Movimientos Populares. La ofensiva golpista y la tímida respuesta de los movimientos populares en Brasil

Contenido principal del artículo

Júlio Fisherman

Resumen

Brasil vive bajo el signo del golpismo y del estado de excepcion desde que la presidenta Dilma Rousseff fuese destituida de su cargo en abril de 2016 en una maniobra casuística, ilegítima e ilegal. El monopolio golpista (medios hegemónicos, capital rentista, oligarquías territoriales y una casta judicial ávida de poder y distinción) desborda por todos lados los fundamentos y las perspectivas de una inserción soberana del país en el escenario global, destruyendo también las posibilidades para un desarrollo humano capaz de enfrentar las abismales desigualdades, las asimetrías que guardan estrechos vínculos con el brutal pasado esclavista.

Detalles del artículo