Infancia

Hoy traigo una sentencia de un Juzgado de la Ciudad de Buenos Aires, Argentina, de 2016, en donde después de leerla lo primero que me vino a la mente fue, en forma irónica, decirme a mí mismo: toda la cuestión en el expediente rondó, en definitiva, acerca de una mera cuestión terminológica. Una cuestión terminológica muy triste de la administración pública y que se puede releer junto con otro artículo anteriormente publicado sobre el tiempo de espera de la gente que espera algo de la administración pública. El caso en cuestión aborda un juicio de daños y perjuicios iniciado por una familia indigente y en “situación de calle”, bajo la traza de una Autopista, de la ciudad de Buenos Aires […]

Fiel a nuestra forma de vida avanzamos de un extremo a otro. Cuando un borracho mata al volante a una persona todos queremos modificar el Código Penal considerando que hay Dolo Eventual en los conductores, cuando se encuentra a un famoso consumiendo estupefacientes comienza el debate por la legalización del consumo de drogas, y así andamos. Por estos días en el Congreso de Argentina se está tratando un proyecto de ley por demás de polémico. El mentado “proyecto de registro público de violadores”. Este presenta serios problemas que no deben soslayarse, ni esconderse como la basura debajo de la alfombra, ni hacerse un debate sesgado por la opinión del “sentido común”. La oposición la rechaza por considerarla una propuesta netamente […]

Germán Gastón Caglia

Recientemente se nos fue Zygmunt Bauman. Su delgada figura, la enorme calva surcada por cabellos blancos revueltos, las largas cejas blancas y desparejas y una pipa de costado hacen acordar más a un abuelo de cualquiera de nosotros que a uno de los sociólogos más importantes que dio el siglo veinte. No es mi idea hacer un obituario como de los tantos que poblaron las páginas web y los diarios en papel alrededor del mundo en este primer mes del año 17. Para ello están la web y los diarios. Me gustaría rescatar sus 91 largos años. Sus lúcidos 91 años que transitaron todo el siglo veinte, y sus horrores. También los grandes cambios en la familia, el trabajo, las […]

Germán Gastón Caglia

Hace unos días se cumplieron quince años de un atentado que cambió todos los parámetros de seguridad, forma de ver el mundo –guerra fría/guerra caliente, y la forma en que nos miramos unos a otros. Los EEUU despertaron de un sueño largo y pesado que se había iniciado con el ataque de Pearl Harbor en 1941 y que se extendió hasta ese fatídico 2001 en donde todo cambió, desde como se visualizan a sí mismos, su rol internacional y también hasta su seguridad interior. Como nuestros padres o abuelos que recuerdan lo que estaban haciendo cuando fue asesinado Kenedy, nuestra generación recuerda lo que estaba haciendo el 11/09/01. En mi caso particular me encontraba en mi cuarto estudiando Derecho Administrativo […]

Germán Gastón Caglia

Las reflexiones acerca del tiempo, y su uso, son patrimonio de todas las sociedades; la vida moderna impone la obsesión por el tiempo y la temporalidad y los requerimientos funcionales que recaen sobre ella. Ninguna la puede evadir y menos agotarla. La gran pregunta que tengo es: ¿Que esperan los que esperan? A la que podría agregarle: ¿Y qué esperan los que ya no esperan? Estas preguntas, que acometen a los filósofos, sociólogos y pensadores varios de café, pueden sonar como una anécdota para alguien que no tiene que esperar, en el sentido más práctico de la idea, dado que en verdad todos pasamos largas horas de nuestras vidas esperando. Esperamos por el transporte público, en las rutas viajando, en […]

Germán Gastón Caglia

Cambiando de lugar unas prendas en el placard de mi antiguo dormitorio me encontré con unos álbumes de fotos bastante viejos de mi familia. Por su antigüedad es obvio que no aparezco en ellas; son del noviazgo de mis padres, allá por principios de los años ’70. No me llamaron la atención las anchas botamangas de los pantalones de mis padres, después de todo, esas modas regresan y se reinventan. Un amigo dice que todo ya está inventado en la moda, que lo único que cambia es el material con el que se hace la ropa. La cuestión es que lo que me llamó poderosamente la atención son los gruesos bigotes de mi papá. No su larga cabellera negra, sino […]