América Latina se ha visto sacudida en 2019 por una oleada de movilizaciones sociales que ponen en evidencia la fuerza instituyente de la comunidad política (el pueblo en su heterogeneidad radical) como referencia primera y última de los poderes instituidos. El contexto de la pandemia de COVID-19 ha profundizado esta situación. En su denuncia a la corrupción de lo político, y en su lucha contra la restauración conservadora en la región desde hace un lustro, estas movilizaciones pretenden dar forma a mundos-otros donde la justicia social, ambiental y cognitiva sean efectivamente posibles, y donde la dignidad marque el horizonte crítico y ético de lo político como ejercicio de poder obediencial.

A lo largo de 2019 países como Ecuador, Haití, Perú o Bolivia fueron escenarios de huelgas, manifestaciones y confrontaciones contra un poder fetichizado que actúa por vía de ajustes neoliberales, violencia institucional, golpes de estado y/o autoproclamaciones. No obstante, el caso paradigmático ha sido Chile, donde la fuerza instituyente de las movilizaciones masivas del último trimestre de 2019 ha logrado materializarse en un nuevo proceso constituyente que ha abierto nuevamente las grandes alamedas que fueron cerradas de forma trágica con la dictadura pinochetista en 1973.

Publicado: 2021-06-29

Pensar es protestar: elogio de las movilizaciones populares

Jaime Araujo Frias

Pp. 14-17

A gente “combinamos” de não morrer?

Yordanna Lara Pereira Rêgo

Pp. 18-24

Colombia al límite: Un grito social por cambios

José Fernando Valencia Grajales Alfonso Insuasty Rodríguez

Pp. 25-30

Un esfuerzo más latinoamericanxs para imaginar la Patria Grande

Claudia Alavez Garcia

Pp. 31-33

Del Realismo Capitalista al Trap Socialismo: La Estética del Perreo Combativo

Ignacio González Piedra

Pp. 109-127

La puja entre narrativas y contra-narrativas en torno a los feminismos modernos. Un estudio sobre las tácticas de silenciamiento y estrategias para superarlas

Luciana Wechselblatt

Pp. 128-148

Reflexión in memoriam de Juan José Bautista

Marx José Gómez Liendo

Pp. 149-151