De esta forma cada individuo tendrá que generar su momento creativo en cada asunto que mira, observa mientras al mismo tiempo piensa, siente, sufre, goza y compite.

Considerar las prácticas, discursos, representaciones e imaginarios que contienen las imágenes obliga a observar y redefinir las formas para aplicar conceptos en la producción y creación de una didáctica basada en la Educación Artística.

La representación audiovisual permite analizar aspectos de la comunicación humana, significados y sentidos; es en este punto donde se funden Arte y Antropología y es aquí precisamente donde he pasado muchas noches entre imágenes, lecturas y conversas desveladas.

El proceso creativo es complejo y casi siempre se convierte en una aventura donde las incertidumbres ocupan la centralidad de la acción. Es un recorrido de aprendizaje permanente donde las dudas nos obligan a elegir imágenes y/o conceptos que se procesan en cambio constantemente. En este campo de tensiones, desarrollar la Educación a Distancia nos pone frente al compromiso de promover el aprendizaje colaborativo y avanzar en los procesos comunicacionales de la enseñanza. Compartir la experiencia estética y abrir campos de acción que permitan vivir nuevos caminos de experimentación para la comprensión no fragmentada de la rutina, nos aleja de la visión dicotomizada de la razón positivista, que mantuvo presa a la educación formal durante muchos años. Esta transgresión es implementada a través de la EAD, y es trabajando allí a partir de algunas propuestas de las investigadoras argentinas Carmen Guarini y Marina G. de Angelis (2014) que entramos en conexión con procesos históricos que nos llevaron a pensar a la imagen como fuente de conocimientospara colaborar con la creación de un campo concreto y visible de experimentación:

La antropología visual construyó una nueva forma de comprender y de utilizar las imágenes, explorando tanto desde el terreno de lo cinematográfico como dialogando con el campo del arte y otras disciplinas (Guarini y de Angelis, 2014, p. 8).

Mi experiencia en la reconstrucción de un pasado común entre estas dos áreas comenzó en otros tiempos2En la Facultad de Artes en el Instituto Escuela Nacional de Bellas Artes (IENBA) de la Universidad de la República (Udelar) en Uruguay. cuando conseguí definir un campo experimental en el cine antropológico como creación de una nueva realidad.

Al entrar en el universo de la creación artística navegamos dentro de un campo de receptividad privilegiado para la imaginación. Al analizar imágenes en movimiento advertimos que recrean situaciones muchas veces cercanas a la realidad personal de cada creador y que las vivencias personales de la infancia de cada individuo fundamentan los procesos creativos; fue de esta forma que reconocimos la importancia de la imaginación en esta fase. Cuando vinculamos proyectos con alumnos de escuelas rurales de Primaria recurriendo a la imaginación infantil -en un encuentro casi casual- encontramos mayor receptividad y expresión en el proceso creativo del campo artístico.

Luego llegaron otros cuestionamientos y articulaciones; el mapa no es el territorio, decía Gregory Bateson; el hecho no es la imagen cinematográfica; la vida social no se reduce a su plano audiovisual. A partir de estos conceptos observamos el complejo rizoma de la creación artística asociada a la educación. El Arte transforma las características de la mediación cinematográfica, y sobre todo, el modo de representación y las formas de captar las imágenes. Cuando me di cuenta de las dificultades que representaba estar y no estar al mismo tiempo en dos disciplinas -Arte y Antropología-, sintiendo como el pecho se apretaba por la necesidad de encontrar definiciones, recordé cómo Eduardo David de Oliveira (2007) se zambulle en el universo lúdico de su infancia, conjuga la realidad con la fantasía y se muestra estudiando y jugando con algunos términos que atraviesan toda su obra, para este autor la magia es parte del encantamiento en esa etapa de la vida.  Estas reflexiones dieron forma a las siguientes etapas de los procesos creativos aplicando una didáctica filosófica mínima (Galeffi, 2014) y abriendo posibilidades mucho más libres y libertadoras de trabajar con la Educación Artística.

Cómo se fusiona el conocimiento

Con la perspectiva de organizar algunos conceptos analíticos que me preceden, y articular este tema en las áreas de Antropología y Arte, asumí la responsabilidad de repensar algunos problemas en relación al tratamiento de las imágenes en estas disciplinas por las que transito desde hace unos años.

Mi condición híbrida y mestiza, con formación en Antropología y Arte, me permite aportar experiencias con una mirada inter – transdisciplinar. Por lo tanto, en la situación intelectual y académica en la que estoy actualmente y siendo parte de dos universos cercanos entre sí, pero controvertidos desde siempre, me concedo la libertad de anotar algunas reflexiones propias y apropiadas (Galeffi, 2014), también personales y colectivas.

Para aprehender los conceptos aplicados en estos tiempos de internacionalización de las ideas y transformaciones culturales, necesité orientarme en la búsqueda de procesos de re-localización de las experiencias multidisciplinarias. Los vínculos entre Arte y Ciencia están siendo re-dimensionados en virtud de las comunicaciones y en referencia a la pérdida de un territorio exclusivo de acción y reflexión de las disciplinas de manera única, cuasi positivista.  Los clásicos son referentes  para cualquiera que tenga interés en comprender estas nuevas propuestas, pero no para justificar ni legitimar las prácticas, ni la finalidad de las posiciones epistemológicas más actuales. La búsqueda de un producto aceptado, correcto, adecuado y profesional para aplicar como metodología de la enseñanza artística en la EAD es admisible siempre y cuando se aplique como resultado de relaciones de cooperación dentro y fuera del aula. Entender el trabajo colaborativo significa justamente eso, realizar un trabajo grupal donde la ética de las personas se pone en juego y se manifiesta una estética de la solidaridad en cada acción que se proyecta ‘colaborativamente’.

Para centrar la propuesta teórica metodológica de este capítulo, puedo agregar que todas las decisiones que se tomen en relación a los resultados finales de un producto didáctico que involucre el recurso creativo, tendrán necesariamente que partir de la experiencia de la propia investigación que se plantee para cada caso. Los mejores materiales surgen de la experiencia, sea esta individual o colectiva; cada uno se construye en el campo desde sus propios aprendizajes, vivencias y saberes. Los recorridos personales y metodológicos que nos conducen a recurrir a nuevas prácticas, en Arte o en Antropología, tienen como punto de partida el hecho de que no se satisfacen con herramientas conceptuales utilizadas habitualmente en una u otra área por separado (Ghasarian, 2008).

Es justamente en esta era definida casi que exclusivamente por los avances tecnológicos referidos a la información, que podremos desenvolver una ética que se corresponde con la difusión del conocimiento y promover el análisis cognitivo desde una perspectiva teórico – metodológica multi-referencial y polilógica.

El pensamiento y las obras de los creadores y autores que son mis referentes han moldeado mi sensibilidad para convertirme en alguien que busca encontrarse con el momento -aunque sea desdibujado- donde la creatividad me permita construir nuevos espacios de aprendizaje, investigación y/o procesos donde el conocimiento se manifieste tanto en un hecho científico como artístico.

Quisiera convencer y convencerme, a pesar de las contradicciones que pueda tener este texto, de la necesidad de incorporar la imagen en todo trabajo interdisciplinar. Para ello deberemos convenir que el Arte es una representación de fuerzas y significaciones que pretenden un sentido como lo ha hecho la Ciencia desde siempre. La participación de la cámara en la acción llevó a Jean Rouch a formular el concepto de Antropología Compartida, a partir de esa experiencia incorporó la técnica cinematográfica a su metodología y a la reflexión teórica. Aprender de otras prácticas y hacer Arte con esos aprendizajes nos permitirá confundir nuestras certezas, proceso deseable para conseguir un nuevo producto. El modo en que decidimos enfrentar esa incertidumbre cambiará y nuestras acciones tendrá otras consecuencias.

La creación no es un privilegio de pocos, tampoco una ‘cosa’ cuantificable que pueda ser medida y definida por una razón controladora. El acto creador impregna el mundo de la vida en todas sus direcciones y sentidos. La naturaleza cósmica es creativa y es creada continuamente en la medida que los sistemas inteligentes se transforman en permanente movimiento transformativo. En la sociedad, la creatividad separa a la especie humana del mundo natural, introduciendo un dispositivo para el mantenimiento, la gestión y la creación de la vida colectiva (Galeffi, 2014).

Para definir, incrementar y apropiarse de esta metodología de trabajo se requiere de una actividad constante y crítica; concretar un producto estéticamente acordado en colectivo como parte de la construcción de conocimientos. A partir del momento en que se ponen en juego las necesidades e intereses de todos los que participamos en la creación, el proceso se vuelve dialógico y por consiguiente es compartido y colectivizado entre los creadores, la estética colectiva debería ser necesariamente una opción educativa asociada a los intereses de lo común y el procomún.

Entrenamientos

En cada uno de los proyectos desarrollados utilizando esta metodología la cuestión más comprometedora y compleja fue siempre la de combinar la teoría con la práctica. Los estudiantes y/o docentes en el transcurso de la educación formal, la mayoría de ellos, no habían sido capacitados especialmente para desarrollar el pensamiento creativo. Aun hoy no todos los centros de educación, ni todos los docentes promueven ese tipo de actividades, en esta realidad conviven varios modelos didácticos aplicados a la educación institucional que repite el modelo hegemónico dominante.

Si esta propuesta pretende fomentar un proyecto de enseñanza anti hegemónica, no es posible dejar de lado los intereses y lenguaje de aquellos que están en condiciones de desigualdad ante las oportunidades de aprendizajes y que sistemáticamente quedan fuera de los programas o proyectos de innovación educativa, como son las minorías étnicas, las comunidades de campesinos y trabajadores rurales, entre otros grupos.

La Educación Artística aplicada a través de la EAD contribuye en la definición de ideas e implementación de actividades artísticas que les permiten a los alumnos -sean educadores en el futuro o no- crear sus propios proyectos educativos. Generalmente este tipo de producción tienen relación con asuntos ligados a la realidad social que los rodea; incrementando el pensamiento crítico y creativo de los destinatarios de esos proyectos y del propio docente que lo aplica. El objetivo de esta metodología es el facilitar la resolución de problemas, suministrando la mayor cantidad de opciones como si fuera una paleta de colores que se pueden escoger, combinar, diluir, etc.

En Uruguay, Argentina, Chile y Brasil3Los tres países donde he realizado este tipo de experiencias, la mayoría de los educadores una vez que terminan su formación académica curricular llegan a las aulas para ejercer su profesión sin ningún tipo de práctica que les permita por lo menos cuestionarse sobre los beneficios de la aplicación de estas prácticas. Cuando se sugiere a los profesores, maestros o educadores que desarrollen formas de sensibilización, apreciación, valoración y disfrute en los estudiantes, apenas queda la premisa en el orden de lo discursivo. Estos profesionales de la educación no siempre consiguen considerar que las modalidades de implementación de la Educación Artística requieren de planteos formales y desarrollo teórico en el campo pedagógico didáctico.

En los ámbitos de aula multigrado en la educación primaria en el medio rural, el escenario se vuelve cada vez más complejo por las dificultades que genera el aislamiento geográfico y la ausencia de acceso a los bienes culturales en ese medio. En el entendido que la Educación Artística relaciona diferentes disciplinas, promueve el pensamiento creativo y buscar soluciones para mejorar la calidad de la educación, precisamos definir y discutir sobre las herramientas que tiene un maestro (o profesor que dicta la Educación Artística como disciplina curricular) para acceder a una formación específica en este sentido.

Analizando los obstáculos que impiden (a veces de manera radical) que un docente pueda acceder a cursos de capacitación para mejorar sus prácticas pedagógico-didácticas, y a partir de la experiencia personal en ese medio, trabajando en la implementación del Plan Ceibal4El Plan Ceibal es un proyecto socio educativo de Uruguay creado por decreto da presidencia el 18 de abril de 2007, con el fin realizar evaluaciones y acciones necesarias para entregar una laptop para cada niño en edad escolar y a cada maestro en la escuela pública. También con la finalidad de formar a los maestros en el uso de esta herramienta, y promover el desarrollo de propuestas educativas. El acrónimo Ceibal significa ‘Conectividad Educativa de Informática Básica para Aprendizaje en Línea’. El plan fue inspirado por el proyecto One Laptop per Child presentado por Nicholas Negroponte, en el Fórum Económico Mundial de 2005. en Uruguay (desde 2007) en el área de contenidos artístico y ciencias sociales; desarrollamos proyectos que promueven la apropiación tecnológica y desarrollan conceptos sobre el mundo del arte y sus implicancias educativas.

En los territorios rurales el acceso a las tecnologías de la información y la comunicación no es ilimitado, las inclemencias de la naturaleza pueden arruinar todos los esfuerzos de continuar con la formación académica…Un arroyo crecido es un océano de dificultades. Los que definen las políticas educativas deberían partir de estas premisas para favorecer las carencias estructurales de los alumnos y así implementar proyectos que contemplen varias modalidades de aplicación y promover actividades centrífugas que permitan escapar de los cuadros tradicionales de progresión y capacitación.

Entrenamiento en la escuela rural

Al trabajar con los alumnos dando sentido a su propia mirada, utilizando imágenes de personajes comunes de su entorno vital, puso en evidencia distintas formas de interpretación de las imágenes utilizadas en ese ejercicio de sensibilización. Las personas toman fotografías de aquello que ven en su cotidiano y comparten muchas veces sin cuestionarse lo que aparece antes sus ojos. Sin pretensión de ofrecer una receta única, cerrada y obligatoria se sugiere pensar en el arte como una construcción simbólica llena de significados y preparada para comunicar.

Sistematizar este tipo de conocimiento y avanzar en la apropiación de esta metodología desarrolla aptitudes que les permite a los alumnos y profesores analizar las representaciones y los objetos que se ven, pensar sobre lo que ellos significan y definir los aspectos subjetivos, lo que se siente y lo que promueve esa observación.  Una vez superado este paso conviene desarrollar la reflexión teórica sobre los contenidos, las expresiones, los conceptos, prejuicio y comentarios que provoca el análisis de la cultura visual como una materia o disciplina integral de la educación.  Al avanzar en el terreno de la Educación Artística y aplicar los resultados de estas deliberaciones en ejercicios creados colectivamente, se obtiene un conocimiento específico que pertenece al procomún. Esta categoría metodológica implica la inmersión en una experiencia de que incluye cuestiones de percepción e interpretaciones subjetivas sin descartar la inclusión de una perspectiva científica y puede ser mejorada de acuerdo al conocimiento, la formación y la experiencia de cada individuo.

Mientras trabajamos en ese universo social, la mayoría de los avances en materia de Educación Artística fueron realizados por las propias Maestras de aula, con la colaboración de un equipo de Maestras Dinamizadoras de la Inspección Departamental5En Uruguay, Maestras y Maestros Dinamizadores son cargos designados a nivel del cuerpo de inspectores departamental de la Enseñanza Primaria y actúan como consultores externos para grupos de escuelas tanto rurales, como urbanas. Su trabajo se concentra en las escuelas que no cuentan con Maestros de apoyo Ceibal, impartiendo cursos o facilitando actividades que reúnan a profesores de varias escuelas como, por ejemplo, en Ferias de Tecnología Ceibal o en reuniones periódicas de varias escuelas. de Enseñanza Primaria y un grupo de estudiantes y docentes de la Universidad de la República (Udelar). La creatividad, el sentido lúdico de los trabajos, el empeño por aprender y la aplicación de temas de desarrollo local en los contenidos, fue sostenida por los lazos de afectividad, colaboración, trabajo en equipo y horizontalidad que se generaron durante el tiempo que duró la intervención en esas comunidades rurales. Los productos generados como resultado de los proyectos, donde fue posible aplicar este modelo, generaron discusiones sobre asuntos que se manifestaban dentro de las salas de aula y luego recorrieron los hogares y los espacios comunes de las comunidades dentro y fuera de la escuela. Las percepciones comunitarias fueron cuestionadas en esta gestión centrífuga del conocimiento, transformando la cultura hegemónica desde una perspectiva de arte socialmente aceptado desde el lugar donde surge esa transformación.

Transformaciones en la cultura hegemónica

Teniendo en cuenta estos planteos, Efland (2003) sostiene que, la filmografía, la TV, video juegos, los cómics, los medios tradicionales artísticos, la publicidad, Internet y las TIC tienen la clave visual para asociar el conocimiento a la cultura global. La cultura visual no debe entenderse como una nueva disciplina, sino un campo de estudio, ella reconstruye la vida cotidiana en un entorno artístico utilizando los medios de comunicación actuales y relaciona a las personas con la cultura desde otro horizonte cognitivo.

La expresión cultura visual describe una diversidad de prácticas e interpretaciones críticas en torno a relaciones entre las personas y las prácticas culturales y sociales. La mirada, refiere y orienta a la reflexión alrededor de las maneras de ver y visualizar representaciones culturales. Las formas subjetivas e intersubjetivas de mirar al mundo –incluyendo el propio- forman parte de este ejercicio intelectual que puede ser aplicado en la educación formal.

La relevancia de la visión y la visualización, aporta a la hora de crear opinión la inferencia de conocimiento adquirido. A partir del impulso de la Educación Artística en los centros de enseñanza, las consecuencias relacionadas con el aprendizaje en términos generales tienen una fluctuación más compleja, pero al mismo tiempo más creativa y supera –muchas veces- hasta los productos ofrecidos por ella misma. Este caso trata de analizar la situación desde una mirada alfabetizadora y crítica para  interpretar, evaluar y crear desde una plataforma de análisis  integradora.

La educación debería ser una experiencia apasionante y aprovechar de las prácticas artísticas para modificar algunos fundamentos. Para ello se requiere una apropiación de otros saberes y otras maneras de exploración e interpretación de realidades alternativas a las actuales disciplinas escolares.

Para que un proyecto de Enseñanza Artística tenga relevancia y sea tenido en cuenta, necesitamos comprender una nueva narrativa que dialogue con las situaciones cambiantes que afectan tanto a los sujetos pedagógicos como a las relaciones sociales, las representaciones culturales y los conocimientos. La satisfacción que la cultura visual produce, puede ser un aspecto utilizado para la indagación sobre el papel que juega en la construcción de las subjetividades.

Es probable que si producimos narrativas visuales alternativas, como estrategia para dialogar y responder a las manifestaciones de la cultura visual; podamos explorar la construcción de miradas y sentidos sobre quien mira y la realidad que es mirada.

Perspectivas

Esta propuesta interdisciplinar intentó discutir los avances y resultados de la experiencia estética relacionada con nuevos tipos de enseñanza basada en la cultura digital, como pretexto para escapar de la didáctica hegemónica.

Las experiencias compartidas en esta praxis socioestética abarcan varias dimensiones

Experimentar el arte supone expresarse, conectarse con la sensibilidad y la racionalidad de uno mismo y del otro , sumergirse en un universo infinito de significados que varían, de sujeto en sujeto y de contexto cultural en contexto cultural… además de involucrar tal cantidad de planos y sentidos que el proceso materializa un ideal de eficacia cuasi mágica. (Moya, 2008, p. 16).

Las crisis económicas globales de los últimos diez años han definido transformaciones fundamentales marcadas por políticas hegemónicas y hegemonizantes que dieron lugar al surgimiento de adaptaciones culturales a nuevos escenarios. En muchos casos esos quiebres institucionales y sociales dieron lugar a una regeneración del pensamiento en pro del bien común. Desde diversos espacios socio culturales se recuperaron formas de organización colectiva y es precisamente en esos espacios solidarios donde surgen los cuestionamientos que podrán crear las bases de una transformación educativa que incluya otros modos de ‘mirar’ la nueva realidad que surge después de las crisis.

Es desde este punto donde podemos cuestionar el rol de la Educación Artística en este proceso de transformaciones. Acompañar a la educación desde una práctica que genere y promueva valores referidos al bien común que es de hecho un acto de educación contra hegemónico. Justamente un tipo de propuesta que permite recrear los valores de solidaridad y colaboración en los procesos de enseñanza aprendizaje. Esto implica proyectar en los espacios educativos prácticas artísticas surgidas en colectivo como recuperación del valor simbólico de los bienes culturales y artísticos de las comunidades.

La antropología en este caso colaboró en el abordaje a un universo específico -el de la aplicación de la Educación Artística en cursos de EAD- observando sus lógicas, carencias y símbolos constitutivo de realidades y problemáticas contemporáneas.

El arte le dio sentido a la propuesta por acercar temas que permiten sensibilizar para comprender que -el arte- más que un talento, es un proceso de sensibilización, una  estrategia para la educación en todas las áreas. Es una herramienta de aprendizaje que promueve la creación y la innovación. Estimula las capacidades intelectuales y es una forma de comunicación que provoca cambios.

 

Bibliografía

Alves, P. C. (2010). Cultura, múltiplas leituras. Salvador: Edufba.

Ardévol Piera, E. (2011). La búsqueda de una mirada. Barcelona: OUC. E.book.

Asch, T. (1975). Using Film in Teaching Anthropology: One Pedagogical Approach, Principles of Visual Anthropology. The Hague: Mouton.

Barbosa A. y Da Cunha, M. (2006). Antropologia e Imagem. Rio de Janeiro: Jorge Zahar.

Bourriaud, N. (2006). Estética relacional. Buenos Aires: Adriana Hidalgo editora.

Broquetas, M. Bruno, M; Von Sanden, C. & Wschebor, I. (2013). Fotografía en Uruguay. Historia y usos sociales 1840-1930. Montevideo: CdF/IMM.

Calmels, D. (2013). Fugas. El fin del cuerpo en los comienzos del milenio. Buenos Aires: Biblos.

Cisneros López, M. (2014). Mariposas y caballos. Encuentro de la Educación Artística y el uso de las TIC en escuelas rurales. In: Memorias del Congreso Ibero-americano de Ciencia, Tecnología, Innovación y Educación, organizado por la Organización de los Estados Iberoamericanos (OEI), Metas 2021. http://www.oei.es/congreso2014/contenedor.php?ref=memorias

Efland, A.; Freedman, K. y Stuhr, P. (2003). La educación en el arte posmoderno. Buenos Aires: Planeta.

Fröes, T. (2011). Epistemologia, construção e difusão do conhecimento. Perspectivas em ação.Salvador: Eduneb.

Galeffi, D. (2001). O ser-sendo da Filosofia. Uma compreensão poemático-pedagógica para fazer-aprender Filosofia. Salvador: Edufba.

______. (2014) Criação e devir em formação. Mais-vida na educação. Salvador: Edufba.

Ghasarian, C., et al. (2008). De la Etnografía a la Antropología Reflexiva. Nuevos campos, nuevas prácticas, nuevas apuestas. Buenos Aires: Del Sol.

Gómes Pereira, M. (2011) Antropologia Hiperdialética. San Pablo: Contexto.

Moya, M. (2008) Miradas Profundas. Registros de una experiencia socioestética. Buenos Aires: Antropofagia.

Piault, M. (2002). Antropología y cine. Madrid: Cátedra.

Rollwagen, J. R. (2005). Anthropological Filmmaking. Anthropological perspectives on the production of film and video for general public audience. Nueva York: Jack R. Rollwagen.

Souza, E. (2012). Corpos voláteis, corpos perfeitos. Estudos sobre estéticas, pedagogias e políticas do pós-humano. Salvador: Edufba.

Sullivan, G. (1999). Margaret Mead, Gregory Bateson and Highland Bali. Fieldwork Photographs of Bayung Gedé 1936-1939. Chicago: University.

Varela, F.; Thompson, E.; Rosch, E. (2003). A Mente Incorporada: Ciências Cognitivas e Experiência Humana. Porto Alegre: Artmed.

Anexos

Los títulos y links aquí presentados fueron utilizados en ocasiones diversas en aulas a distancia para promover el uso de las herramientas técnicas en artes visuales. Todos están disponibles en internet; en la Cinemateca uruguaya, en Montevideo-Uruguay; en repositorios de la Universidad Nacional de Arte en Buenos Aires Argentina y en la Cinemateca de San Pablo, Brasil.

Filmografía de R. Flaherty:

1925 – The twenty-four-dollar Island

1926 – The pottery maker or story of a potter

1933 – Industrial Britain: The English potter: the glassmakers of England

1941 – The land

1943 – What happened to sugar?

1949 – Guernica (sin terminar)

1950 – The titan: story of Michelangelo

Largos:

1921 – Nanook el esquimal

1925 – Moana

1928 – Sombras blancas en los mares del Sur

1929 – Acoma, the sky city (sin terminar)

1931 – Tabú (codirector)

1934 – Hombres de Aran.

1937 – Sabú (codirector)

1943 – It’s all true (colaboración)

1948 – Louisiana story

M. Mead, G. Bateson:

Trance and dance in Bali – https://www.youtube.com/watch?v=5jiulSaCP7U

1939 – Childhood Rivalry in Bali, New Guinea – http://www.youtube.com/watch?v=4NqQ6KL-aUY

1990 – Coming of Age. – http://www.youtube.com/watch?v=K2FhWyulpb8

J. Preloran:

Huellas y memoria de Jorge Prelorán

Documental de Fermin Rivera – http://www.youtube.com/watch?v=7XGwzIk66Jk

2009 – Entrevista a Jorge Prelorán por Roberto Espinosa – http://www.youtube.com/watch?v=k8FIXd6YEW8

Geografía Humana, un documental sobre J. Prelorán – http://www.youtube.com/watch?v=Tl3Y5npISSk

2007 – Trapiches caseros,

Human Studies, Film Archives, Smithsonian Institute – https://www.youtube.com/watch?v=LSo6P9yoD90

2007 – La Iglesia de Yavi.

Human Studies, Film Archives, Smithsonian Institute – http://www.youtube.com/watch?v=OOJtWV8-RJc

1999 – Jorge Prelorán. Entre El cine y La Antropología

De Carlos Massota y Paulo Campano – https://www.youtube.com/watch?v=EV5NWGJueIM

1977 – Los Onas, vida y muerte en Tierra del Fuego – https://www.youtube.com/watch?v=I0DCWESVAHo

Feria de Simoca s/d – https://www.youtube.com/watch?v=lqqLM_KuS40

Castelao – http://www.youtube.com/watch?v=EjMW1-hdUhI

Damasio Caitruz- https://www.youtube.com/watch?v=ksQMAvxlX6s

1971 – Sucedió en Hualfin – http://www.youtube.com/watch?v=snB3kB5rldE

1969 – Araucanos de Ruca Choroy – https://www.youtube.com/watch?v=ur3wcC45M0U

1968 – Iruya – https://www.youtube.com/watch?v=GcobTL9aOI8

1967 – Hermógenes Cayo – https://www.youtube.com/watch?v=pXbxAft_q7M

J. Rouch:

Chronique d’un été, 1961https://www.youtube.com/watch?v=R-4fpHxbYYg

D. Vertov:

El hombre de la cámara 1929 – https://www.youtube.com/watch?v=lLZNeAMNb9s

Supuestos teóricos sobre el CINE OJO – http://www.youtube.com/watch?v=8HLti-r-3vw

A. C. Haddon, Cambridge University:

1895, Cronofotografía. Félix Regnault – http://www.youtube.com/watch?v=8HLti-r-3vw

 

  • Anteriores posts
Autora

Doctoranda en Difusión del Conocimiento. Lda. en Artes Visuales y Antropología Social por la Universidad de la República. Uruguay.

Especializada en pequeñas comunidades rurales y religiosidad popular.

Notas   [ + ]

1.Existen diferentes definiciones sobre este concepto, para este caso se considera hacker aquella persona que intenta que la tecnología funcione para cuestiones distintas a lo que estaba preparada para hacer,  eso tiene que ver con la curiosidad de los individuos y con la necesidad de llegar más lejos con esos instrumentos. De ninguna manera tiene aquí una connotación peyorativa ni descalificadora.
2.En la Facultad de Artes en el Instituto Escuela Nacional de Bellas Artes (IENBA) de la Universidad de la República (Udelar) en Uruguay.
3.Los tres países donde he realizado este tipo de experiencias
4.El Plan Ceibal es un proyecto socio educativo de Uruguay creado por decreto da presidencia el 18 de abril de 2007, con el fin realizar evaluaciones y acciones necesarias para entregar una laptop para cada niño en edad escolar y a cada maestro en la escuela pública. También con la finalidad de formar a los maestros en el uso de esta herramienta, y promover el desarrollo de propuestas educativas. El acrónimo Ceibal significa ‘Conectividad Educativa de Informática Básica para Aprendizaje en Línea’. El plan fue inspirado por el proyecto One Laptop per Child presentado por Nicholas Negroponte, en el Fórum Económico Mundial de 2005.
5.En Uruguay, Maestras y Maestros Dinamizadores son cargos designados a nivel del cuerpo de inspectores departamental de la Enseñanza Primaria y actúan como consultores externos para grupos de escuelas tanto rurales, como urbanas. Su trabajo se concentra en las escuelas que no cuentan con Maestros de apoyo Ceibal, impartiendo cursos o facilitando actividades que reúnan a profesores de varias escuelas como, por ejemplo, en Ferias de Tecnología Ceibal o en reuniones periódicas de varias escuelas.