La utopía tecnológica y energética latinoamericana

La región también posee importantes reservas de gas natural, otro de los combustibles fósiles base de la matriz energética predominante.

La utopía tecnológica y energética latinoamericana
Gas natural
(Foto de Eric Kayne/Invision for NRG/AP Images)

En los últimos 10 años, con los gobiernos progresistas y de izquierda de turno, se retomó el objetivo histórico de la unidad Latinoamericana. Esta idea, bien conocida, tuvo origen en el libertador Simón Bolívar, quien procuró en el siglo XIX unificar a aquellos territorios controlados por el imperio español (América Española), luego de conseguir la libertad e independencia (Volpi, 2009) (Acosta Saignes, 2013). El Libertador visualizaba a la Gran Colombia como una nación y a una América española unida (Volpi, 2009). Con la llegada al poder de líderes como Chávez (Venezuela), Correa (Ecuador), Lula (Brasil), Evo (Bolivia), los ideales de Bolívar tomaron fuerza en el marco del denominado socialismo del siglo XXI, se crearon y fortalecieron organizaciones geopolíticas y económicas tales como UNASUR (2008), ALBA (2004), MERCOSUR  (1991), CELAC (2010), etc., como estrategia para alcanzar la utopía bolivariana y luchar contra el imperialismo (Rey, 2017). Incluso, se fundó el Banco del Sur, institución financiera que ayudaría a la integración latinoamericana, con miras a la creación de una moneda propia a futuro. Paralelamente a esto, también se procuró mejorar la vida de los pueblos latinoamericanos de las respectivas repúblicas, a través de políticas que benefician a las grandes mayorías y que de alguna manera, buscaban luchar contra las injusticias provocadas por el sistema económico capitalista; en otras palabras, se incursionó en la línea del desarrollo para alcanzar un bienestar colectivo. Además de la salud, la educación y la generación de conocimiento en conjunto con el impulso al desarrollo tecnológico han sido unos de los pilares fundamentales para mejorar la calidad de vida de los pueblos, a la par que se procuraba darle un giro a las economías, las cuales de manera general se sustentan en la extracción de recursos y producción de materias primas. Sin embargo, haciendo una retrospectiva aún no logramos alcanzar condiciones socioeconómicas como las de los países denominados como desarrollados. Empero, ¿Qué relación existe entre los ideales aún vigentes de Bolívar, el desarrollo de Latinoamérica y su consolidación como región? ¿A qué se debe el estancamiento de las condiciones socioeconómicas y tecnológicas?

El problema de lo geopolítico

La unión y consolidación de territorios pasa por lo político y claramente es un punto de inflexión. Dada la variabilidad de gobiernos de varias posiciones políticas e ideológicas, no ha sido posible una consolidación entre los países de la región, aún más cuando quienes han gobernado, han aplicado políticas neoliberales (antipopulares) y están entregados a los intereses de los capitales privados nacionales (poderes fácticos) e internacionales. Esta situación ha sido vivida tanto en el presente siglo como en el anterior, desde México hasta Chile. Por otra parte, desde el siglo XIX, pasando por el siglo XX y hasta el presente siglo, Latinoamérica ha sido objeto de guerras, invasiones, golpes de estados, dictaduras, revoluciones (Volpi, 2009), que han ido mermando y desapareciendo los ideales bolivarianos. Estados Unidos ha sido el principal actor internacional en intervenir espacios soberanos en el centro y sur de América, donde países como Ecuador no han sido la excepción. Así, por ejemplo, están los casos como la operación Cóndor (1975), la persecución y asesinato del “Che” Guevara en Bolivia por parte de la CIA (1967); invasión a Cuba (1961), entre muchos otros (Aparicio, 2016). En el siglo XXI, han existido casos de golpes de estado tales como en el 2009 al presidente Manuel Zelaya en Honduras y en Venezuela en el 2002 (Aparicio, 2016), que actualmente está siendo bloqueado económicamente por Estados Unidos, además de las posibles injerencias de este en asuntos internos de Venezuela, a través de su sistema de inteligencia (CIA) en alianzas y acuerdos con los opositores al gobierno de turno, grupos y poderes fácticos (Arancón, 2017). A esto, se le suman actores internacionales como Rusia y China que a través de convenios y acuerdos de tipo económico, ejercen sus influencias para beneficio propio y controlar dicho mercado de materias primas (recursos naturales). Según Volpi (2009), en Latinoamérica “solo queda un conjunto de democracias aquejadas por numerosos problemas, el mayor de los cuales sigue siendo la desigualdad”.

Las riquezas de la región

Mapa recursos
Extraida de https://www.google.es/amp/s/lacajitamagicadepalabras.wordpress.com/2015/07/17/recursos-naturales-de-america-latina/amp/

La política en Latinoamérica es una de las caras; otra de las caras es la riqueza cultural y étnica. Pero hay una tercera cara que tendría mayor importancia en el contexto mundial. Se puede inferir con los justificativos del caso que Latinoamérica es la región más rica del mundo en recursos naturales tanto renovables como no renovables, además de poseer varios países entre los más megadiversos del mundo en términos biológicos y ecológicos, tales como Brasil, Ecuador, Colombia, Costa Rica, Venezuela (Bultler, 2016). Lo primero a destacar son las mayores reservas de petróleo probadas del mundo concentradas en territorio venezolano (OPEC, 2017), dado que a la fecha el petróleo es la principal fuente energética que sustenta el sistema económico capitalista y su aparato de producción industrial. Pero no solo son dichas reservas, sino las demás probadas en otros países como en Brasil, Ecuador, Colombia, México, Argentina, Bolivia, entre otros, las cuales sumadas a las de Venezuela, darían lugar a un poderío energético. Sin embargo, hay más. La región también posee importantes reservas de gas natural, otro de los combustibles fósiles base de la matriz energética predominante. México, Brasil, Perú y Argentina son los principales países que poseen las reservas probadas más grandes (OPEC, 2017). Siguiendo con recursos no renovables, están los minerales metálicos. Las mayores reservas de litio, un metal de gran importancia en la fabricación de nuevas tecnologías de diferentes índoles entre esas las energéticas, están concentradas en Bolivia, Chile y Argentina, representando cerca del 60% de las reservas mundiales (AméricaEconomía, 2016) (BBC, 2016). Por si aquello no fuese suficiente, Chile sigue siendo el país con las mayores reservas de cobre del mundo, seguido por Perú, que se ubica en tercer puesto, por detrás de Australia (La República, 2017) (GERENS, 2017), que además posee las mayores reservas de plata (21%) a los que se suman las de Chile, México y Bolivia que se ubican en el cuarto, sexto y octavo puesto a nivel mundial respectivamente (Minería en Línea, 2017). Nuevamente, la unión económica y política de dicho países significaría para el mundo un poderío minero. Pero esto es solo una parte de esta cara; la otra, los recursos renovables. A nivel de región, Latinoamérica posee las mayores reservas de agua dulce, concentradas mayormente en Brasil en primer puesto, seguido por Colombia, Perú y Venezuela respectivamente (CartaFinanciera, 2013) (RT, 2015) (Telesur, 2016). Con la variación geográfica y climática, la región posee suelos muy fértiles, teniendo capacidad de producción de un sin número de alimentos, tanto así que según la FAO (2015), América Latina es la región que más produce alimentos a nivel mundial (Telesur, 2015). Finalmente, tanto la gran biodiversidad como los saberes ancestrales guardan conocimientos de diferentes índoles que permitirían, entre otros, encontrar la cura a ciertas enfermedades o desarrollar nuevas biotecnologías de escalas variadas.

Prohibido sumar

Atando cabos, parecería a priori que no es coincidencia el estancamiento de las condiciones en la región. En la última década, muchos de los países latinoamericanos estuvieron gobernados por partidos progresistas y de izquierda, dando lugar a la implementación de políticas públicas que permitan una mejora de la redistribución de la riqueza, reducir la (extrema) pobreza, mejorar las condiciones sociales y económicas en general, etc. Con dichas políticas y con objetivos claros trazados, se mejoraron pilares sociales fundamentales tales como el sistema de salud y acceso a la misma; gratuidad y mayor acceso a la educación; seguridad social, nuevas oportunidades laborales, mejora de salarios, etc., a través de inversiones estatales, como en el caso de Ecuador, en el que la inversión en salud y educación llegaron a representar más del 20% del PIB (Datosmacro, 2015), siendo la tasa más alta de la región. En este marco, la generación del conocimiento, el desarrollo de ciencia y tecnología fue fuertemente impulsado por el gobierno de turno, ya que se procuraba una economía basada en generación de conocimiento. Este elemento es el último factor clave para comprender por qué los ideales bolivarianos no se han podido llevar a cabo. Si se extrapola a todos los países latinoamericanos la generación de conocimiento y por ende el desarrollo tecnológico en conjunto con el aparato industrial (en menor o mayor medida, con las claras consideraciones del caso como los aspectos socioeconómico y culturales de cada país), lo que se conseguiría a nivel mundial sería un poderío único: poder político-económico global + recursos naturales (renovables y no renovables) + conocimiento + generación de tecnología. Sabiendo que Latinoamérica tiene en general una economía basada en materias primas, con una dependencia económica y tecnológica, la suma de los citados elementos revertiría dicha situación; ocasionaría, por un lado, una independencia prácticamente total con respecto al mundo, sobre todo en aspectos (bio) tecnológicos y por otro lado, un desequilibrio económico en otras regiones, por ejemplo, en Asia, en donde dependen tanto de alimentos como de recursos naturales (combustibles fósiles y minerales metálicos), o bien países como Estados Unidos que para poder mantener su economía requiere de una gran cantidad de materia prima, mucha de la cual proviene de centro y sur de América, zona a la cual le comercializa sus productos industrializados. Otras regiones o unidades económicas como Europa también se verían afectadas ya que, al tener una economía basada en productos industrializados, su comercialización e ingresos económicos bajarían. En el contexto energético, con la concatenación de los elementos expuestos, Latinoamérica tendría no solo el poderío energético del petróleo y gas natural, sino también, el poderío de las energías renovables tales como la solar, eólica, biomasa, geotérmica, hidráulica, a través del desarrollo tecnológico respectivo, aquello gracias a la características geográficas y climatológicas de la región.

Es por tanto evidente que no se puede permitir un desarrollo como tal de Latinoamérica; todos aquellos países (imperios) aun los que se presentan como protectores de países latinoamericanos y que respaldan a gobiernos progresistas no están interesados en el desarrollo de la región y más bien apuntan a crear más dependencias tanto tecnológicas como económica, por medio de créditos y compromisos anticipados de compra de materias primas. En el marco del sistema capitalista y sus actores, a nadie le interesa que el sueño de Bolívar se cumpla y para ello, no hay mejor estrategia que la de Maquiavelo: “divide y vencerás”, a través del apoyo a partidos políticos anti-bolivarianos para que lleguen al poder y que gobiernen bajo los intereses económicos de países, entes y empresas internacionales.

Bibliografía

Acosta Saignes, M., 2013. Bolívar: Acción y utopía del hombre de las dificultades. Primera edición ed. Caracas, Venezuela: El perro y la rana.

AméricaEconomía, 2016. Conozca el A, B y C del litio, el remedio contra la depresión petrolera internacional. [Online] Available at: https://www.americaeconomia.com/conozca-el-b-y-c-del-litio-el-remedio-contra-la-depresion-petrolera-internacional [Accessed 22 Enero 2018].

Aparicio, D., 2016. El intervencionismo de EE.UU en Latinoamérica. Folleto. Madrid: el OrdenMundial en el siglo XXI. www.elordenmundial.com.

Arancón, F., 2017. Venezuela, ¿una revolución de revoluciones? Madrid: el OrdenMundial en el siglo XXI. https://elordenmundial.com/2017/07/27/venezuela-una-revolucion-pasada-de-revoluciones/.

BBC, 2016. La fiebre del litio: la bonanza global del “petróleo blanco” que impacta en América Latina. [Online] Available at: http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/04/160417_economia_bonanza_litio_lf [Accessed 22 Enero 2018].

Bultler, R., 2016. The top 10 most biodiverse countries. Mongabay. https://news.mongabay.com/2016/05/top-10-biodiverse-countries/.

CartaFinanciera, 2013. Tendencia Actual: LOS 10 PAÍSES CON MÁS RESERVAS DE AGUA DEL MUNDO. [Online] Available at: http://www.cartafinanciera.com/tendencia-actual/los-10-paises-con-mas-reservas-de-agua-del-mundo [Accessed 22 Enero 2018].

Datosmacro, 2015. Ecuador – Gasto público Educación. [Online] Available at: https://www.datosmacro.com/estado/gasto/educacion/ecuador [Accessed 22 Enero 2018].

GERENS, 2017. Minería y Energía: Maestría en Minas: Perú se encuentra entre las 5 reservas de cobre más grandes. [Online] Available at: https://gerens.pe/blog/peru-reservas-de-cobre-mas-grandes/ [Accessed 22 Enero 2018].

La República, G., 2017. Economía: Perú desplaza a China como segundo productor de cobre. [Online] Available at: http://larepublica.pe/economia/1020921-peru-desplaza-a-china-como-segundo-productor-de-cobre [Accessed 22 Enero 2018].

Minería en Línea, W., 2017. Producción: Los Países Con Mayores Reservas De Plata Del Mundo. [Online] Available at: https://mineriaenlinea.com/2017/12/los-paises-mayores-reservas-plata-del-mundo/ [Accessed 22 Enero 2018].

OPEC, 2017. Annual Statistical Bulletin. Technical report. Vienna: Organization of the Petroleum Exporting Countries.

Rey, F., 2017. Los herederos de la Gran Colombia. Madrid: el Orden Mundial en el siglo XXI. https://elordenmundial.com/2017/05/08/los-herederos-de-la-gran-colombia/.

RT, 2015. Actualidad: Los 10 países con las mayores reservas de agua dulce. [Online] Available at: https://actualidad.rt.com/actualidad/181075-paises-mayores-reservas-agua [Accessed 22 Enero 2018].

Telesur, 2015. Noticias: América Latina es la región del mundo que más produce alimentos. [Online] Available at: https://www.telesurtv.net/news/America-Latina-es-la-region-del-mundo-que-mas-produce-alimentos-20151210-0049.html [Accessed 22 Enero 2018].

Telesur, 2016. Multimedia: Estos son los países con la mayores reservas de agua del mundo. [Online] Available at: https://www.telesurtv.net/multimedia/Estos-son-los-paises-con-la-mayores-reservas-de-agua-del-mundo-20160321-0073.html [Accessed 22 Enero 2018].

Volpi, J., 2009. El insomnio de Bolívar. Cuatro consideraciones intempestivas sobre Amércia Latina en el siglo XXI. Barcelona, España: Random House Mandadori.

  • Últimos posts
mm
Autor
PhD (c) en Eficiencia energética y Energías renovables. CIRCE-Universidad de Zaragoza-España.