La colonización de Virginia y Carolina

Conquista y colonización española en Norteamérica nº 9

Mapa de Virginia
Mapa de Virginia

En esta entrada vamos a analizar todos los elementos principales de la expedición castellana liderada por Lucas Vázquez de Ayllón que exploró los actuales territorios de Virginia y Carolina.

La colonización de Virginia y Carolina 3Antes de comenzar con todos los detalles de esta expedición vamos a realizar un somero resumen de la vida de su principal protagonista. Lucas Vázquez de Ayllón (Toledo, c. 1478 – Virginia, 18 de octubre de 1526), fue un oidor y militar español que en sus últimos años de vida se convirtió en un Adelantado y explorador. Hijo de Juan Vázquez de Ayllón, Regidor de la Ciudad de Toledo, y de Inés de Villalobos, también de familia hidalga.

Hay discrepancias en la fecha en la que nuestro protagonista viaja por primera vez a América. Algunos historiadores piensan que pudo viajar a Santo Domingo en el año 1502. Otros en cambio se decantan más por el año 1506.

En Santo Domingo, nuestro protagonista es oidor de la Real Audiencia de Santo Domingo. Vuelve posteriormente a España por causas desconocidas y posteriormente viaja por segunda vez a América el 17 de febrero de 1512.

En 1520, tuvo participación directa en el enfrentamiento entre Hernán Cortés y el Gobernador de Cuba Diego Velázquez de Cuellar. Vázquez de Ayllón envía una carta al rey Carlos V fechada el 4 de marzo de 1520 contándole los problemas surgidos entre ambos conquistadores.

Posteriormente, la Real Audiencia de Santo Domingo ordena a nuestro protagonista que viaje a Cuba para hacer desistir al gobernador de que fuera a México para luchar contra Cortés. No consiguió disuadirle y además se encontró con que el gobernador era apoyado por Pánfilo de Narváez (Navalmanzano, Corona de Castilla, ca. 1470Costas de Florida occidental, cerca del delta del Misisipi, Imperio español, 1528).

Vista la situación, nuestro protagonista decide embarcarse en la expedición con el objetivo de intentar evitar el enfrentamiento en tierras mexicanas. Durante la travesía reprime a Narváez por su actitud a la vez que se pone claramente de parte de Hernán Cortés.

Vista la situación, Pánfilo de Narváez apresa a nuestro protagonista y decide enviarlo de vuelta a Cuba. El cronista Bernal Díaz del Castillo nos cuenta un relato de lo sucedido:

“que con buenas palabras é con temores que puso al capitán de navío y al maestre y al piloto que le llevaban a cargo, Su magestad les mandaría ahorcar y como aquellas palabras oyeron, les dijeron que les pagase su trabajo y les llevarían a Santo Domingo, y así mudaron al derrota que Narváez les había mandado que fuesen”

Una vez solventado este pequeño percance, Vázquez de Ayllón emprendió la organización de una gran expedición que explorara las costas más al norte de la Florida. Buscaba con esta expedición oro e indios (cómo sin duda era el principal objetivo de todas las expediciones que estamos contando en este serial) y aparte en esos años se tenía también por objetivo encontrar un paso navegable hacia el Océano Pacífico.

La expedición parte de la zona norte de la isla de Santo Domingo en diciembre de 1520. Por esas fechas también parte una segunda expedición organizada por el oidor de la Real Audiencia de Santo Domingo Juan Ortiz de Matienzo (Valle de Mena (Burgos), c. 1485 – España, c. 1535), rival de Vázquez de Ayllón.

Tras varios meses de navegación rumbo norte, ambas expediciones se encuentran y deciden continuar juntas la exploración. En junio de 1521 llegaron a la desembocadura de un río que bautizaron con el nombre de San Juan Bautista (donde hoy se encuentra la población de Little River, Carolina del Sur).

El 31 de junio de 1520, unos 20 castellanos desembarcan en botes para entablar un primer contacto con los nativos, conocidos como Chicoranos. Inicialmente los lugareños se asustaron al ver a unos seres desconocidos, pero enseguida obsequiaron a los españoles con comida y regalos.

Los expedicionarios tomaron la zona en nombre del rey, capturaron unos 150 indios del lugar y tras cerciorarse bien que conocían su ubicación exacta del mismo, decidieron volver a La Española. Al llegar a La Española, una comisión presidida por Diego Colón ordenó que los indios fueran devueltos a su lugar de origen.

Tras esta primera expedición, nuestro protagonista decide viajar a España para entrevistarse con el monarca y que este le apruebe una Real Cédula para poder explorar y colonizar los territorios al norte de la Florida. Lleva consigo a uno de los indios que había aprendido rápidamente el castellano y que era conocido como Fernando de Chicora. Es bastante probable que llegara a Castilla en los primeros meses del año 1523.

Fernando de Chicora relata a Vázquez de Ayllón y a todo el que quiere escucharlo en España las maravillas de su país de origen. En el viaje de Sevilla hasta Vitoria, donde se encontraba el rey en esos momentos, Vázquez de Ayllón y Fernando de Chicora coinciden con el cronista Fernández de Oviedo, que recoge algunos de estos relatos.

Nuestro protagonista consigue su propósito y por Real Cédula fechada el 12 de junio de 1523 el rey Carlos V lo nombra Adelantado y le autoriza a explorar y colonizar el “país de Chicora”. Además, aprovecha la estancia en España y es nombrado caballero de la Orden de Santiago. Tras este nombramiento, nuestro protagonista vuelve a Santo Domingo.

La Capitulación firmada por Vázquez de Ayllón es una Capitulación diferente a las anteriormente otorgadas por la Corona Española a los conquistadores en el Caribe, ya que se capitula prácticamente de oídas y únicamente con la base de los relatos, la mayoría por no decir todos exagerados o inventados, de Fernando de Chicora.

Algunos asuntos retrasaron la salida de la expedición. Antes de llegar a Santo Domingo, Vázquez de Ayllón tuvo que desembarcar en Puerto Rico ya que tenía mandato del rey de interceder en la disputa que allí estaba ocurriendo entre el contador Antonio Sedeño y el tesorero Blas de Villasanta.

Un segundo obstáculo fue que ese año se retrasaron los barcos provenientes de España y que entre otras cosas trasportaban armas y bastimentos destinados a los barcos de esta expedición. Tuvo finalmente que pedir prórroga nuestro protagonista para su expedición al pasar el año 1524 sin poder partir.

En los primeros meses del año 1525, Vázquez de Ayllón manda dos carabelas de avanzadilla a la Florida que recorren unas 250 leguas de costa y regresan a Santo Domingo. En esos momentos, la expedición de Esteban Gómez (nuestro siguiente protagonista en este serial) había descubierto que no existía estrecho o paso en toda la costa desde la Florida hasta Terranova.

Estas noticias trastocaban los planes de gloria y riquezas de Vázquez de Ayllón, ya que no había paso hacia el Pacífico y por tanto no había comercio de la seda, y además, no había tampoco rastro de oro ni de perlas.

Mapa de Virginia

Para más complicaciones, la Flota de Indias seguía sin llegar a principios de 1526. Dicha Flota iba a traerle, aparte de armas, un barco comprado en España por su sobrino Francisco de Vargas.

Entonces, El Consejo de Indias en vista del retraso de Vázquez de Ayllón en poner la expedición en marcha, le apremia a que ejecute la expedición o será despojado de su capitulación:

le enviaron a mandar los señores del Consejo Real de Indias que pusiese en efecto su empresa, conforme a lo que tenía capitulado, si no, no proveerían en el negocio para que fuese otro capitán a lo hacer, e le excluirían de la negociación”.

Debido a esto no tuvo nuestro protagonista más remedio que montar la expedición, a la que decidió ir el mismo en persona, a pesar de lo ridículo que era la misma en estos momentos tras las noticias provenientes de la expedición de Esteban Gómez. Tuvo además que pedir prestado dinero para poder terminar de financiarla. El cronista Fernández de Oviedo dudaba de la valía de Vázquez de Ayllón como soldado:

“Yo creo bien que el Licenciado Lucas Vázquez de Ayllón supiera ser alcalde de hacer justicia, defendiendo un litigio que ante él se tractara, porque para ese efecto aprendió derechos, pero nunca se vistió corazas ni se ciñó espadas”.

Finalmente y tras gastarse todo su dinero, la expedición liderada por Vázquez de Ayllón, compuesta de 6 barcos, unas 500 personas aproximadamente entre hombres y mujeres y unos 90 caballos, partió del norte de la isla de Santo Domingo en julio de 1526. Ya no era una expedición de descubrimiento, como era la intención principal en las capitulaciones de 1523, sino que era una expedición de conquista y poblamiento del lugar, de ahí el elevado número de personas de la misma y la utilización de tantos caballos.

La expedición navegó hasta la costa norte de Florida. Desembarcan en un río que lo llaman río Jordán (que probablemente coincida con el río que desemboca en el Cabo Fear, en Carolina del Norte). Allí permaneció la expedición varios días.

Posteriormente tomaron rumbo oeste y llegaron a otro río, llamado Gualdape, donde los españoles construyeron un asentamiento conocido como San Miguel de Guadalpe.

La pesca era abundante en la zona pero existía una gran carestía de otros alimentos, sobre todo de pan. Esto, unido a un invierno frío, produjo muchas muertes en la expedición, entre ellas la de nuestro protagonista, que falleció el 18 de octubre de 1526.

Tras la muerte del líder de la expedición y tras registrarse más muertes por congelación debido al duro invierno, los expedicionarios deciden regresar a Santo Domingo dando por concluida la misma, llevándose consigo el cuerpo de Vázquez de Ayllón.

Es obvio que la expedición liderada por Vázquez de Ayllón fue un absoluto fiasco, ya que no pudieron mantener un asentamiento fijo en el actual territorio de los Estados Unidos y porque además fueron numerosas las bajas que la misma tuvo, ya que de los 500 que partieron solamente regresaron unos 150, la gran mayoría de ellos enfermos y desnutridos.

Tanto su hijo (del mismo nombre que su padre), como su viuda, Ana de Becerra, intentaron hacer valer los derechos de la Capitulación y montar otra expedición, pero les fue económicamente imposible.

La sed de aventuras y gloria del Licenciado Ayllón le llevó irremediablemente a su muerte, cuando llevaba una vida cómoda y de lujo en Santo Domingo.

Trece años después de la infructuosa expedición liderada por Vázquez de Ayllón, el nuevo Gobernador de La Florida, Hernando de Soto, monta otra expedición de colonización a los territorios de Virginia y Carolina.

Bibliografía

Díaz del Castillo, B. (1975): “Historia verdadera de la conquista de Nueva España”. Colección Austral, Espasa-Calpe, 3ª ed. Madrid

Gómez Gómez, J. M. (2002): “El toledano Lucas Vázquez de Ayllón y la empresa de América”, en Alcalibe: revista Centro Asociado a la UNED Ciudad de la Cerámica, Nº. 2: 79-108.

Lucena Salmoral, M (1974): “La extraña capitulación de Ayllón para el poblamiento de la actual Virginia. 1523, en Revista de Historia de América 77-78. México.

Weber, D.J. (2000) “La frontera española en América del Norte”. Fondo de cultura económica. México D.F.

mm

Master en archivística por la UNED. Licenciado en Historia por la Universidad de Cádiz.

Especialista en Paleografia y Diplomática.

¿Qué te ha parecido?

(0 votos - Media: 0)