Es una cuestión de prioridades: ¿Qué es más importante un F-16 o la educación de un infante?

La educación escolar chilena ha sido objeto de pauperización y de abandono por parte de los sucesivos gobiernos.

F-16 o educación
F-16 o educación

En la actualidad en Chile, es más importante a nivel de gobierno, financiar la compra de un F-16 y de sistemas de modernización para estos aviones de combate, que la educación de un niño o niña de 6 años de edad. Y la razón es simple: es más importante para el gobierno tener un Ejército bien armado y remunerado, que educar a la población en edad escolar.

Y no es que vaya a estallar un conflicto bélico entre Chile y otra nación hermana, sino que más bien, se deben mantener ciertos estándares de posicionamiento geopolítico y entre estos indicadores, uno de los más relevantes es el poderío militar de una nación. Y particularmente Chile, en las últimas décadas ha apostado por invertir en otros sectores (como la milicia) y la educación y otros servicios sociales, quedan rezagados ante una agenda gubernamental preocupada y tensionada por mantener indicadores macroeconómicos y de competitividad elevados o estables.

Alguien podría cuestionarse: ¿Si en el presupuesto proyectado para el año 2019 por el Ministerio de Hacienda, se consignaba que para Educación se destinaría un 25, 4% de las arcas fiscales, en cambio para el ejercito solo un 4,2 %? En el papel y en las estadísticas, esto es totalmente cierto, pero y ¿los recursos de la Ley Reservada del Cobre que les proporcionaba el 10 % de las utilidades anuales? Aun considerando, todos los aportes estatales para el Ejército chileno, las cifras nos pueden llevar a un equívoco.

Si desea contar con una prueba empírica de que en Chile es más importante la inversión en el Ejercito que en Educación, solo revise la situación de las escuelas municipales que literalmente “se caen a pedazos”, instituciones en las que el autor de este escrito se educó y que no tienen ni las lujosas, ni imponentes instalaciones con las que cuenta la emblemática Escuela Militar.

Si un gobierno como el actual declara “que los niños están primero”, debería aclarar que se trata de los hijos de los militares, políticos y burócratas estatales y que el resto de la ciudadanía se encuentra librada a la suerte del mercado y los vaivenes de la oferta y demanda.

Este es solo un ejemplo leve, de cómo la educación escolar chilena, ha sido objeto de pauperización y de abandono por parte de los sucesivos gobiernos y se ha puesto en esta reflexión como ejemplo y contraparte de una institución que ha sido beneficiada y legitimada por muchas décadas como el Ejercito, porque se podrían de la misma forma, nombrar como ejemplos a otras favorecidas por los últimos gobiernos.

Si en Chile, es más importante invertir en armamento que en la educación de un infante, nos quedan claras cuáles son las prioridades y al mismo tiempo, se nos ofrecen algunas pistas de que nos depara el futuro, un futuro del que esperamos podamos tomar parte y revertir estas medidas tendientes a mantener el patronazgo y el latifundismo colonial que aun se encuentra presenta de manera solapada en este país.

mm

Profesor de educación primaria, Magíster en educación mención dificultades del aprendizaje, Doctor (c) en Educación.

Temáticas de interés: Políticas educativas, Sociología de la educación, inclusión escolar, justicia social, derechos y desarrollo del profesorado.

¿Qué te ha parecido?

(0 votos - Media: 0)