No Estamos Todas: ilustrando memorias

Ilustración 11: Yuliana. Ilustración por Bere Weillschmidt / @bereweillschmidt Fuente: (No Estamos Todas, 2018d)
Ilustración 11: Yuliana. Ilustración por Bere Weillschmidt / @bereweillschmidt Fuente: (No Estamos Todas, 2018d)

DescargarGabriela Coronado Téllez.
Universidade Lusófona de Humanidades e Tecnologias, Lisboa, Portugal.
gacoronadot@gmail.com

 

Resumen: No Estamos Todas es un proyecto que busca visibilizar feminicidios y transfemicidios por medio de ilustraciones, usando el arte como forma de denuncia. Tomando las redes sociales como su plataforma principal, es un ejemplo de cómo hoy día los activismos se transforman y desenvuelven de manera colectiva a través de los medios digitales. Forma parte de los movimientos feministas que exigen la erradicación de toda forma de violencia contra la mujer. Este artículo describe el contexto en el que No Estamos Todas se desenvuelve, analiza algunos de sus trabajos y explora sus mensajes que apuestan por hablar desde la vida y la individualización de las víctimas, procurando generar empatía en la sociedad.

Palabras clave: Derechos Humanos, igualdad de género, feminismo, memoria, feminicidio

 

We are not all here: illustrating memories

Abstract: No Estamos Todas, which translates to ‘We’re not all here’, is a project that seeks for the visibility of femininicides and transfeminicides through illustrations, using art as a way of complaint. Taking social media as the main platform is an example of how today’s activism movements are transforming and evolving in a collective way through digital media, it is part of the feminist movements that demand the eradication of violence in all forms against the women. This article describes the context in which No Estamos Todas develops, analyzes their projects and explores the messages that bet on speaking from the life and individuality of the victim, seeking for the creation of empathy within the society.

Key words: Human Rights, gender equality, feminism, memory, feminicide.

 

Resumo: No Estamos Todas traduzido como ‘Não Estamos Todas Aqui’ é um projeto que procura visibilizar os feminicídios e transfeminicídios através de ilustrações, usando a arte como uma forma de denúncia. Tomando as redes sociais como plataforma principal, é um exemplo de como hoje em dia os ativismos estão a se transformar e se desenvolver de maneira coletiva, através dos meios digitais. Integra movimentos feministas que exigem a erradicação de todo tipo de violência contra a mulher. Este artigo descreve o contexto em que No Estamos Todas desenvolve-se, analisa alguns dos seus trabalhos e explora as suas mensagens, que são uma aposta para falar desde a vida e a individualidade das vítimas, procurando gerar empatia na sociedade.

Palavras-chave: Direitos Humanos, igualdade de género, feminismo, memória, feminicídio.

 

Introducción

Actualmente “La violencia contra la mujer persiste en todos los países del mundo como una violación generalizada de los derechos humanos y uno de los obstáculos principales para lograr la igualdad de género” (Naciones Unidas. Secretario General, 2006).  Hablar de feminicidios es hablar de cifras, no de mujeres, es hablar de una sociedad que prefiere mirar a otro lado, es hablar de inmunidad, de un gobierno que deja a asesinos en libertad, de imágenes de cuerpos violentados en medios de comunicación y de narrativas que culpabilizan a las mujeres y niñas por existir e intentar sobrevivir en este país al que poco le importan.

En 1992 Radfor y Russel definieron el concepto de feminicidio como “el asesinato misógino de mujeres por hombres” (Radford, 1992, p.3)1Traducción libre: “the misogynist killing of women by men” . La palabra feminicidio no es nueva, incluso años atrás las miradas estaban sobre Ciudad Juárez, México y los horribles crímenes que ahí ocurrían y que siguen ocurriendo. Hoy esta realidad retumba por todo el país. “Todos los crímenes tienen en común que las mujeres son usables, prescindibles, maltratables y desechables. Todos coinciden en su infinita crueldad y son crímenes de odio contra las mujeres, crímenes misóginos acunados en una enorme tolerancia” (Lagarde, 2005, p.156).

La desaparición y asesinato de mujeres cis y transgénero en México representa uno de los últimos eslabones de una larga cadena de violencia. Aun y cuando los hombres son asesinados en mayor proporción que las mujeres, los motivos de estos asesinatos son diferentes.

Mientras que los hombres son asesinados más frecuentemente que las mujeres, los hombres raramente son asesinados por ser hombres. Aún y en los raros casos de mujeres asesinando hombres, es poco probable que la víctima sea asesinada por ser hombre (Radford, 1992, p.10)2Traducción libre: “While men are murdered more frequently than women, men are rarely murdered simply because they are men. Even in the rare cases of women killing men, it is unlikely that they kill because the victim is male”

Medios de comunicación

Diariamente aparecen en los medios de comunicación notas que cubren los casos de feminicidio. La misoginia parece ser la norma y no la excepción con redacciones apáticas donde se degrada a la víctima,  “… ante las carencias del discurso político, los medios establecen microrrelatos en los que se instaura la muerte como entretenimiento y se promueve como modelo comunicativo sustentado en la espectacularización de la intimidad” (Hernández & Finol, 2011, p.107) usando la noticia como un recurso más para llenar el espacio o para generar ventas.

“Una de las razones fundamentales de utilizar recursos sensacionalistas para atraer más público es la economía …El morbo es un elemento importante en una programación que explota de manera creciente las miserias humanas” (Cázares-Rosales, 2015, p.54), titulares con fin de llamar la atención se atreven a ridiculizar  y a lucrar con la tragedia.

“’Estoy tan enamorada de ti’: presumía su gran amor en Facebook pero su esposo la estranguló” (Alcázar, 2019) “La maté por celos, confiesa exesposo de maestra de danza…” (González, 2019) Grupo Fórmula y el Universal  depositan la culpa en el amor romántico, en la primera nota por presumir un amor que se presume no recibió de la misma forma y  en la segunda nota se excusa el feminicida en este, siendo que los celos no justifican el asesinato.

“Pese a golpizas, Gabriela volvió con su asesino” (Redacción Zócalo Saltillo, 2019), la redacción de el periódico el Zócalo Saltillo  deja de lado lo complicadas que son las relaciones violentas, y deposita toda la culpa de la muerte en la víctima por haber vuelto con el feminicida a pesar de la violencia previamente recibida.

Mientras se investigaba el feminicidio de Myrna, El medio ‘Tiempo, la noticia digital’ de Chihuahua encontró importante mencionar que fue encontrado alcohol en el cuerpo de la víctima,  “Hallan alcohol en cuerpo de Myrna tras examen toxicológico.” (Redacción Tiempo, 2019) el propósito de difundir dicha información es confuso pues no parece aportar datos que esclarezcan su asesinato.

Cuando se trata de feminicidio infantil la culpa cae sobre los padres y madres de las víctimas que no estuvieron ahí para protegerlas, así  lo declaró uno de los periódicos más antiguos de la ciudad de México el Excélsior, que después fue replicado por otros medios acerca del feminicidio de Camila en Chalco, Estado de México “Solo unos instantes de descuido y Camila de 9 años perdió la vida” (Periódico Excélsior, 2019) como si el descuido de los padres fuera lo que generará el feminicidio y no el feminicida.

“En el caso de las mujeres trans o personas trans con expresión de género femenina es común encontrar notas que continuamente niegan su identidad de género” (Torres-Claudio y Martínez-Cruz 2018, p.76). “Torturan y asesinan a hombre vestido de mujer” escribió el periódico oaxaquense El Imparcial. Aun después de la culminación de su vida a estas mujeres se les niega el derecho a a una identidad y a una expresión de género, reforzando ideas transfóbicas mediante la desaprobación, en forma de broma o de regaño.

Algunas de estas notas son acompañadas por fotografías que exponen los cuerpos torturados de las mujeres, sin ningun respecto por ellas o por sus familias que posiblemente se verán expuestas a estas “El exceso de visibilidad o hipervisibilidad utilizado en el discurso visual de la violencia también transforma al cuerpo en parte del espectáculo y lo cosifica, lo convierte en objeto desechable, lo priva de su sentido propiamente humano. “ (Finol & Hernández, 2015, p.360-361)

Si bien es cierto que el deber del periodista es informar y, por ello, en la medida de lo posible, ofrecer la verdad, no es me­nos cierto que no se puede ofrecer la «reali­dad» en estado bruto. Ante el horror y lo in­soportable, uno mismo puede caer en la barbarie. Y no se trata aquí de preconizar una forma cualquiera de paternalismo, sino de hacer un llamamiento a la ética de los perio­distas. (Marzano & Viver Barri, 2010 p.100-101)

Cuando Ingrid fue asesinada múltiples fotografías de su cuerpo torturado fueron difundidas inmediatamente en redes sociales, posteriormente en los periódicos aparecieron impresas,  fueron distristribuidas en los quioscos de ventas, exhibidas, ocupando las calles, el espacio de las personas que transitan la ciudad, muestro en la siguiente imagen un ejemplo de ello, con el fin de no seguir reproduciendo tal violencia la fotografía aparece pixelada.

Ilustración 1: Fotografías periódicos en la calle febrero 2020 Fuente: (@PakoySandra, 2020)
Ilustración 1: Fotografías periódicos en la calle febrero 2020. Fuente: (@PakoySandra, 2020)

La sociedad está expuesta y consume estas imágenes tan continuamente que dejan de causar impacto alguno. “Nuestros ojos se han acostumbrado a mirar imágenes de violencia … La mayoría de las fotografías de hoy muestran la violencia de la condición humana, pero esta nos afecta cada vez menos, porque está sobredimensionada” (Odorico, 2012, p.59)3Traducción libre: “Our eyes have become accustomed to watching images of violence … Most photographs today show the violence of the human condition, but this element affects us less and less, because it is oversignified.”

Parece que la sociedad toma estos hechos como habituales, algo que sucede todos los días y por tanto no es grave  “… las fotografías del feminicidio han contribuido a la naturalización del horror, al tiempo que dan cuenta de la reproducción de la impunidad en un Estado que ha dejado de garantizar la seguridad de sus ciudadanos …” (Berlanga-Gayón, 2015).

“La visualización de la aflicción parece endémica de la cultura visual contemporánea, y quizás algunas de las fotografías más icónicas de la última década han sido imágenes de violencia y dolor” (Grønstad & Gustafsson, 2012)4Traducción libre: “The visualization of affliction seems endemic to contemporary visual culture, and some of the perhaps most iconic pictures of the past decade have been images of violence and of pain” y es verdad que las fotografías son importantes para documentar las violencias, pero debe existir alguna mediación cuando estas sean compartidas.

El Comité de Expertas del Mecanismo de Seguimiento de la Convención de Belém do Pará recomienda a los medios de comunicación.

Adoptar códigos de ética para el tratamiento de los casos de violencia contra las mujeres y en especial de los femicidios, promoviendo el respeto a la dignidad e integridad de las víctimas; y evitando la difusión de detalles morbosos, estereotipos sexistas o descalificadores de las mujeres. (MESECVI & CEVI, 2008, p.9)

Las asesinadas y las mujeres que se encuentran en calidad de desaparecidas aparecen en estas redacciones sin un contexto, la lectora de la noticia no sabe más de ellas, no tiene un antes ni un después.

Informar significa, pues, sensibilizar al público hacia el problema de la «realidad- horror» y hacerle comprender el lugar y el papel de la compasión en el respeto a los dere­chos humanos. Debemos repensar y recons­truir el dique que ayuda a contrarrestar la crueldad bárbara e impedir que la «realidad- horror» termine un día por compararse con el «derecho a saber» (Marzano & Viver Barri, 2010, p.107-108)

En más de una ocasión se ha escuchado a gobernantes mexicanos minimizar el feminicidio, diciendo que dicho concepto no es necesario,  el diputado federal Ulises Murguía declaró que “causa pavor y causa pánico entre las mujeres”  (J. Alarcón, 2019) que “¿Por qué no se habla de ‘hombricidios’?” (Redacción Animal Político, 2019) cuestionó el Gobernador de Nuevo León Jaime Rodríguez Calderón, que tipificar el feminicidio es un privilegio dijo el diputado local Juan Leal del mismo estado “las leyes a favor de las mujeres, como el delito de feminicidio son un privilegio y debe de eliminarse” (J. C. Alarcón, 2019).

Estas declaraciones demuestran que falta interés por parte de algunas figuras políticas para erradicar estos crímenes, como si las mujeres asesinadas no fueran tantas,  ¿Cuántas muertas son muchas?, ¿Cuántos feminicidios más necesitan existir para que esta realidad cambie?.

La oficial de derechos humanos de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Nira Cárdenas declaró que  “De 2017 a 2020 los feminicidios en el país incrementaron de 7 al día a 10.5 ” (Xantomila, 2020).

Cómo empatizar con este número, como entender que 10 u 11 mujeres no llegarán hoy a casa, que sus sueños han sido truncados, sus vidas arrebatadas y la vida de quienes dependían de ellas y convivían con ellas dañada irreparablemente. No nos falta una cifra, nos falta Andrea, nos falta Rosalina, nos faltan Angélica y Karla, nos falta Dulce, Deyanara, Citlali, Yunuen, Lidia, Sofía, María y nos faltan aquellas que no fueron identificadas. “La gente no ignora los asesinatos en masa porque carece de compasión. La investigación psicológica sugiere que son las estadísticas sombrías las que nos paralizan y llevan a la inacción” (Slovic, 2017)5Traducción libre: “People don’t ignore mass killings because they lack compassion. Psychological research suggests it’s grim statistics themselves that paralyze us into inaction”

Cada feminicidio atenta directamente contra todas las mujeres aún y que no ocurriera sobre su cuerpo ya que cada feminicidio les recuerda su vulnerabilidad, les recuerda que viven en un país donde reina la impunidad y parece ninguna está exenta de la violencia de género, y es así que los feminicidios no solo marcan el cuerpo de las mujeres asesinadas con su odio, también marcan a la sociedad que les rodea, “La violencia no sólo se traduce en tumbas y en heridas de bala; también en cuerpos donde se aloja el miedo.” (Turati y Zamarripa 2011, p.292).

Las mujeres que viven en un país feminicida no pueden desarrollarse ni vivir plenamente, el vivir con miedo es una carga enorme que limitara, sus amistades, sus recorridos, sus vestimentas y la forma en la que se desenvuelven en cualquier entorno.

No Estamos Todas

No Estamos Todas es un proyecto de ilustración que busca visibilizar feminicidios y transfeminicidios, cada día comparten una ilustración en memoria de alguna víctima de feminicidio, buscando así diariamente traer este tan doloroso tema a conversación, estableciendo por medio de acciones colaborativas que se oponen al olvido, denunciando su falta y el vacío que dejan.

En el año 2017 hubo dos feminicidios que tuvieron gran mediación en redes sociales y medios de comunicación, el 3 de mayo Lesvy fue asesinada dentro de la UNAM en la Ciudad de México, su madre tuvo que salir a defenderla y a intentar limpiar su nombre después de que diversos medios se dedicaran a difamarla,  protestas alrededor del país y en internet se alzaron con ellas, en twitter las mujeres comenzaron a escribir bajo el #SiMeMatan relatando ahí por lo que pensaban serían juzgadas. “#SiMeMatan es porque me gustaba salir de noche y tomar mucha cerveza…” (Redacción Sin Embargo, 2017) escribió Mara, tristemente estas palabras se replicaron en manos de quienes opinaron de su feminicidio más tarde el 8 de septiembre de 2017 en Puebla.

Nuevamente mujeres a lo largo y ancho del país se organizaron para llenar todos los espacios posibles y denunciar esta falta, al ser casos tan públicos y al saber tanto de sus vidas fueron muchas las mujeres que se sintieron identificadas con ellas, esa vulnerabilidad que las hacía verse reflejadas y preguntarse que las detenía de ser la próxima.

Esta misma vulnerabilidad fue la que llevó a la creación de No Estamos Todas. El proyecto comenzó a planearse a mediados de septiembre y su primera publicación en facebook e instagram fue el 24 de noviembre de 2017, un día antes de El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, y procurando participar en los 16 días de activismo contra la violencia de género del 25 de noviembre al 10 de diciembre, día de los derechos humanos.

Desde un comienzo su objetivo fue el de existir de manera colectiva y plural “la comunidad es un objetivo, pero la unión es un punto de partida y la fuente de empoderamiento” (Castells, 2012, p.215).

Esta colectividad ve en cada una de sus ilustraciones una plataforma generadora de memorias que da a las artistas la oportunidad de decidir cómo quieren que se hable de su historia, de su vida y de la de sus compañeras, estas narrativas se oponen a que la vida de las mujeres sea reducidas a la manera en que fueron asesinadas, apuesta por un mensaje que redignifique su recuerdo al tiempo que aporta una nueva representación de ellas.

Las artistas y las personas que brindan testimonios eligen las memorias que quieren sean guardadas y las expresan  por medio de las artes visuales y las palabras, usando la empatía como una herramienta para crear conecciones, este ejercicio sororo rechaza a quienes hacen apología de la violencia, estos mecanismos que han sido empleados a lo largo de los años y que lejos de acabar con la problemática parecen alentarla, haciendo lo que Rita Segato describe como una pedagogía de la crueldad “La repetición de la violencia produce un efecto de normalización de un paisaje de crueldad y, con esto, promueve en la gente los bajos umbrales de empatía indispensables para la empresa predadora”(Segato, 2018, p.11).

Al día de hoy No Estamos Todas cuenta con más de 1,100 colaboraciones, al ser una convocatoria abierta tiene los trabajos más diversos realizados por artistas visuales, ilustradoras, muralistas reconocidas, estudiantes de escuelas primarias y  personas varias con y sin conocimientos o actuaciones profesionales en la ilustración para alzar la voz por aquellas a quienes les ha sido arrebatada, representando feminicidios y transfeminicidios de México, Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, Perú y Turquía.

El proyecto además ha colaborado con otras colectivas feministas como Ni Una Menos Costa Rica para ilustrar los feminicidios ocurridos entre noviembre 2017 a noviembre 2019 y con el grupo de madres de víctimas de feminicidio y sobrevivientes de feminicidio de Chile Coordinadora 19 de diciembre. Desde el 11 de abril de 2020 el proyecto cuenta con una réplica en Turquía bajo el nombre de Artık Burada Değiliz, traducido al español como ya no estamos aquí puede ser encontrado en instagram como @artikburadadegiliz.

Ilustración 2: Captura Instagram Artık Burada Değiliz. Ilustración para Nuray Anar por @geyikliebru Fuente: (Artık Burada Değiliz, 2020)
Ilustración 2: Captura Instagram Artık Burada Değiliz. Ilustración para Nuray Anar por @geyikliebru. Fuente: (Artık Burada Değiliz, 2020)

No Estamos Todas busca traer este doloroso tema a nuestra realidad diariamente, esperando así dejar de verlo como algo lejano,  procura visibilizar como mujeres de distintas edades y lugares se encuentran expuestas a esta violencia por el hecho de ser mujeres.

Aun y cuando se reconoce que no se presentaran ahí todos los feminicidios ocurridos en México, y que esta es solo una pequeña proporción, se expone la gravedad de este asunto por medio de la identificación individual con las víctimas, esta campaña no viene sola, se acompaña del trabajo de activistas en México y el resto del mundo para la erradicación de toda violencia contra la mujer.

Ilustración 3: Captura de Facebook No Estamos Todas. Ilustración para Kezaline por Lau Cardona / @lautangerine Fuente:  (No Estamos Todas, 2018a)
Ilustración 3: Captura de Facebook No Estamos Todas. Ilustración para Kezaline por Lau Cardona / @lautangerine. Fuente:  (No Estamos Todas, 2018a)

Todas las publicaciones empiezan de la misma manera ‘No estamos todas nos falta’ y el nombre de la víctima de feminicidio, por lo regular se utiliza solo un nombre, cuando posible se encuentra una redacción por parte de algún familiar o amiga, otras veces en este espacio podemos leer denuncias o poemas escritos por las ilustradoras, en el siguiente párrafo se encuentra la edad de la víctima, la fecha y el lugar en que ocurrió el feminicidio, en el último párrafo encontramos los datos de quien realizó la ilustración.

Metodología

Esta investigación es exploratoria y busca por medio de  ilustraciones conocer el proyecto No Estamos Todas, explorar las formas de su trabajo y sus significados, dicha lectura es flexible ya que la información encontrada podría ser categorizada de diversas maneras.

Objeto de estudio: No Estamos Todas, como proyecto que busca visibilizar feminicidios y transfemicidios, usando el arte como forma de denuncia.

Objetivo del artículo: analizar algunos de los trabajos de  No Estamos Todas y explorar sus mensajes que hablan desde la vida y la individualización de las víctimas.

Ilustraciones: Las ilustraciones regularmente son retratos en donde las artistas imaginan una manera para honrar la vida de estas mujeres víctimas de la violencia, ya sea basándose en los testimonios de las familias, en sus nombres, su lugar de origen o edad. Algunas de las artistas se retratan a ellas mismas o retratan a alguien cercano a ellas compartiendo sus propias memorias.

En este artículo y con el fin de explicar algunas de estas ilustraciones las mostraremos en cuatro secciones, con tres ejemplos en cada sección, los retratos que son basados en testimonios, los que recogen características de notas periodísticas, los que reflejan la vida de las ilustradoras y los que representan memorias imaginadas.

Resultados

1. Basadas en testimonios

Para estas ilustraciones se pide a las familias que describan quienes eran estas mujeres, qué cosas les gustaban o las identificaban, cuáles eran sus sueños o como las recuerdan. Algunas veces se comparten también pequeñas historias de vida o narraciones de cómo ha sido su ausencia.

No Estamos Todas: ilustrando memorias 2
Ilustración 4: Yaki. Ilustración por @Hey.Isamar. Fuente: (No Estamos Todas, 2020b)

No estamos todas, nos falta Yaki. Tenía 17 años, fue asesinada el 18 de febrero de 2020 en Guerrero. Su amiga escribe:

Yaki vendía mangos cuando estaba chiquita y eso la representó mucho, porque estaba orgullosa de hacerlo y la conocían mucho como la chava de los mangos, le gustaba mucho el mar, era mega guapa, quería ser abogada, Su meta era sacar adelante a su mamá y era muy libre para expresar las injusticias o algo que no le pareciera

Ilustración 5: Fanny. Ilustración por Idalia Candelas / @idaliacandelas Fuente: (No Estamos Todas, 2020f)
Ilustración 5: Fanny. Ilustración por Idalia Candelas / @idaliacandelas. Fuente: (No Estamos Todas, 2020f)

No estamos todas, nos falta Fanny. Tenía 29 años cuando fue asesinada el 17 de diciembre de 2017 en el Estado de México. Su mamá escribe:

Lo más bonito que tenía ella eran unos ojos grandes expresivos y una sonrisa que cautiva y sincera, siempre se pintó sus labios rojos, era fanática de los tatuajes, su cabello era largo y negro, era hermosa, amante de los perros, ella tenía 2, un cocker llamado Chesster y una beagle llamada Cookie, así era ella. Muy alegre tenía mucha luz que irradiaba. Le gusta leer, visitar museos, viajar, sentirse bien sentir el aire en su cara era su libertad y ser feliz

Ilustración 6: Javiera. Ilustración por Rosario Lucas / @rosariolucash Fuente: (No Estamos Todas, 2018h)
Ilustración 6: Javiera. Ilustración por Rosario Lucas / @rosariolucash. Fuente: (No Estamos Todas, 2018h)

No estamos todas, nos falta Javiera. Tenía 6 años cuando fue asesinada el 19 de diciembre del 2005 en Chile. En el libro ‘Por nuestras muertas toda una vida de lucha’ se relata en primera persona el feminicidio de Javiera y la conección que su madre ahora tiene con las mariposas, un fragmento de este libro fue compartido con la ilustración:

Caí aleteando, tratando de aferrarme a algo, algo que nunca llegó. Luisa Toledo le decía a mi mamá, ella no cayó aleteando, ella cayó volando como una mariposa y en esas palabras, mi mamá encuentra consuelo porque siente que su niña no podía caer sino como una mariposa. Creo que por eso se ha dedicado a cultivar flores. Cuando llegamos a la casa, a nuestra casa, había un patio pelado en el que era imposible hacer vivir una planta y si plantábamos 76 una, venia Raboncito y se la comía. Después de mi partida y de la partida de Raboncito, mi mamá se dedicó a llenarlo de plantas y de árboles, yo creo que fue para que llegaran las mariposas. Preparaba casas, espacios y sitios para que llegaran y se sintieran confortables, para que estuvieran cerca, para que reposaran, descansaran y así volver a vernos y poder compartir una mirada. Cuando ve las mariposas siente que estoy ahí y las mira fijamente tratando de buscarme, y yo estoy ahí, no sé cómo decirle que soy esa, pero creo que, a pesar que sufre mucho por mi ausencia, sabe que estoy ahí, en una mariposa. (Coordinadora 19 de diciembre 2018, p.75-76)

2. Basadas en informaciones de notas periodísticas

Las ilustradoras rescatan conceptos de las notas periodísticas, representando su profesión, sus logros, el lugar donde vivían, etc.

Ilustración 7: Paulett. IIlustración por Anxelica Alarcon / @anxelicaalarcon Fuente: (No Estamos Todas, 2019a)
Ilustración 7: Paulett. IIlustración por Anxelica Alarcon / @anxelicaalarcon. Fuente: (No Estamos Todas, 2019a)

No estamos todas, nos falta Paulett. Tenía 24 años,  era carismática y sociable, fue reina de belleza gay en Nayarit en el año 2015. Víctima de transfeminicidio, fue reportada como desaparecida y encontrada asesinada 45 días después el 22 de julio de 2016 en Guanajuato.

Esta ilustración recuerda que Paulett fue una reina de belleza gay, por medio de la corona con el arcoiris al centro. 

Ilustración 8: Brisa. Ilustración por Mirelle Ortega / @msmirelle Fuente: (No Estamos Todas, 2018g)
Ilustración 8: Brisa. Ilustración por Mirelle Ortega / @msmirelle. Fuente: (No Estamos Todas, 2018g)

No estamos todas, nos falta Brisa. Brisa era una mujer trans, tenía 25 años. Fue asesinada el 22 de abril de 2018 en Veracruz.

En esta ilustración se destaca Veracruz. Las mujeres al fondo danzan el baile de ‘La Bruja’ típico del estado, visten el traje característico del mismo, blusas y faldas blancas, largas con un mandil negro al frente,  una vela sobre sus cabezas y adornos de flores.

Ilustración 9: Dora. Ilustración por: Karla Canizales / @vocesmty Fuente: (No Estamos Todas, 2020c)
Ilustración 9: Dora. Ilustración por: Karla Canizales / @vocesmty. Fuente: (No Estamos Todas, 2020c)

No estamos todas, nos falta Dora, era enfermera. Tenía 56 años, fue encontrada asesinada junto con sus hermanas el día 8 de mayo de 2020 en Coahuila

La ilustradora resalta en su bordado por medio de su vestimenta y la cofia de enfermería la profesión de Dora.

3. Basadas en experiencias propias

Al no tener información de la vida de las víctimas de feminicidio/transfeminicidio y solo encontrar en notas periodísticas la manera en que estas mujeres fueron asesinadas, las ilustradoras recurren a recursos propios, imaginan qué cosas podrían tener en común y las retratan, compartiendo un poco de sí mismas.

Ilustración 10: Alejandrina. Ilustración por Marlenne Jasso / @marlennenostalgia @Seventeen.summers.of.tears Fuente: (No Estamos Todas, 2019b)
Ilustración 10: Alejandrina. Ilustración por Marlenne Jasso / @marlennenostalgia @Seventeen.summers.of.tears. Fuente: (No Estamos Todas, 2019b)

No estamos todas, nos falta Alejandrina. Tenía 17 años cuando fue asesinada el 15 de julio de 2015 en Yucatán. La ilustradora Marlenne Jasso escribe: “decidí dibujarla como lo que a mi me gustaba hacer al tener 17 años, pasear con mis audífonos y leer, cosas que aún disfruto”

Ilustración 11: Yuliana. Ilustración por Bere Weillschmidt / @bereweillschmidt Fuente: (No Estamos Todas, 2018d)
Ilustración 11: Yuliana. Ilustración por Bere Weillschmidt / @bereweillschmidt. Fuente: (No Estamos Todas, 2018d)

No estamos todas, nos falta Yuliana. Tenía 12 años cuando fue asesinada el 18 de agosto de 2017 en Coahuila. La ilustradora Bere Weillschmidt escribe:

Quise mostrar la cotidianidad que pudo haber llevado Yuliana en contraste con su inocencia. Pienso yo que cuando teníamos 12 años, teníamos esa ilusión de que éramos princesas. Y fuese el estatus económico o cualquier situación, siempre nos veíamos como princesas y soñábamos con pertenecer a un film de Disney, teníamos esa inocencia. Y pues la manera en que fue interrumpida su vida, nos indigna. Quise plasmarla como yendo a la escuela, o esperando el camión para ir a una plaza con sus amigos, o simplemente admirando su ciudad.

Coahuila está cerca de donde yo vivo y pues es un lugar muy cálido, tal vez no tan urbanizado como Monterrey, pero en la elección de color quise plasmar esa calidez.

Ilustración 12: Serymar. Ilustración por Isabel de Lara / @isabeldelara Fuente: (No Estamos Todas, 2018c)
Ilustración 12: Serymar. Ilustración por Isabel de Lara / @isabeldelara. Fuente: (No Estamos Todas, 2018c)

No estamos todas, nos falta Serymar. Tenía 21 años cuando fue asesinada el 28 de enero de 2017 en Coahuila. La ilustradora Isabel de Lara escribe:

Me inspiré en una foto mía que me había tomado para un video del 8M y que tenía reciente, supongo que por un lado fue un ejercicio de verme en ella, y los elementos alrededor, las plantas y flores, los elegí porque me gusta mucho la frase ‘quisieron enterrarnos, no sabían que éramos semillas’ y quería mostrarlo así.

4. Memorias Imaginadas

Al no tener más informaciones de las víctimas las ilustradoras imaginan cómo pudo ser la vida de estas mujeres, fueron madres, seguro disfrutaban de tomar desayuno o convivir con su familia, otras veces proyectan los que pudieron ser sus sueños.

Ilustración 13: No identificada. Ilustración por Areli Fisher Robles / @arelifisher Fuente: (No Estamos Todas, 2019c)
Ilustración 13: No identificada. Ilustración por Areli Fisher Robles / @arelifisher. Fuente: (No Estamos Todas, 2019c)

No estamos todas, nos falta No Identificada. No sabemos su nombre ni su edad, fue encontrada asesinada el 10 de febrero de 2018 en San Luis Potosí. La ilustradora Areli Fisher Robles escribe:

Me inspire en un dia en su vida que probablemente tuvo. Me imaginé que ella se juntaba un domingo a desayunar con sus amigos o familiares y el panecito y café nunca puede faltar…Me la imaginé viviendo la vida

Ilustración 14: Identidad Reservada. Ilustración por @gabrrriela.orozco Fuente: (No Estamos Todas, 2020a)
Ilustración 14: Identidad Reservada. Ilustración por @gabrrriela.orozco. Fuente: (No Estamos Todas, 2020a)

No estamos todas, nos falta Identidad Reservada. No sabemos su nombre, tenía 23 años. El 5 de diciembre de 2019 fue atacada y murió a causa de las lesiones dos días después. La ilustradora @gabrrriela.orozco escribe:

Quise realizar esta ilustración a partir de la idea de que en un país que es tan violento hacia la mujer, la vejez se ha convertido en algo inalcanzable para las que ya no están y también se convierte en una pregunta entre las que seguimos aquí. ¿Podré Llegar a Vieja algún día? ¿Y si algo me pasa antes de que esto suceda? si tengo una hija ¿cómo podré evitar que le pase algo o que sienta miedo?

Siento que en un país en el que las mujeres seguimos teniendo miedo de salir a la calle o simplemente de ser mujer, porque eso automáticamente nos convierte en blancos de un sistema que es violento hacia nosotras de manera cotidiana, surgen nuevas preguntas que nos hacemos a nosotras mismas sobre cuál será nuestro destino, y si el derecho a envejecer es algo que podremos ejercer.

Ilustración 15: Emilia. Ilustración por Erne / @erne_ink Fuente: (No Estamos Todas, 2018e)
Ilustración 15: Emilia. Ilustración por Erne / @erne_ink. Fuente: (No Estamos Todas, 2018e)

No estamos todas, nos falta Emilia. Tenía 69 años cuando fue asesinada el 22 de mayo de 2017 en Oaxaca. El ilustrador Erne escribe:

Mi mamá falleció hace unos años y aunque no fue un caso de feminicidio me gustaría conmemorar a todas las madres que ya no están con nosotros a través de la ilustración de Emilia.

Ilustración 16: Captura de Facebook No Estamos Todas. Ilustración para Zoé por Lucy IntheSky / @lvcy_inthesky Fuente: (No Estamos Todas, 2018b)
Ilustración 16: Captura de Facebook No Estamos Todas. Ilustración para Zoé por Lucy IntheSky / @lvcy_inthesky. Fuente: (No Estamos Todas, 2018b)

En el proyecto también hay ilustraciones para las mujeres que se encuentran como desaparecidas, se acompañas con las fichas de estado de desaparecida.

No Estamos Todas se encuentra principalmente de manera digital en facebook e Instagram, más ha tenido la oportunidad de materializarse en exposiciones y manifestaciones en México, Brasil, Chile, Costa Rica, Estados Unidos, Finlandia, Portugal y Turquía

Gran parte de la información de este proyecto existe gracias al trabajo de la activista María Salguero quien de manera voluntaria y desde hace algunos años realiza el mapa de feminicidios de México, compilando las noticias de feminicidios, geolocalizandolos, señalando sus características y ordenándolos cronológicamente.

Proyectos desde el feminismo como el de No Estamos Todas, el Mapa de Feminicidios en México, La Corregidora, Centro de Apoyo a las Identidades Trans A.C. y otros nacidos desde la necesidad de las familias después de un feminicidio/desaparición tales como Los Machos nos Matan en México, Quiero vivir sin violencia Dany Jimenez AC, Ni Una Chuy Menos, Buscando a Marisol Garza Galván y Casa de las Muñecas Tiresias, AC se suman a acciones internacionales como la de Ni Una Menos, para denunciar que en México se asesinan a mujeres diariamente.

Conclusión

“La sociomuseología… es entendida como un recurso para el desarrollo sostenible de la humanidad, basado en la igualdad de oportunidades y la inclusión social y económica…”(Primo & Moutinho, 2020, p.25)6Traducción libre: “A Sociomuseologia … entendida como recurso para o desenvolvimento sustentável da humanidade, assente na igualdade de oportunidades e na inclusão social e económica…” Como ha quedado evidenciado No Estamos Todas cumple características propias de la sociomuseología, al estar centrado en la defensa de los derechos humanos y promover la igualdad de género, creciendo en comunidad, con la finalidad de preservar memorias de feminicidio y transfeminicidio desde el respeto y la empatía, exponiendo diariamente las ilustraciones, generando nuevas dinámicas en las comunicaciones de muertes violentas de mujeres por razones de género.

Creyendo que el feminicidio es algo que puede y debe erradicarse, las colectividades se encuentran para acompañarse y compartir el dolor, encontrando en esta unidad una fuerza que les ayuda a continuar exigiendo, porque al silencio no volveran mas, alzan las voces en la exigencia de medios de comunicación con perspectiva de género, de gobiernos a los que les importen las mujeres que representan, gobiernos que garanticen el cumplimiento de sus derechos humanos, gobiernos que luchen contra la impunidad y castiguen a quienes atentan contra los cuerpos de las mujeres.

Protestas diarias que hablan de las mujeres que faltan, que gritan sus nombres, que gritan su ausencia, que las recuerdan vivas, coloridas, felices, que consideran que no es justo que estas mujeres falten y que consideran que no debería faltar ni una más. Protestas que se niegan a aceptar el hoy como normal, que queman, que defienden, que paran, que bailan, que pintan, que rompen y que llenan las calles.

La culpa no es de ellas por salir, por cómo visten, los lugares que visitan ni por las personas en las que deciden confiar o con las que se relacionan. El culpable del feminicidio es y será el feminicida, los medios de comunicación que exhiben y vulneran a las víctimas y el Estado que niega nuestra realidad.

Aquí ninguna está dispuesta a olvidar.

NI UNA MUERTA MÁS.

Referencias

Alarcón, J. (2019). Diputado morenista minimiza feminicidios; advierte que el término genera terror social. https://mvsnoticias.com/noticias/nacionales/diputado-morenista-minimiza-feminicidios-advierte-que-el-termino-genera-terror-social/

Alarcón, J. C. (2019, marzo 21). Afirma Juan Carlos Leal que tipificar feminicidios es un privilegio para la mujer. MVS Noticias. https://dominiomedios.com/afirma-juan-carlos-leal-que-tipificar-feminicidios-es-un-privilegio-para-la-mujer/

Alcázar, N. (2019, agosto 5). “Estoy tan enamorada de ti”: Presumía su gran amor en FB pero su esposo la estranguló [Facebook]. Radio Formula. https://www.facebook.com/FormulaTabasco/posts/1099404470243403

Artık Burada Değiliz. (2020, abril 12). Captura instagram Artık Burada Değiliz [Instagram]. Artık Burada Değiliz. https://www.instagram.com/artikburadadegiliz/

Berlanga-Gayón, M. (2015). The Spectacle of Violence in Contemporary Mexico: From femicide to juvenicidio (young killing). Athenea Digital. Revista de pensamiento e investigación social, 15(4), 105. https://doi.org/10.5565/rev/athenea.1556

Castells, M. (2012). Redes de indignación y esperanza: Los movimientos sociales en la era de internet. Alianza.

Cázares-Rosales, L. E. (2015). La apología de la violencia del mensaje televisivo en México (pp. 49–71). Derecom. http://www.derecom.com/blog/item/78-la-apologia-de-la-violencia-del-mensaje-televisivo-en-mexico

Finol, J. E., & Hernández, J. A. (2015). Sociedad del espectáculo y violencia simbólica: Las nuevas formas de la violencia en el discurso mediático. Espacio Abierto Cuaderno Venezolano de Sociología, 24(2), 349–369. https://produccioncientificaluz.org/index.php/espacio/article/view/20304

González, C. (2019, diciembre 12). La maté por celos, confiesa exesposo de maestra de danza de la UAEMéx. El Universal. https://www.eluniversal.com.mx/metropoli/edomex/la-mate-por-celos-exesposo-de-maestra-de-uaemex

Grønstad, A., & Gustafsson, H. (Eds.). (2012). Ethics and images of pain. Routledge.

Hernández, J. A., & Finol, J. E. (2011). La naturalización de la violencia: Una microsociología mediática frente al déficit del discurso político. Utopía y Praxis Latinoamericana, 16, 89–108. https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=27921728006

Lagarde, M. (2005). El feminicidio, delito contra la humanidad. En Feminicidio, justicia y derecho (pp. 151–164). © H. Congreso de la Unión, Cámara de Diputados, LIX Legislatura. http://archivos.diputados.gob.mx/Comisiones/Especiales/Feminicidios/docts/FJyD-interiores-web.pdf

Marzano, M., & Viver Barri, N. (2010). La muerte como espectáculo: Estudio sobre la realidad-horror. Tusquets.

MESECVI, & CEVI. (2008). Declaración sobre el Feminicidio. https://www.oas.org/es/mesecvi/docs/declaracionfemicidio-es.pdf

Naciones Unidas. Secretario General. (2006). Estudio a fondo sobre todas las formas de violencia contra la mujer. https://www.acnur.org/fileadmin/Documentos/BDL/2016/10742.pdf

No Estamos Todas. (2018a, marzo 6). Captura de pantalla Facebook No Estamos Todas nos falta Kezaline [Facebook]. https://www.facebook.com/noestamostodas/posts/533145497315525

No Estamos Todas. (2018b, marzo 6). Captura de pantalla Facebook No Estamos Todas nos falta Zoé [Facebook]. https://www.facebook.com/noestamostodas/posts/430508554245887

No Estamos Todas. (2018c, abril 3). No estamos todas, nos falta Serymar [Facebook]. https://www.facebook.com/photo?fbid=180498995913512&set=a.180449162585162

No Estamos Todas. (2018d, abril 24). No estamos todas, nos falta Yuliana [Facebook]. https://www.facebook.com/noestamostodas/posts/184772795486132

No Estamos Todas. (2018e, mayo 10). No estamos todas, nos falta Emilia [Facebook]. https://www.facebook.com/photo?fbid=191092664854145&set=a.192787251351353

No Estamos Todas. (2018f, mayo 22). No estamos todas, nos falta Fanny [Facebook]. https://www.facebook.com/noestamostodas/posts/194394277857317

No Estamos Todas. (2018g, diciembre 2). No estamos todas, nos falta Brisa [Facebook]. https://www.facebook.com/noestamostodas/posts/290836051546472

No Estamos Todas. (2018h, diciembre 18). No estamos todas, nos falta Javiera [Facebook]. https://www.facebook.com/photo?fbid=298060240824053&set=a.297776094185801

No Estamos Todas. (2019a, junio 14). No estamos todas, nos falta Paulett [Facebook]. https://www.facebook.com/noestamostodas/posts/368444997118910

No Estamos Todas. (2019b, junio 19). No estamos todas, nos falta Alejandrina [Facebook]. https://www.facebook.com/noestamostodas/posts/368466597116750

No Estamos Todas. (2019c, diciembre 31). No estamos todas, nos falta No Identificada 100218 [Facebook]. https://www.facebook.com/noestamostodas/posts/487626305200778

No Estamos Todas. (2020a, febrero 27). No estamos todas, nos falta Identidad Reservada 051219 [Facebook]. https://www.facebook.com/photo?fbid=528146721148736&set=a.148154712481274

No Estamos Todas. (2020b, marzo 11). No estamos todas, nos falta Yaki [Facebook]. https://www.facebook.com/noestamostodas/posts/536723493624392

No Estamos Todas. (2020c, mayo 26). No estamos todas, nos falta Dora [Facebook]. https://www.facebook.com/noestamostodas/posts/581905605772847

Odorico, S. (2012). 4 The Violence of the Documentary Image. En A. Grønstad & H. Gustafsson (Eds.), Ethics and images of pain (pp. 59–73). Routledge.

@PakoySandra. (2020, febrero 11). Fotografías periódicos en la calle febrero 2020 [Twitter]. https://twitter.com/PakoySandra/status/1227239111100162048

Periódico Excélsior. (2019, enero 3). Solo unos instantes de descuido y Camila de 9 años perdió la vida. Head Topics México. https://headtopics.com/mx/solo-unos-instantes-de-descuido-y-camila-de-9-anos-perdi-la-vida-3409204

Primo, J., & Moutinho, M. (2020). Referências teóricas da Sociomuseologia. En J. Primo & M. Moutinho (Eds.), Introdução à Sociomuseologia (Edicões Universitárias Lusófonas, pp. 17–34). Edições Universitáras Lusofonas. https://doi.org/10.36572/csm.book_01

Radford, J. (1992). Introduction. En J. Radford & D. E. H. Russell (Eds.), Femicide: The politics of woman killing. Open Univ. Press. http://www.dianarussell.com/f/femicde%28small%29.pdf

Redacción Animal Político. (2019, octubre 29). ¿Por qué no se habla de “hombricidios”?, cuestiona el Bronco; dice que suben feminicidios porque mujeres venden droga. Animal Político. https://www.animalpolitico.com/2019/10/bronco-hombricidios-feminicidios-narcomenudeo/

Redacción Sin Embargo. (2017, septiembre 16). Mara Castilla protestó este año con el hashtag #SiMeMatan por el feminicidio de Lesvy Berlín. https://www.sinembargo.mx/16-09-2017/3309069

Redacción Tiempo. (2019, mayo 8). Hallan alcohol en cuerpo de Myrna tras examen toxicológico: FEM. Tiempo La Noticia Digital. http://www.tiempo.com.mx/noticia/hallan_alcohol_en_cuerpo_de_mayra_tras_examen_toxicologicos_fem/

Redacción Zócalo Saltillo. (2019, agosto 26). Pese a golpizas, Gabriela volvió con su asesino. Zócalo Saltillo. https://www.zocalo.com.mx/new_site/articulo/pese-a-golpizas-gabriela-volvio-con-su-asesino

Segato, R. L. (2018). Contra-pedagogías de la crueldad. Prometeo Libros.

Slovic, P. (2017, marzo 13). Numbed by Numbers. Foreing Policy. https://foreignpolicy.com/2007/03/13/numbed-by-numbers/

Torres-Claudio, M., & Martínez-Cruz, S. J. (2018). Violencia, Impunidad y Prejuicios. Asesinatos de personas LGBTTT en México 2013—2017. Letra S, Sida, Cultura y Vida Cotidiana A.C. https://issuu.com/letra-s/docs/informe_crimenes_2017/22

Turati, M., & Zamarripa, R. (2011). XII Infantes atrapados en el campo de batalla. En Fuego cruzado: Las víctimas atrapadas en la guerra del narco (pp. 286–307). Grijalbo. https://ciperchile.cl/wp-content/uploads/infantes-atrapados.pdf

Xantomila, J. (2020, marzo 6). Onudh: En México se cometen en promedio 10.5 feminicidios al día. La Jornada. https://www.jornada.com.mx/2020/03/06/politica/004n1pol

Notas

1.Traducción libre: “the misogynist killing of women by men”
2.Traducción libre: “While men are murdered more frequently than women, men are rarely murdered simply because they are men. Even in the rare cases of women killing men, it is unlikely that they kill because the victim is male”
3.Traducción libre: “Our eyes have become accustomed to watching images of violence … Most photographs today show the violence of the human condition, but this element affects us less and less, because it is oversignified.”
4.Traducción libre: “The visualization of affliction seems endemic to contemporary visual culture, and some of the perhaps most iconic pictures of the past decade have been images of violence and of pain”
5.Traducción libre: “People don’t ignore mass killings because they lack compassion. Psychological research suggests it’s grim statistics themselves that paralyze us into inaction”
6.Traducción libre: “A Sociomuseologia … entendida como recurso para o desenvolvimento sustentável da humanidade, assente na igualdade de oportunidades e na inclusão social e económica…”

¿Qué te ha parecido?

(0 votos - Media: 0)