Expedición de Juan Ponce de León a la Florida (1513)

¿Búsqueda de la Fuente de la Eterna Juventud?

Expedición de Juan Ponce de León a la Florida (1513)

Con esta entrada comenzamos un serial sobre las expediciones de conquista y colonización que realizaron los castellanos en Norteamérica, en los actuales México y los Estados Unidos. Seguiremos un orden cronológico en las entradas referentes a este serial, que al igual que ocurre con otros seriales de este blog, iremos intercalando con otras entradas de diferente temática.

Comenzaremos este serial con la expedición organizada por Juan Ponce de León a la Florida en el año 1513. Pero antes algunos apuntes sobre el personaje en cuestión.

Juan Ponce de León se convirtió en unos de los principales castellanos en el Caribe en los primeros treinta años de presencia española en la zona. Nacido en Santervás del Campo, actual provincia de Valladolid, el 8 de abril de 1460;  falleció en La Habana en julio del año 1521. Además de dirigir la expedición que descubrió la Florida, anteriormente había sido Adelantado y el Primer Gobernador de Puerto Rico.

Existen dudas entre los historiadores sobre la llegada de Ponce de León al Nuevo Mundo. Hay quienes sostienen que pudo haber participado en 1493 en el segundo viaje de Cristóbal Colón a América. Sin embargo, otros historiadores opinan que Ponce de León no estuvo en ese viaje. Lo que sí está claro es que nuestro protagonista participó en la expedición de Nicolás de Ovando (Brozas, actual provincia de Cáceres, 1460; Sevilla, 29 de mayo de 1511) en el año 1502 a la isla de La Española (actuales República Dominicana y Haití) con 32 embarcaciones y unas 1500 personas.

En La Española, Ponce de León ayudó a Ovando en la tarea de colonización y pacificación de la isla y fue recompensado por ello con la Gobernación de Higüey, en la zona este de la isla. Durante unos años comerció con oro y yuca. En 1508, nuestro protagonista decide invertir en una expedición a la isla de San Juan Bautista, actual Puerto Rico. La expedición sale bien, ya que debido a la conversión pacífica del Cacique Agüeibana, la isla de Puerto Rico se sometió sin dificultad; lo que produce que nuestro protagonista pueda dedicarse a fundar ciudades y a expropiar la gran cantidad de yacimientos auríferos existentes en la isla, debido a la importante encomienda de indios que tenía a su disposición para trabajar en los yacimientos. Todo esto convirtió a Ponce de León en uno de los castellanos de inicios del siglo XVI más ricos e influyentes del Caribe.

El rey Fernando le nombra Gobernador de San Juan en 1510. Pero Diego Colón (Porto Santo o Lisboa, 1479 o 1480 – La Puebla de Montalbán, actual provincia de Toledo, 1526), segundo Virrey y Almirante de Indias e hijo de Cristóbal Colón, reclama que esa isla debe ser incorporada a los territorios que pertenecen a su virreinato por haber sido descubierta por su padre.

Los Tribunales le dan la razón a Diego Colón y Ponce de León es despojado de su gobernación. Pero nuestro protagonista no se rinde y pide permiso para explorar más al norte de la isla de Cuba, buscando nuevos territorios que colonizar y así tener allí una nueva gobernación.

Ya entonces se había visualizado una legua de tierra al norte de Cuba. Ponce de León mandó un memorial a la corona pidiendo explorar ese territorio el 30 de junio de 1511. Consiguió el permiso real en febrero del año siguiente:

    Vos doy licencia y facultad para que podais ir a descubrir y poblar  {……} que los indios que hubiese en la dicha isla se repartan según las personas [de vuestra expedición] que hubiese.

                      REY FERNANDO A PONCE DE LEÓN, 23 febrero 1512

Es así como comienza la colonización española del vasto territorio de Norteamérica, por casualidad, buscando un territorio llamado tierra de Binimi. Es bastante probable que hubiera habido algún contacto previo y esporádico, de marineros portugueses o castellanos en las costas de Florida, aunque nada parecido  a una expedición organizada como la de Ponce de León.

El objetivo de la expedición era encontrar indios que esclavizar y oro. Ningún informe o crónica de la época apoya tajantemente la idea de que esta expedición fue organizada también para buscar la fuente de la eterna Juventud, pero no hay que descartar esa idea completamente, ya que la idea de una fuente que diera la vida eterna había estado muy arraigada en la imaginería medieval. Sin embargo, lo más probable es que esta leyenda fuera incluida posteriormente por los marineros a la hora de hablar de esta expedición.

Fueran cuales fueran los objetivos concretos de la expedición, Ponce de León organizó la misma en la isla de la Española y de ahí se trasladó a Puerto Rico.

La expedición zarpó el 4 de marzo de 1513 del puerto de San Germán, en Puerto Rico, con tres carabelas (Santiago, Santa María de la Consolación y San Cristóbal), comandadas por Antón de Alaminos (Palos de la Frontera, Huelva, c. 14841488c. 1520?) uno de los pilotos más experimentados en las aguas del Caribe. Fue el descubridor de la corriente del Golfo y por tanto de la ruta de regreso a Europa desde América.

El día siguiente yendo por el borde de la mar, vieron una corriente que, aunque tenían viento largo, no podían andar adelante, sino atrás, porque allí corre tanto el agua que tiene mas fuerza que el viento, y no deja ir los navíos adelante; y al fin se conoció que era tanta la corriente, que podía más que el viento”.

“Historia General de los Hechos de los Castellanos en las Islas y Tierra Firme del Mar Océano”. Antonio de Herrera

Unos días después de partir de San Germán dirección noroeste, el día 9 la expedición llega a las islas Turcas y Caicos. Posteriormente, el 27 de ese mes, las tres carabelas llegan a la costa este de Las Bahamas.

La expedición tocó tierra muy al norte del actual estado de La Florida en la costa atlántica, probablemente en la zona de Daytona Beach, el 4 de abril. Era el domingo de Resurrección y Ponce de León nombró al nuevo territorio Florida por el día de la Pascua Florida. Otras fuentes se decantan más porque el nombre vino dado por la gran cantidad de flores coloridas que encontraron. Los castellanos pensaban que habían llegado a una isla.

Tras tomar posesión de la nueva tierra en nombre de la Corona española (parece ser que el 8 de abril), la expedición puso rumbo al sur, teniendo que navegar muy pegado a la costa para evitar que la corriente del Golfo los arrastrara al norte. Tuvieron un encuentro bélico con los indios Ais al sur del Cabo Cañaveral. Posteriormente, la expedición llegó a los Cabos de Florida los días 15 y 16 de mayo, pudieron solventar los peligrosos cabos gracias a la pericia navegando de Alaminos.

Tras doblar la zona sur de Florida, la expedición partió hacia el norte por la costa oeste. Allí los castellanos tuvieron un nuevo desencuentro con los indios Calusa, el 3 de junio.

Ponce de León decidió dar por terminada la expedición e iniciar el camino de regreso a Puerto Rico el 14 de junio.

Primeramente realizaron una parada en La Habana para avituallarse. Finalmente, la expedición llega a Puerto Rico el día 13 de octubre de 1513.

Según las argumentaciones sobre esta expedición que sostienen diversos historiadores, las tres naves de Ponce de León no exploraron toda la costa oeste de la Florida, sino que se quedaron al sur de la Bahía de Charlotte; y que además en su viaje de regreso no descubrieron la Península del Yucatán, como si se había argumentado anteriormente.

Tras llegar a Puerto Rico, Ponce de León parte hacia la Península para pedirle permiso al monarca para colonizar “la isla nueva” de la Florida. La Corona acepta y el rey Fernando lo nombra Adelantado de las islas Florida y Binimi. Ponce de León fue retrasando durante varios años la segunda expedición a la Florida “por haber enviudado y haberme quedado hijas y yo no las osar dejar ni desamparar hasta casarlas”, aunque es más probable que se retrasara por desavenencias con sus capitanes.

Mientras tanto, Alaminos buscaba apoyo para una nueva expedición que explorara más al norte de donde había llegado la expedición de Ponce de León en la costa oeste de Florida.

Pasaron los años y Ponce de León no montaba la segunda expedición a La Florida. Pero todo ello cambió en el año 1519 cuando llegaron a las diversas islas del Caribe noticias del asombroso descubrimiento de la civilización azteca por parte de Hernán Cortés. Las increíbles noticias sobre el oro azteca animaron por fin a Ponce de León a montar una nueva expedición a La Florida.

En 1521, Ponce de León organiza una expedición colonizadora para asentar a un grupo humano en la Florida. Participaron unas 200 personas,  agricultores y ganaderos principalmente, además de soldados y 50 caballos. Decidieron desembarcar en la costa sur, cerca de donde años atrás habían tenido un enfrentamiento bélico con los indios Calusa. Nuevamente, este grupo de indios defendió sus tierras de los invasores y atacaron a los castellanos, provocando su retirada hacia Cuba.

Una de las flechas envenenadas de los Calusa impactó en Ponce de León que murió a los pocos días en La Habana. La primera expedición de colonización de las tierras norteamericanas había fracasado casi al instante de haber pisado esas tierras, pero sólo sería la primera de muchas….

En los siguientes enlaces podemos visualizar dos conferencias que conmemoraron el quinto centenario de la llegada de Ponce de León a la Florida, y el quinto centenario del nombramiento de Juan Ponce de León como Adelantado de la Florida.

BIBLIOGRAFIA Y REFERENCIAS 

 

En la próxima entrada comenzaremos un serial sobre la mujer española en América en el siglo XVI con la figura de María Álvarez de Toledo, noble castellana de la Casa de Alba y mujer de Diego Colón. Fue Virreina de La Española en ausencia de su marido, defensora de los indios y sobre todo colaboró enormemente en la implantación del poder colonial y de la sociedad española en la isla.

 

  • Anteriores posts
mm
Autor

Master en archivística por la UNED. Licenciado en Historia por la Universidad de Cádiz.

Especialista en Paleografia y Diplomática.