La educación en Brasil en el primer cuarto del siglo XXI

Educación Brasil siglo xxi
Educación Brasil siglo xxi

portuguesJosé W. Marinho de Aragão
Universidade Federal da Bahia, Salvador de Bahia, Brasil.
jwellingtonaragao@gmail.com

 

Abro este artículo con una aguda declaración del profesor español Andreu Navarra, quien denuncia de forma contundente en que se ha transformado la educación como proceso social de formación de seres humanos para convivir en sociedad, por el sistema capitalista durante los últimos dos siglos, a pesar de los modelos alternativos y las diversas experiencias aquí y allá extremadamente exitosas en el sentido de tomar la educación como un proceso de construcción de la autoemancipación de la persona, del individuo, en fin, del sujeto social en una perspectiva de transformación social solidaria:

 “Nós, professores, queremos criar cidadãos autônomos e críticos, mas, em vez disso, estamos criando o ciberproletariado, uma geração sem dados, sem conhecimento, sem léxico. Estamos vendo o triunfo de uma religião tecnocrática que evolui para menos conteúdo e alunos mais idiotas. Estamos servindo a tecnologia e não a tecnologia a nós”, diz Navarra. Constatando também que,

“O professor está exausto, devorado por uma burocracia para gerar estatísticas que lhe tiram a energia mental para dar aulas.” (O testemunho de Andreu Navarra (Barcelona, 1981), historiador, tem o valor de quem leciona há seis anos em escolas públicas e em escolas subvencionadas, em áreas ricas e em áreas degradadas [da Espanha]. Autor do livro Devaluación Continua (desvalorização contínua) pela editora Tusquets, Barcelona, 2019). [A educação dos ciberproletários. Reportagem de Berna González Harbour, El País, 18/09/2019. Republicado pelo Blog Outras Palavras, São Paulo-SP, Brasil].

Esta declaración, típica de un maestro inmerso en su quehacer de una manera crítica y solidaria, nos parece común a todos los procesos educativos en la faz de la tierra. Parece que los educadores generalmente quieren una educación más autónoma y liberadora, pero los mayores intereses del capitalismo dictan e imponen otra pedagogía, otra didáctica de formación apática, desmovilizadora y que crea autómatas para los engranajes de la sociedad y del Estado dominado por los poderosos siempre.

En los países periféricos del sistema capitalista global y, particularmente en América Latina, diversos datos y testimonios indican que la educación siempre ha estado sometida a deficiencias de todo tipo. Agitada y removida en un escenario árido con la constante falta de recursos financieros y pedagógicos, con la aplicación de planes de estudio inadecuados, además de alienantes, métodos de estudio basados en la memorización de hechos y fechas personalistas, y la transferencia pasiva de una visión lineal y positivista de los fenómenos culturales, técnico-científicos, económicos, históricos, sociales y políticos.

La educación como proceso de formación de generaciones de una sociedad dada siempre ha estado vinculada a un proyecto del perfil de ser humano que se quiere y desea formar (cf. Durkheim, 2011). ¿Para qué tipo de ser humano la sociedad y el Estado quieren dar los títulos? ¿Para prepararlo para la vida futura? Lo que tenemos en el mundo de hoy es la corrosión del modelo de educación pasiva, alienante, haciendo efectivo el fracaso como proceso formativo dentro de la sociedad capitalista.

La globalización económica de los intereses del mercado, los intereses lucrativos de la mano invisible, la liberación de internet para su uso masivo, la invención de teléfonos móviles, el uso irracional de las redes sociales y las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en general y en todas las ramas de las actividades humanas. Si bien parecía que la revolución de la microelectrónica proporcionaría más libertad y autonomía a los seres humanos en su disfrute, esta revolución llegó a fragmentar y encarcelar a las personas en burbujas, creyendo que ahora tenemos más poder. Con todo, solo somos personas controladas y sumisas a los algoritmos de unas pocas plataformas informáticas multimillonarias al servicio del mercado. El impacto de las TIC en los currículos de capacitación humana en todo el mundo ha sido extremadamente perjudicial para la sociabilidad, la moralidad, es decir, para las prácticas de una ciudadanía sana, plural, diversa y amorosa hacia todas las diferencias.

La educación en los países latinoamericanos ha revelado el lado perverso de la implementación y la imposición política de las concepciones económicas neoliberales desde hace más de 40 años. El acceso al uso de las nuevas tecnologías (revolución en microelectrónica, nanotecnología y robótica) ha corroborado la aguda crisis en la desestructuración de las relaciones laborales, la reconfiguración del trabajo y la producción de desempleo estructural en la sociedad. Son perceptibles las bizarras consecuencias que ha tenido sobre el proceso educativo y en las políticas de formación y calificación de los docentes de educación básica y superior.

Pero, ¿por qué sucede esto si el pensamiento único predica un modo de vivir en este mundo con unas conquistas y logros nunca antes alcanzados? Simplemente porque los currículos pedagógicos aplicados en el proceso de formación de personas ya no cumplen su función, y las vastas camadas de la escuela salen más deformadas que bien formadas para buscar e incorporarse a un trabajo bien remunerado. Con la globalización económica de los intereses lucrativos del mercado capitalista y la liberación de la informática a través de la inserción de computadoras en las prácticas sociales y, más tarde, con la liberación de Internet para su uso en las organizaciones y las personas, los problemas empeoraron y las crisis se generalizaron en todo el mundo. y llegamos a conocer lo que es el desempleo estructural.

Como consecuencia, los movimientos sociales ahora son perseguidos y desarticulados, se imponen relaciones laborales precarias y se elogia la ideología de la «calidad total», los «cinco estos», el «ISO 9000», la grandeza en la reorganización productiva de los “Tigres asiáticos”, el emprendedorismo, la institución de educación a distancia respaldada por las TIC y otros paquetes de tecnología milagrosa.

La expansión vertiginosa de las TIC y la difusión que cada individuo ahora es libre para informarse, educarse y consumir; incluso que puede trabajar libremente desde casa y hasta comenzar su propio negocio (emprendimiento), ha sido tan abrumador que nos encontramos atontados delante de tantas posibilidades. De hecho, el resultado ha sido una implosión de los valores gregarios y solidarios del ser humano, dando como resultado la imbecilización de los individuos, que ahora están aislados, mantenidos en burbujas asépticas, fácilmente controladas por los maravillosos dispositivos de las TIC.

La trampa de las nuevas tecnologías está bien plantada e infiltrada en el mundo y está destruyendo gradualmente la capacidad de cada individuo para convertirse, de hecho, en Sujeto (con S mayúscula) capaz de reelaborar los conocimientos (cultura) y hacer Historia (con H mayúscula). Es decir, reflexionar, repensar y convertirse así en protagonista del proceso social.

La educación, la escuela y los procesos formativos en general se han constituido en un falso título bajo la calma de las maravillas nano-robóticas y tecnológicas, la llamada inteligencia inteligente o artificial. ¡Ya no necesitamos pensar o reflexionar sobre nada, porque la inteligencia artificial nos proporciona todo! ¡Solo haga clic y todo estará a su alcance! Parece que los seres humanos estamos pagando un alto precio por el estúpido uso de los acelerados logros alcanzados por las TIC desde la caída negociada del «Muro de Berlín» en 1989 y la desintegración acordada de la antigua Unión Soviética (URSS) en 1991. El «telón de acero» se derritió en el aire y la necropolítica del capitalismo prometió progresos con la globalización de la economía bajo la «mano invisible» de los mercados. Y de nuevo, se derrumbó en el aire en nubes de polvo, es decir, contaminando y corrompiendo el toque de la socialdemocracia burguesa que existía hasta entonces. Por lo tanto, en este escenario, se puede decir:

 “Também, hoje, se encontram presentes outros elementos próprios do fascismo: o discurso de ódio ao outro – racismo, homofobia, misoginia; o uso das tecnologias de informação que levam a níveis impensáveis as práticas de vigilância, controle e censura; e o cinismo ou a recusa da distinção entre verdade e mentira como forma canônica da arte de governar.” Cf. Chaui, O que é a “nova” ultradireita?)

O movimento do capital transforma toda e qualquer realidade em objeto do e para o capital, convertendo tudo em mercadoria, instituindo um sistema universal de equivalências próprio de uma formação social baseada na troca pela mediação de uma mercadoria universal abstrata, o dinheiro. (Cf. Chaui, O que é a “nova” ultradireita?)

Si hubiera suficiente espacio, podríamos ilustrar con datos estadísticos la involución de la civilización humana en general a partir de los designios impuestos por el neoliberalismo. La globalización económica ha llevado a una destrucción lenta y gradual del medio ambiente terrestre en su conjunto a través del uso masivo de las TIC con el único propósito de obtener y concentrar ganancias a escala planetaria. En este escenario, la educación se ha convertido en una mera mercancía, objetivada solo como otro producto de consumo.

Honestamente, la educación unidireccional, la supresión de la libertad y los derechos sociales, así como la globalización de las desigualdades sociales y la alta concentración de ingresos en manos de unos pocos individuos, son indicadores del desastre general al que el capitalismo financiero globalizado está conduciendo a la humanidad. Como también parece que los logros maravillosos de la inteligencia artificial no están educando a los seres humanos para ser más dignos, más felices y más solidarios entre sí … Por el contrario, está destinado sobre todo a controlar de manera imbécil a los seres humanos en cualquier latitud.

Referências

Chaui, M. O que é a “nova” ultradireita?, A terra é redonda, 08/10/2019. Republicado pelo Blog Outras Palavras. Acesso em 11/10/2019, as 20:00 horas.

Durkheim, E. (2011). Educação e sociologia. Petrópolis, RJ: Vozes.

Harbour, B. González. A educação dos ciberproletários, El País, 18/09/2019. Republicado pelo Blog Outras Palavras. Acesso em 07/10/2019, às 19:50h.

¿Qué te ha parecido?

(0 votos - Media: 0)