‘Memoria cantada’ – Parte I

Música popular de las Comunidades Quilombolas de la Bahía de Todos los Santos. Una expresión de subversión creativa

Bote bahía de todos los santos
Bote bahía de todos los santos

Entre los residentes las comunidades quilombolas de Isla de Maré y Santiago de Iguape en el estado de Bahía de Todos los Santos, Brasil, un horticultor y un pescador recogen música ancestral y la transforman en sonidos contemporáneos. Estos vecinos adaptan la música que escuchaban en su infancia con el fin de mantener el interés de los ciudadanos más jóvenes de la aldea y conservar así las tradiciones en la memoria comunitaria. Como innovadores e investigadores de su propia cultura, se ocupan de la difusión del patrimonio cultural inmaterial en su territorio.

En este campo de tensiones, la sensibilidad artística de los individuos que viven en estos pueblos pequeños tiene carácter educativo y al mismo tiempo se enmarca en el compromiso de promover el aprendizaje colaborativo. Una investigación realizada junto a las comunidades quilombolas bahianas nos permitió aproximarnos a los valores culturales de esos grupos sociales y aprender con ellos, al mismo tiempo que deliberamos sobre las relaciones tejidas entre los modos de recordar, de olvidar y de recrear la memoria en estos lugares. Con la intención de conocer el fenómeno social de los intercambios, se creó entre ellos y nosotros una relación de enseñanza / aprendizaje con pautas que implicaron reconocer y aceptar las complejas relaciones entre investigadores e investigados en difusión del conocimiento. Compartimos experiencias y reflexionamos sobre la conservación del patrimonio histórico y las tradiciones locales en esas comunidades quilombolas.

Estas observaciones fueron realizadas en el conjunto de un equipo de investigación y extensión de la UFBA1Universidad Federal de Bahía en Salvador, Brasil. y nos permitimos incluir dimensiones interdisciplinares para su abordaje y análisis de ese fenómeno social. La historia de los protagonistas ocurre en la localidades de Bananeiras en la Isla de Maré y en la población rural de Santiago de Iguape en el estado de Bahía, en la Bahía de Todos los Santos (BTS). Esta bahía tiene una superficie de 1.233 km2 y forman parte de un sistema geográfico con otras dos bahías de menor tamaño, las de Iguape y las de Aratu. En este espacio se encuentran 56 islas y completan el paisaje diversos ecosistemas, como los estuarios de ríos, manglares, bancos de arena y bosques2Plano/mapa del recóncavo bahiano incluye la cuenca de la BTS. In: http://salvadorhistoriacidadebaixa.blogspot.com.br/2010/11/baia-de-todos-os-santos.html

Bahía de todos los santosEntre los residentes de esas comunidades dos pescadores – Gigiu y Seu Djalma- se movilizan promoviendo la cultural local y  difundiendo a con sus músicas lo que ellos consideran que no debería perderse de su memoria ancestral. Ambos crean letras a partir de músicas de su infancia, con el interés de conservar en la memoria comunitaria algunos eventos de su historia. En esas creaciones protestan por situaciones diversas que consideran injustas y generan un conocimiento propio que se traduce en esas expresiones artísticas. Son innovadores e investigadores de su propia cultura, se ocupan de la difusión del patrimonio cultural inmaterial en su territorio al mismo tiempo que realizan una difusión de conocimiento con base en una epistemología local netamente ligada a la cultura afrobrasilera.

Nuestra reflexión se fundamenta en el análisis de las modalidades estéticas que adoptan los  individuos integrantes de esas comunidades, consideradas como instituciones remanentes de grupos formados por esclavos fugitivos durante la época de la esclavitud. El deseo expreso de mantener una memoria colectiva común aparece como una característica particular de estos grupos sociales, aspiración que se manifiesta en varias expresiones de su cultura como la culinaria, la música, la pesca artesanal, el arte, las artesanías y la crianza de los hijos que unen, definen y consolidan aspectos de esa identidad afrobrasilera.

En este contexto histórico y geográfico la memoria y el esfuerzo de Gigiu y Seu Djalma  dibujan los recuerdos de la vida social del grupo, nos muestran la impronta de aquellos que influyen y/o han influido en sus creaciones actores, las expresiones de subversión creativa que se manifiestan en sus letras y músicas actuales y el rastro de sus costumbres recogidas directamente de la memoria de sus familiares. Aquí, en estos rincones con historia afro brasilera y latinoamericana Gigiu y Seu Djalma aprendieron sus saberes, sabores.

Todos los quilombolas han basado su economía en la explotación de productos primarios extrayendo del mar su sustento diario, repitiendo conocimientos que aprendieron de sus padres , intentando renovarse de acuerdo a las posibilidades que les ofrecen las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Nuestra tarea consiste en difundir estos trabajos con la finalidad de alcanzar el conocimiento creado por estos dos artistas, mostrando las modalidades que aplican para recuperar la memoria colectiva, cuidarla y transmitirla a sus hijos, nietos y bisnietos en la contemporaneidad.

Bote bahía de todos los santos
Bananeiras vista desde el mar. Foto de M. Cisneros López tomada durante el trabajo de campo en la isla junto a la Dra Lilian Lessa (2016)

Perfiles y territorios

Ernandes Carlos Lopes
Ernandes Carlos Lopes

Más conocido como Seu Djalma, tiene 76 años, es un mestizo-negro nacido y criado en isla de Maré, municipio de Salvador, en la localidad de Bananeiras. Allí sólo se accede a través de pequeñas embarcaciones de motor pagando un dólar por cada traslado hasta el continente; el embarque y desembarque es realizado directamente en el agua ya que la localidad no tiene atracadero, los riesgos y las dificultades para el proceso aumentan según las altas y bajas de la marea.

Los padres de Djalma también nacieron en la isla, algunos parientes de la línea paterna llegaron allí desde otras áreas rurales de Bahia en el siglo XIX. Actualmente está jubilado como pescador artesanal, pero continúa cosiendo redes de pesca en el frente de su casa y al mismo tiempo atiende un pequeño almacén. Cuida la tierra plantando su huerta y organiza el jardín de la casa en consideración a su esposa, doña Vilma, con la que lleva casado más de 50 años. Durante mucho tiempo fue líder comunitario del Movimiento de Pescadores de Bahía viajó por Bahía y por el Nordeste brasileño representando a su comunidad y defendiendo los intereses de los pescadores artesanales. Es compositor y cantor. Se inspira creando canciones de protesta contra las injusticias sociales.

A los 21 años compró su primera guitarra, le gustaba dar serenatas y desde entonces compone músicas, él mismo define de esta manera sus comienzos. Mientras agita las cuerdas de su guitarra desordenadamente afirma que su padre sí entendía de música: “mi padre tocaba, mi padre sabía todos los toques” recuerda. Para Djalma combinar los acordes resultaba difícil pero no por eso se acobardó y desde que tiene su guitarra toca en las fiestas familiares sin importarle la belleza del sonido. Lo hace con la convicción de difundir y mantener en la memoria colectiva algunos eventos que considera importantes.

Siempre que le llega la inspiración, se toma un tiempo para escribir las letras y luego con la guitarra, sin exigirse demasiado en la creación musical con que las acompaña, se expresa y comparte. Lápiz en mano, va escribiendo en el primer papel que encuentra. Muchas veces las letras llegan cuando está pescando, puede ocurrir también en las horas que está en su almacén esperando llegar los clientes. En ocasiones, despierta en medio de la noche y escribe por temor a olvidar esa letra que llegó inesperadamente.

“…siempre es mejor comenzar con un ‘pie’, una estrofa… o sea las músicas pueden ser creadas en el mismo momento o van siendo construidas hasta que se llega a lo que se llama tamaño ideal con el tiempo ideal. En el barco, cuando voy a pescar, llevo papel y lápiz, me cansé de hacer sólo un ‘pie’ de la música, muchas veces en la noche no tenía luz y aprovechaba cuando encendía la linterna o la vela en medio del mar para escribir y no olvidar las letras que venían a mi cabeza, ni perder la inspiración… las noticias y reportajes que aparecen en la televisión me movilizan para hacer rimas denunciando injusticias sociales”.
Seu Djalma, entrevista personal, Bananeiras, agosto 2015, traducción MCL.

Seu Djalma diversifica bastante sus composiciones rítmicas, cuenta que ya grabó, marchas de carnaval, forró, valses, boleros y samba de roda, siendo la mayoría de sus creaciones con letras de protesta. Crea músicas para el amor, otras hablan sobre la pesca y también incluye a Yemanjá. Tiene la intención de rescatar músicas de  antiguos carnavales; considera que actualmente ya no son tan valoradas y que él puede cumplir con esa tarea de recuperación. Conversando sobre la difusión de esas músicas, cuenta que su primer CD fue grabado para un evento del Movimiento de los Pescadores. Tiene la expectativa de reproducir otros: “preciso entregar a mis amigos de otras ciudades a los que ya les prometí” nos decía mientras hacía planes. Tiene un total de veinticinco  músicas propias en el computador y espera subir otras cincuenta para comenzar la divulgación.

Su vida como pescador fue alternada con otras tareas, trabajó como ayudante en el puerto de Aratu y otros lugares de Salvador. Djalma y doña Vilma tienen 10 hijos, también criaron con el resto de sus hijos, a una niña nacida en la isla; varios nietos y tres bisnietos, todos ellos viven en el mismo predio de su casa, cercanos entre sí unos cinco a diez metros. Los patios de sus casas se comunican y las actividades del día a día muchas veces se comparten, los aprendizajes se transmiten en la cotidianeidad y los niños crecen, juegan e interaccionan todos juntos como en una mini aldea ancestral.

En una de sus músicas Djalma afirma que él es africano, intercala datos de las etnias africanas llegadas a Brasil, reivindica el continente ancestral e insiste en regresar a esas tierras. Con esa intencionalidad musical, reclama mejores condiciones de vida para su familia, vecinos y habitantes de la comunidad. Algunas de sus hijas estudian y van a la universidad y otras son marisqueras, activistas y representantes del Movimiento de Pescadores como fue él cuando era joven. La memoria de los quilombolas se transforma, se cuida y se resguarda en diferentes espacios de la contemporaneidad.

‘Memoria cantada’  - Parte I 3Djalma se vincula con la tecnología porque considera que es la única forma de difundir su obra fuera de los límites de la isla, unos años atrás grabó un video documental sobre sus acciones como líder referente de la comunidad y su trabajo en relación a la búsqueda de reconocimiento de los derechos de los pueblos quilombolas. La difusión por internet le ha dado esperanzas de tener más éxito en esta tarea artística y política de denunciar la injusticia.

La tecnología es una de las herramientas contemporáneas de difusión, por esa razón estamos aquí en esta alquimia de la Fotosíntesis Cultural.

Video: Canções de Liberdade (Canciones de Libertad)

Video producido por integrantes del Movimiento de Cine Negro Tela Preta, dirección David Aynan, difundido en las redes de VIMEO.COM. 5.48

Aborda la realidad actual de la comunidad quilombola de Bananerias en Isla de Maré. El protagonista es Seu Djalma uno de los líderes del Movimiento de Pescadores, cuenta a través de sus músicas los problemas que han vivido los habitantes de la comunidad y como se ha dado el proceso de preservación de la isla y la obtención de los títulos de propiedad de la tierra.

 

Ficha técnica:

Producción ejecutiva: Ori Producciones
Dirección: David Aynan
Fotografía: Larissa Andrade
Sonido directo: Samyr Uhuru
Montaje: Larissa Andrade y David Aynan
Pos producción: Ailton Pinheiro. Año: 2013

Notas   [ + ]

1.Universidad Federal de Bahía en Salvador, Brasil.
2.Plano/mapa del recóncavo bahiano incluye la cuenca de la BTS. In: http://salvadorhistoriacidadebaixa.blogspot.com.br/2010/11/baia-de-todos-os-santos.html
mm

Ph.D Analista Cognitiva.

Dra en Difusión de Conocimiento, UFBA, Brasil.

Máster en Educación Artística OEI- MEC -CAEU.

Artista Visual y Antropóloga por la UDELAR, Uruguay.

Docente y Gestora Académica en I.ENBA - UDELAR.

Desarrolla investigaciones interdisciplinares y actúa en las áreas de Arte y Antropología.

¿Qué te ha parecido?

(4 votos - Media: 5)