Gobernar el Estado peruano a través del crimen

Es urgente que nos levantemos como pueblo y lo corrijamos con nuestro disenso. Al Estado de corrupción debemos oponerle el estado de rebelión. Si no, seremos cruelmente castigados.

Corrupcion-Peru

La ley no es el único criterio normativo,
ni el Estado es el fundamento de la política,
sino la vida y el pueblo.
Enrique Dussel

Decía Michael Mann que el Estado es como la mafia, te ofrece protección de él mismo. En efecto, esto es cierto si a Estado le agregamos el adjetivo “corrupto”. Corrupción significa etimológicamente romper, desligar. Esto es desvincular al Estado de su sede originaria: el pueblo. No es que el Estado por constitución sea mafioso, sino que deviene en mafioso cuando se corrompe.

El Estado entendido como el conjunto de instituciones que un determinado pueblo se da para producir y reproducir su vida, como toda creación humana es falible, en el sentido de que corren el riesgo de corromperse, es decir, dejar de cumplir con el fin para el cual fue creado. Pero el problema no es que el Estado se corrompa, porque esa es posibilidad en toda institución. El problema es no hacer nada para corregirlo.

Esto es lo que está ocurriendo lamentablemente en el Perú. El gobierno está usando al Estado para robar al pueblo. Para decirlo en otros términos, nos gobierna la cleptocracia. Esto no es de ahora, pero hoy lo evidenciamos escandalosamente. En el camino el Estado peruano ha ido condensado una relación con el pueblo fundado en el crimen. El resultado de esto ha sido que hoy el crimen se ha convertido en la forma de gobierno legal.

Esto es, si en un principio los gobiernos usaban al Estado peruano para explotar, oprimir, robar al pueblo eventualmente. Ahora necesitan del crimen permanente. Pero este hecho no se ve en nuestras relaciones cotidianas como tal, porque ha sido revestido de legalidad. En eso consiste el misterio del gobierno del Estado peruano actual, en que las relaciones criminales son reflejadas a través del espejo de la legalidad.

Este crimen parece perfecto, pero no lo es. No lo es porque estamos empezando a sospechar. Estamos tomando conciencia que la delincuencia más peligrosa en el Perú no se expresa en el que roba una cartera en la esquina de la calle, como nos quieren hacer creer, sino que está ligada a una forma de gobernar el Estado, el gobernar a través de la corrupción. Lo cual significa gobernar el Estado en función de unos cuantos. En donde una minoría vive a costa de la miseria de la mayoría.

Finalmente, la función del Estado es gestionar la vida de quien representa. Sin embargo, el criterio del gobierno peruano actual es gobernar el Estado a través de la corrupción, es decir, del crimen permanente. Por tanto es urgente que nos levantemos como pueblo y lo corrijamos con nuestro disenso. Al Estado de corrupción debemos oponerle el estado de rebelión. Si no, seremos cruelmente castigados.

  • Anteriores posts
Autor

Abogado y Filósofo. Universidad Nacional de San Agustín.

Director del Centro de estudios Disenso.

  • Corrupcion-Peru
    Gobernar el Estado peruano a través del crimen
  • America latina , ahora o nunca
    Descolonizar el derecho latinoamericano

    Los saberes no son neutrales. Son producidos en función de fines concretos. La misma suerte corre para el derecho. Esto lo sabía muy bien uno de los grandes filósofos del derecho moderno, Rudolf von Jhering, cuando nos dice que “el fin es el creador del derecho”. Pero, ¿cuál es el fin del derecho? Unos dirán que la justicia, otros que la libertad y la paz, etc. Para Kelsen, por ejemplo, el derecho tenía que ser puro e inmaculado y no ensuciarse con los problemas políticos y morales. Pero en lo que todos de algún modo podemos coincidir es, que el derecho nos conviene a todos porque es un criterio de orientación para solventar los conflictos sociales que escapan a la moral, como sugiere Habermas.

  • Educar para no pensar
    Educados para (no) pensar

    Educar no solamente significa transmitir conocimientos, es sobre todo generar las condiciones para que el otro, a partir de dichos conocimientos pueda expresar lo mejor que tiene. Eso se llama crear, y crear significa generar algo nuevo pertinente a la vida. El cual requiere previamente capacidad para pensar. Sin capacidad para pensar no hay creación. Por lo que educar es enseñar a pensar a partir de lo ya pensado.

  • justicia ilegal
    En Perú no hay justicia sin ilegalidad
  • En defensa de la protesta social
    En defensa de la protesta social
  • democracia
    Pensar en tiempos de juridificación del crimen (III)