Inmigración polaca en Brasil

Inmigración Iberoamericana nº 15

A pesar de ser una inmigración en Sudamérica cuantitativamente muy inferior en comparación con la inmigración portuguesa, italiana o española, hubo miles de polacos que emigraron a diversos países latinoamericanos durante los dos últimos siglos. Destacan en número e importancia la comunidad polaca en Brasil y Argentina, existiendo también comunidades de cierta importancia en Venezuela,  Colombia, Costa Rica, Chile, Bolivia, México y Uruguay.

En la siguiente entrada vamos a analizar en primer lugar las causas generales que derivaron en este movimiento migratorio, para luego centrarnos en los aspectos característicos de la inmigración polaca en Brasil.

El primer periodo de la emigración polaca hacia Latinoamérica sucedió entre los años 1825 y 1870. No fue una emigración masiva, sino que básicamente fueron refugiados políticos polacos que lucharon por la independencia contra los tres repartidores de Polonia (Rusia, Prusia y Austria).

Provenían de la «intelligentsia» de origen noble. Su símbolo fue la eminente figura Ignacy Domeyko (1802-1889), científico descendiente de la nobleza polaca (nacido en territorio de lo que hoy sería Bielorrusia pero que a inicios del siglo XIX era territorio recién ocupado por el imperio ruso, pero que había pertenecido durante siglos al imperio polaco-lituano). Él siempre se sintió polaco y lucho en la sublevación contra los rusos de 1831. A raíz de eso, emigró a Chile donde recibió la nacionalidad en 1848.

El segundo periodo de la emigración polaca a Latinoamérica transcurrió en el periodo comprendido entre 1870 y 1914. Los primeros inmigrantes polacos llegaron al puerto de Itajaí, en el Estado de Santa Catarina, en agosto de 1869.  Eran 16 familias polacas a bordo del barco Victoria. Provenían de la zona sur de la región de Silesia.

Fue el periodo de la emigración masiva de polacos hacia Latinoamérica. Más de un 90 % eran campesinos pobres faltos de tierras para cultivar en Europa.  La precaria situación que se vivía en el campo polaco en la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX, unida  a la falta de industrialización del pais fue decisiva para que una gran cantidad de familias decidiera emigrar a Sudamérica, donde había tierras libres suficientes para agricultores que quisieran trabajar la tierra.

De 1869 hasta 1914 ingresaron en Brasil 102.096 polacos, en su mayoría al sur de Brasil (Estados de Paraná y Santa Catarina) distribuidos así: 42.046 ingresaron en el Estado de Paraná; 32.300 ingresaron en rio Grande do Sul; 6.750 en Santa Catarina y 21. 500 en otros estados.

Este periodo fue conocido en Polonia como la “fiebre brasileña”. Aparecieron diversas colonias fundadas y pobladas por inmigrantes polacos.

Tras la Primera Guerra Mundial, Polonia obtuvo su independencia en 1918 y la emigración de campesinos pobres continuó, registrándose algo más de 100 mil emigrantes en Argentina y aproximadamente 60 mil en Brasil. Además, existieron grupos de cientos y a veces miles de polacos que emigraron hacia México, Cuba, Costa Rica, Colombia, Uruguay y Bolivia. La mayoría de este contingente poblacional, entre el 90 y el 95 %, era población judía y muchos de ellos realmente no eran polacos, sino ucranianos que vivían en territorio que hoy en día es Ucrania, pero en esos años pertenecía a Polonia y que por tanto aparecen en la documentación como polacos y no ucranianos.

Tras la Segunda Guerra Mundial, la emigración polaca hacia Sudamérica continuó con dos nuevos periodos. El primero comprendido entre los años 1944/1945 y el año 1956 y un segundo periodo comprendido entre los años 1957 y 1973. En el primer periodo los emigrantes polacos se dirigieron en masa hacia Argentina, y en menor medida hacia Brasil. En el segundo periodo fue al contrario y los emigrantes polacos viajaron en masa a Brasil y en menor medida hacia Argentina.

Debido a todo este cambio político, existen dificultades para cuantificar la inmigración polaca en Brasil y Argentina en la segunda mitad del siglo XIX e inicios del siglo XX, ya que los emigrantes polacos ingresaban en los países latinoamericanos como rusos, austriacos o prusianos, no como polacos, ya que esa nacionalidad no existió formalmente en el periodo 1772-1918. Por ejemplo, de 1872 a 1959, 110.243 con pasaporte ruso emigraron a Brasil pero se conoce que la gran mayoría de esos emigrantes no eran realmente rusos, eran polacos.

La gran mayoría de los polacos que llegaron a Brasil entre 1870 y 1920 eran agricultores que profesaban la religión católica. Sin embargo, a partir de 1920, fueron polacos judíos los que llegaron en masa a Brasil debido a la persecuciones contra ellos existentes en Europa. A diferencia de los polacos católicos brasileños, que en su práctica totalidad eran agricultores, los polacos judíos que se instalaron en Sao Paulo eran comerciantes, aunque también eran agricultores en zonas del sur del país. Los judíos polacos fundaron en el año 1929 el pueblo Águia Branca, en el Estado de Espírito Santo.

En una encuesta de 1991 realizada a los inmigrantes polacos residentes en el sureste de Brasil sobre su condición religiosa, el 48,5% de los encuestados declaró ser judío, el 36,4% declaró ser católico, el 10,7% declaró ser adepto a otras religiones y 4,5% se declaró ateo.

El Estado de Paraná recibió a la mayoría de esos emigrantes polacos, que se asentaron en la región de Curitiba. Posteriormente, existieron contingentes poblacionales polacos de importancia en los estados de Rio Grande do Sul, Santa Catarina y Sao Paulo. Por tanto, la emigración polaca en Brasil se concentró en la zona sur, al igual que otras emigraciones del centro este de Europa, como la alemana.

Curitiba, capital del Estado de Paraná, es en la actualidad la segunda ciudad del mundo con mayor cantidad de polacos y descendientes de polacos, solo superada por la ciudad estadounidense de Chicago. La música y la comida polaca tienen una profunda aceptación en ese estado.

No fue hasta la década de los treinta del siglo XX cuando la primera generación de polacos-brasileños empezó a realizar un movimiento migratorio desde las colonias hacia las ciudades principales de país que provocó que la cultura polaca empezara en esos momentos a sentirse en las principales ciudades del país. Los grupos de polacos y sus descendientes de primera generación hasta entonces vivían en Brasil muy aislados de otros grupos de inmigrantes y mantenían un fuerte arraigo por su cultura. Formaban barrios y comunidades propias en forma de “guettos”

“La cultura polaca debía desarrollarse únicamente en el seno de la comunidad polaca, y florecer para apartar claramente a los polacos del contexto socio-cultural brasileño”.

 (LEPKOWSI, pág 4)

 Todo esto cambio radicalmente para el periodo 1945-1970. El gobierno brasileño de Getulio Vargas, junto a la llegada de nuevos emigrantes polacos en aquellos años, produjo una rápida e importante asimilación de la cultura y la sociedad brasileña. Ya no eran polacos viviendo en Brasil sino brasileños de origen polaco.

Las colonias fundadas o pobladas en su mayoría por inmigrantes polacos son las siguientes:

Paraná: Eufrosina, Rio Claro, São Mateus, Santa Bárbara, Prudentópolis, Ivaí, Apucarana (hoy Cândido de Abreu), Castro, Piraí do Sul, Palmeira, Cruz Machado, Guarapuava, Irati, Curitiba y otras.
Santa Catarina: Lucena (hoy Itaiópolis), Rio Vermelho, Massaranduba, Grã-Pará, Nova Galícia, Brusque y otras.
Río Grande del Sur: Alfredo Chaves (hoy Veranópolis), Antônio Prado, Bento Gonçalves, Dom Feliciano, Mariana Pimentel, Ijuí, Guaraní das Missões, Áurea, Gaurama, Jaguari, Erechim, y otras.
São Paulo: São Bernardo, Pariquera-açu, Ciudad de São Paulo, y otras.
Espírito Santo: Águia Branca, Santa Leopoldina, y otras.

Varios personajes de la sociedad brasileña tienen descendencia polaca. Destacamos los siguientes:

Jaime Lerner (n. 17 de diciembre de 1937, Curitiba) es un arquitecto, urbanista y político brasileño. Destaca por su labor urbanística en su ciudad natal, de la cual fue alcalde en tres ocasiones, y por haber sido Gobernador del Estado de Paraná en dos ocasiones.

Maria da Graça “Xuxa” Meneghel (Santa Rosa, RS, 27 de marzo de 1963) es una cantante, modelo, actriz y presentadora de televisión brasileña.Ha tenido programas televisivos infantiles en idioma portugués, español e inglés. Fue destacado fenómeno televisivo de la década de 1980 y de parte de la de 1990 en Brasil y los países de habla hispana.

Leon Hirszman (Río de Janeiro, Brasil, 22 de noviembre de 1937 — ib. 16 de septiembre de 1987) fue un director, guionista y productor brasileño.

Angélica Ksyvickis (n. 30 de noviembre de 1973 en Santo André, São Paulo), es una modelo, presentadora de televisión, cantante y actriz brasileña.

Anita Dolly Haubenstock Panek (n. 1 de septiembre de 1930, Cracovia, Polonia) es una bioquímica brasileña. Con su familia, emigró al Brasil a los once años escapando al holocausto en la Segunda Guerra Mundial.

Felícia Leirner (Varsovia, Polonia, 1906 – Sâo Paulo, Brasil, 1996) fue escultora polaco-brasileña, residente en Brasil desde 1927.

Irasema Dilián (Río de Janeiro, 27 de mayo de 1924 – Ceprano , Italia 16 de abril de 1996) fue una actriz de origen polaco que trabajó en el cine de Italia, España y México.

Emerson Fittipaldi (12 de diciembre de 1946, São Paulo, Brasil) es un ex piloto y dueño de equipo de automovilismo brasileño. Conocido con el sobrenombre de Emmo, fue piloto de Fórmula 1 en la década de 1970, donde logró 14 victorias, 35 podios, 2 campeonatos en 1972 y 1974, y 2 subcampeonatos en 1973 y 1975

Gustavo Kuerten (Florianópolis, Santa Catarina, 10 de septiembre de 1976) es un extenista brasileño. Es apodado «Guga». Estuvo 84 semanas como N°1 del ranking ATP y logró terminar la temporada 2000 como N°1. Obtuvo 3 veces el Torneo de Roland Garros: en 1997, 2000, y 2001. Además ganó el Tennis Masters Cup de 2000, y obtuvo 5 Masters Series. Obtuvo 20 títulos en total y alcanzó otras 9 finales.

Filipe Luís Kasmirski (Jaraguá do Sul, Santa Catarina, 9 de agosto de 1985) conocido como Filipe Luís, es un futbolista brasileño de ascendencia polaca e italiana. Juega como lateral izquierdo en la selección brasileña y en el Club Atlético de Madrid

Thiago Rangel Cionek (n. Curitiba, Paraná, 21 de abril de 1986) Nacionalizado polaco, jugó con la selección de Polonia el Mundial de Rusia de 2018.

BIBLIOGRAFÍA

  •  CHAPIESKI, R. M. (2002): “El inmigrante polaco en la formación de la sociedad del sur de Paraná y norte de Santa Catarina”. Tésis Doctoral. Universidad de León. León.
  • KULA, M (1976): “El Brasil y la polonia de fines del siglo XIX en las cartas de los campesinos emigrados”. Anuario de Historia de América Latina 13: 38-55. Münster.
  • LEPKOWSI, T (1978): La presencia de la emigración polaca en América Latina y la política cultural de Polonia en este continente. Estudios Latinoamericanos 4 pp. 221-232.
  • LESSER, J (1994):Migraciones de Europa Oriental y América Latina. La inmigración y la integración de judíos polacos en Brasil, 1920-1935”. Estudios Migratorios Latinoamericanos Vol. 9 Nº 27: 361-380. Buenos Aires.
  • NALEWAJKO, M (2015):Los inmigrantes polacos en Brasil en sus testimonios”, en E. González Martínez y R. González Leandiz (coords). Migraciones trans-atlánticas: desplazamientos, etnicidad y políticas 248-267. Los Libros de la Catarata. Madrid.

 

En la próxima entrada analizaremos las principales características de la inmigración polaca en Argentina, así como los principales personajes argentinos con descendencia polaca de los últimos 120 años.

  • Anteriores posts
mm
Autor

Master en archivística por la UNED. Licenciado en Historia por la Universidad de Cádiz.

Especialista en Paleografia y Diplomática.