MAT ¿Quiénes somos? El agua y la tierra son indivisibles, y por lo tanto deben ser derogados los instrumentos que fracturan este principio elemental, como el Tratado Binacional Minero, de modo que el agua deje de ser un derecho empresarial inalienable.

MAT

Como Movimiento por el Agua y los Territorios (MAT) nuestra principal lucha ha sido por posicionar el agua como un bien común en Chile, un derecho humano básico, el cual debe ser consagrado como tal en nuestra Constitución, dejando de este modo de ser una mercancía regulada por el mercado (somos uno de los pocos países en el mundo en que el agua es privada). Pero sobre todo entendemos el agua como un derecho de la naturaleza y de los pueblos, decidiendo sus usos y cuidados, ante un modelo centralista de desarrollo minero, forestal, energético y agroalimentario que se ha impuesto en nuestros territorios.

Somos diversas organizaciones sociales y territoriales que nos hemos ido articulando en estos últimos seis años para derogar el Código de Aguas y los diversos instrumentos privatizadores, poniendo fin al lucro y a la actuación mercantilista sobre la naturaleza, garantizando el buen vivir y la soberanía territorial y alimentaria. Es por ello que creemos fundamental la ampliación de los dispositivos legales, como por ejemplo la aplicación del Convenio 169 de la OIT en la DGA (Dirección General de Aguas) en todo el sistema de impacto ambiental, poniendo fin al decreto Ley 701 y a la asignación de recursos monocultivos, entre otras medidas.

El agua y la tierra son indivisibles, y por lo tanto deben ser derogados los instrumentos que fracturan este principio elemental, como el Tratado Binacional Minero, de modo que el agua deje de ser un derecho empresarial inalienable.

Las comunidades y organizaciones que hemos evidenciado las consecuencias del extractivismo nos movilizamos y organizamos para frenar la crisis hídrica antes de que sea irrecuperable, lo que muchas veces ha traído como consecuencia nuestra criminalización.

Este espacio (blog) constituye una oportunidad de diálogo tanto entre los territorios como entre las diversas miradas críticas y situadas desde los movimientos sociales por el agua y los territorios, convirtiéndose en un medio de difusión de nuestras luchas y demandas.