El malestar en el trabajo. (Salud mental ocupacional)

El malestar en el trabajo se produce porque los valores de la empresa son contradictorios con los valores personales, porque los ambientes laborales son cada vez más competitivos y en éstos, la ayuda y la colaboración tienden a desaparecer.

El malestar en el trabajo. (Salud mental ocupacional)
Salud mental ocupacional

En Chile la fuerza de trabajo ocupada se estima en 8,9 millones de personas, lo que representa un 44,3 % de la población total.1Instituto Nacional de Estadísticas INE –Chile (2018) http://www.ine.cl/estadisticas/laborales/ene En nuestro país, un trabajador dependiente permanece alrededor de 44 hrs semanales en su trabajo, lo que hace muy difícil aislar la actividad laboral, de sus condiciones de salud. El trabajo tiene un impacto sobre la salud de la población trabajadora, por lo que es reconocido el rol de las condiciones laborales como determinantes sociales de la salud.

En Chile la salud ocupacional, funciona a través de un seguro obligatorio para las empresas, las que contratan instituciones públicas o privadas, para otorgar servicios de salud en caso de eventos considerados dentro de la Ley 16.744 sobre accidentes del trabajo y enfermedades profesionales 2Ley 16.744 sobre accidentes del trabajo y enfermedades profesionales. https://www.leychile.cl/navegar?idnorma=28650&r=1. En los últimos años se ha observando un aumento en la proporción de denuncias por enfermedades mentales: durante el año 2017, las denuncias por enfermedad profesional correspondían a enfermedades musculoesqueléticas (45%) y enfermedades mentales (33%).3Superintendencia de Seguridad Social (2017) Informe Anual: Estadísticas sobre Seguridad y Salud en el Trabajo http://www.suseso.cl/607/w3-article-496701.html Y de acuerdo al informe del Sistema nacional de información de seguridad y salud en el trabajo, el diagnóstico más común asociado a denuncias por enfermedad profesional de salud mental, son los trastornos de adaptación (25% del total de denuncias) 4Informe del sistema nacional de información de seguridad y salud en el trabajo(SISESAT). Versión 17 de marzo de 2018..

Diversas situaciones pueden afectar la salud: la exposición a elementos tóxicos, cargas pesadas, malas posturas. También se reconoce las consecuencias psicológicas que pueden tener los estresores físicos como ruidos, iluminación, horarios y sistemas de turnos, y el efecto de las situaciones de malestar al interior de la empresa, como factores que afectan a la salud mental en el trabajo. La encuesta nacional de empleo trabajo y salud5Ministerio de Salud Chile. (2011) Encuesta Nacional de Empleo, Trabajo y Salud-ENETS reveló que los principales síntomas de salud asociados al trabajo son: cansancio continuo, dolores de cabeza, problemas para dormir, irritabilidad, síntomas de estrés que podrían llevar al desarrollo de alguna patología en el mediano o largo plazo.

Otros factores como la inestabilidad en el empleo y un nivel de remuneraciones insuficiente generan tensiones en la vida del trabajador. En la actualidad se ha llegado a comprender el peso que tienen los factores psicosociales en la salud mental. Estos factores hacen referencia a situaciones y condiciones inherentes al trabajo, relacionadas a la organización, que tienen la capacidad de afectar, en forma positiva o negativa, el bienestar y la salud (física, psíquica o social) del trabajador. 6Centro de Estudios de la Mujer y Universidad de Ottawa. Proyecto Araucaria. Chile 2011. La exposición a mayores riesgos psicosociales se asocia también a los trabajos y ocupaciones de menor calificación e ingresos, siendo las mujeres quienes están más expuestas a estos riesgos.

Una investigación en la realidad laboral chilena, reveló como las actividades de mayor riesgo psicolaboral a las de servicios administrativos y de apoyo, los hogares familiares (empleadas domésticas) y al trabajo en grandes tiendas y supermercados. Los riesgos más altos se asocian a una seguridad social deficiente, y a la insatisfacción con el nivel de los salarios.7Pérez-Franco J. (2013) Distribución del Riesgo Psicosocial Laboral en Chile. 2º Congreso Latinoamericano y del Caribe sobre Salud Global. Santiago de Chile, 9-11 de enero de 2013

En cuanto a los problemas mentales asociados al trabajo, el Ministerio de Salud (compartiendo el abordaje utilizado ya en varios países) propone la administración de un protocolo de identificación de riesgos psicosociales de cada organización y la valoración del nivel de exposición a éstos. Se estudian aspectos como las políticas y actividades preventivas de salud y bienestar en el trabajo, políticas contra el acoso laboral y la violencia física, los planes de retorno al trabajo luego de licencias médicas prolongadas, la carga de trabajo, el apoyo social, el desarrollo y promoción de trabajadores.8Instituto de Salud Pública de Chile (2012) “Instrumento de Evaluación de Medidas para la Prevención de Riesgos Psicosociales en el Trabajo”. Primera versión. Según la Ley 16744 el empleador es el responsable que define si la empresa ingresa al programa de vigilancia de la institución que administra este seguro.

El Malestar del trabajador-a y la percepción de salud mental

En la actualidad, un trabajador se expone a condiciones de empleo que son percibidas como negativas: la inestabilidad, la temporalidad y la subordinación. Los estudios realizados sobre este tema muestran que el grupo etario que está entre los 45 y los 64 años tiene una mayor autopercepción de tristeza y depresión, lo cual es más frecuente en los grupos con más bajo nivel educacional9Centro de Estudios de la Mujer y Universidad de Ottawa. Proyecto Araucaria. Chile 2011. Se ha observado casos donde los riesgos de accidentes están siempre presentes, en especial en empresas que operan con una mayor informalidad. Es el caso de pequeñas empresas mineras, o agrícolas en las cuales las medidas de seguridad son deficientes, e inexistente el apoyo de la seguridad social.

Hoy en día es común que el abordaje de un problema de salud mental ocupacional consista en la propia gestión del trabajador, consultando externamente a un profesional quien podrá otorgar un tratamiento farmacológico (o psicoterapéutico, dependiendo del diagnóstico).

En esta concepción, quien posee toda la carga del malestar psicosocial del trabajo es el propio trabajador/a. Buscar un tratamiento aislado de los factores ambientales no entregará una solución definitiva a las problemáticas de salud mental que surgirán sucesivamente desde el lugar de trabajo. Aun considerando la neuroquímica de las enfermedades mentales o el efecto de los cambios endocrinos e inmunológicos, es incuestionable el papel que cumplen los eventos vitales y el sistema de vida y trabajo en la aparición o mantenimiento de la enfermedad. Un punto que mantiene el tratamiento de un problema de salud mental ocupacional en la privacidad de la consulta individual, es el temor a la exclusión social y el miedo de arriesgar el trabajo como medio de vida y sustento.

El análisis de los riesgos psicosociales en el trabajo es una forma de abordaje que se encuentra un paso más adelante y tiene su atención en la prevención del estrés en el ambiente laboral. Sin embargo, su investigación, a través de un instrumento escrito, tampoco alcanza a dibujar la situación real de riesgos y carencias de una empresa. Y aún corrigiendo la metodología de estudio de los riesgos, ya sea utilizando cuestionarios anónimos con posibilidad de responder abiertamente o utilizando metodologías de tipo cualitativo, tienen el inconveniente de comprometer más a un trabajador, que por miedo a represalias, se ve forzado a la autocensura.

El ejercicio de búsqueda de riesgos y sus posteriores correcciones, muchas veces funciona como calmante de un clima laboral denso por un descontento venido de la estructura social desigual, y de la percepción de que el salario no es capaz de pagar lo que el trabajador sacrifica en su totalidad. Esta forma de abordaje es incompleta y puede ser vista como una estrategia para evitar pérdidas en la producción y facilitar la adaptación paulatina a prácticas laborales excesivas. Son intentos que se abstienen de cuestionar los escenarios económicos, sociales y políticos de las actuales formas de trabajo desde donde se genera el malestar.

Entonces, los riesgos que se analiza y de los cuales, se obtendrá recomendaciones de cambio, están solamente limitados a los centros de trabajo. Los aspectos relativos a la dimensión más amplia macro social que determina y condiciona las prácticas intra-organización, no son considerados como factores de menoscabo de la salud mental.

Como ya se ha señalado, en las últimas décadas se ha registrado un aumento de denuncias por enfermedad mental y muchos de estos trastornos están relacionados con el trabajo. Se advierte que los cambios que más han afectado a la salud mental de los trabajadores son los desarrollados a partir de la globalización: la precarización laboral, (que ya no es un fenómeno aislado, incluso para trabajadores profesionales y calificados) la imposición de metas difíciles de lograr y la llamada “flexibilidad laboral”, que no es otra cosa que la eliminación de vínculos contractuales, que fue disminuyendo los derechos laborales, creando rotación entre empleos y condiciones laborales inseguras.

Existe además, un malestar que no está cuantificado, que no es parte de cifras ni diagnósticos y que es apenas verbalizado. El malestar en el trabajo se produce porque los valores de la empresa son contradictorios con los valores personales, porque los ambientes laborales son cada vez más competitivos y en éstos, la ayuda y la colaboración tienden a desaparecer. El trabajador requiere un sustento de vida y al entrar en el juego del trabajo, debe optar por el silencio, por someterse a pequeñas injusticias diariamente, permaneciendo en la lucha entre conservar la integridad o el trabajo. Y al elegir conservar este último, entra en el juego de asumir personalmente los riesgos y el peligro, aceptando el desequilibrio como parte de la vida.

  • Últimos posts
mm
Autora

Lic. en Psicología. Master en Psicología Individuo, Grupo, Organización y Cultura por la Universidad del País Vasco.

Ha desarrollado trabajo comunitario en el área de salud y en contextos de ruralidad . Docente en el área de las ciencias sociales. Activista social

Notas   [ + ]

1.Instituto Nacional de Estadísticas INE –Chile (2018) http://www.ine.cl/estadisticas/laborales/ene
2.Ley 16.744 sobre accidentes del trabajo y enfermedades profesionales. https://www.leychile.cl/navegar?idnorma=28650&r=1
3.Superintendencia de Seguridad Social (2017) Informe Anual: Estadísticas sobre Seguridad y Salud en el Trabajo http://www.suseso.cl/607/w3-article-496701.html
4.Informe del sistema nacional de información de seguridad y salud en el trabajo(SISESAT). Versión 17 de marzo de 2018.
5.Ministerio de Salud Chile. (2011) Encuesta Nacional de Empleo, Trabajo y Salud-ENETS
6, 9.Centro de Estudios de la Mujer y Universidad de Ottawa. Proyecto Araucaria. Chile 2011.
7.Pérez-Franco J. (2013) Distribución del Riesgo Psicosocial Laboral en Chile. 2º Congreso Latinoamericano y del Caribe sobre Salud Global. Santiago de Chile, 9-11 de enero de 2013
8.Instituto de Salud Pública de Chile (2012) “Instrumento de Evaluación de Medidas para la Prevención de Riesgos Psicosociales en el Trabajo”. Primera versión.