El muro de los milagros

Los cuerpos narran al igual que los testimonios, esas formas de esperanza practicada, nos dicen de la capacidad de sobreponerse, muestran una diferencia, una anomalía como disposición a estar juntos, algo no esperado y anti hegemónico.

Soñé que me desintegraba… lo soñé dos veces en la misma noche y de manera idéntica. Yo iba en un túnel desplazándome en algún tipo de vehículo, de pronto el túnel se terminaba y se fusionaba con el cielo nocturno. Yo sentía un hormigueo placentero, veía estrellas y de alguna manera sabía que me estaba desintegrando, era consciente, que de eso se trataba y me sorprendía, mi mente estaba lúcida y contemplativa de la sensación de desintegración. Mientras soñaba, pensaba que así justamente era la transición, el abandono de la materialidad, el abandono del cuerpo, de la carne (23 de septiembre de 2017).  En el fondo de la existencia se alberga la esperanza… En el espacio onírico, como decía María …

Comunidades utópicas: procesos de colaboración transdisciplinares.

Colaboración, diálogo e identidades relacionales Existe un momento en el que no hay otra cosa más que el proceso, un momento que constituye la posibilidad de que algo pueda surgir; una disposición a hacer e imaginarse haciendo, este momento es posible pensarlo como un “vacío fértil” (Robine, 2000) y  se presenta recurrentemente como parte de los procesos de colaboración. Al mismo tiempo, en la interacción y disposición a hacer con el otro, se producen aprendizajes y se generan comunidades emergentes en las cuales la experimentación y los movimientos de la identidad son aspectos fundamentales de la colaboración. El aprendizaje puede ser visto como un vaivén entre la intimidad y la socialización, en donde el diálogo es lo que sostiene y …

Soledad y estigma

Estoy despertando de ese sueño en el que tengo una doble percepción: me miro como una huérfana, quien a su vez mira un grupo de huérfanos hacinados, encerrados. Soy una huérfana recientemente consciente de su condición, que mira su cuerpo en el cuerpo de quien apenas ha podido sobrevivir a la violencia. Qué es este lugar, un campo de concentración, un páramo de muerte, la imagen de la guerra interminable. Lo que veo son moribundos, cuerpos secos, miradas desoladas. Miro mis manos, yo también tengo la marca invisible del estigma, entonces, despierto. Erving Goffman se pregunta qué pasa cuando un estigmatizado y un “normal” se encuentran participando en una misma interacción social, y plantea que el estigma no es un …

Intensidades sonoras¹

Sucede que mi cuerpo está vivo, abierto y volcado al exterior de modo irremediable, soy un vector, una fuerza que se desplaza, un enjambre, una complejidad. Sucede que poseo una voz, que produzco sonido, llamado lenguaje, latido, respiración, órgano, grito, canto. Desde un punto de vista lingüístico, existen dos modos principales de acercamiento al fenómeno de la voz y el habla: la perspectiva intra-organismos, que describe los procesos cerebrales y cognitivos vinculados al uso de la voz, y la visión inter-organismos, vinculada a la relación del habla como un fenómeno de comunicación y de socialización, por medio de la cual se aprehende el mundo y se establece un lugar y una relación con el contexto y con los otros. Conocemos …

Leer con todos los sentidos

Leer con todos los sentidos, es un método para la adquisición de la lectura y la escritura a través de la exploración sensible de los conceptos y el trabajo con el dibujo como vía para entrar al significado de los textos, contextualizarlo y resemantizarlo a partir de la propia vivencia. La idea central desde la cual he partido, es que el arte como vía para el aprendizaje puede contribuir enormemente a la construcción psíquica del sentimiento, y con ello a mejorar el auto concepto; al mismo tiempo, puede ser un puente entre la sensibilidad y el análisis, al ampliar la noción del lenguaje y provocar una reflexión en torno a la cultura vivida. Hay que recordar que las personas aprenden …

El enigma como seducción

El enigma seduce, así como el secreto, aquello que es un desafío y cuya oscuridad es atrayente desestabiliza el orden racional, establece un juego de fantasías y nos propone la incertidumbre como deseo. La seducción se opone al poder, se abre mostrando nuestros vacíos. La seducción fluye e inunda, revienta la lógica de dominación y hace de nuestra fragilidad un gesto lento y poético, una evocación continua del otro. El cuerpo se transmuta y desaparece. Las aguas y los bosques del sexo femenino son vastos. La mirada se posa en aquello que apenas se insinúa, la escena es una paradoja. La neblina es luminosa como el espasmo interno del orgasmo. Una tensión, un llamado, una espalda masculina se ofrece vulnerable. …