Argentina: del kirchnerismo al macrismo y sus replanteos

El progresismo argentino se encuentra ante la oportunidad de recrearse y reconstruirse con moderación y sin personalismos buscando un sano equilibrio entre lo popular y lo institucional.

kirchnerismo al macrismo
kirchnerismo al macrismo

A poco menos de un mes para las elecciones generales en Argentina y con las PASO (Primarias Abiertas Simultaneas y Obligatorias) como antesala de un nuevo acto eleccionario, se disputan dos modelos de política totalmente distintos, solo por una cosa: sus respectivos replanteos. Uno ya hecho (el del kirchnerismo y su reencuentro con el Partido Justicialista) y otro aún debido a sí mismos, intraalianza, (el de los partidos políticos de derecha PROpuesta republicana y el de centroderecha Unión Cívica Radical) y a los ciudadanos, de los cuales por tanto republicanismo y neoinstiticionalismo parecen haber olvidado.

El gobierno de Macri y lo errático de sus políticas públicas son la explicación de la perdida de imagen positiva y la derrota electoral sufrida en las PASO como preanuncio de una posible derrota en las elecciones generales cuando la culpa y la pesada herencia del gobierno anterior ya no alcanza para justificar los desaciertos propios. Una característica de las políticas públicas del gobierno neoliberal del macrismo fue favorecer a los grandes capitales nacionales y transnacionales, como son los sectores energéticos (hidrocarburos, gas, y electricidad), sectores financieros, y grandes terratenientes nucleados en la SRA (Sociedad Rural Argentina), dejando de lado a las industrias nacionales (y aquí lo paradójico, puesto que Macri proviene socioeconómicamente del sector industrial argentino), a la clase trabajadora, y las diferentes áreas del Estado nacional y sin importar el impacto que estas medidas podrían tener en los bienes de consumo con el traslado de costos a los consumidores finales.

El fracaso de la gestión de esas variables son una posible explicación de la crisis de gobernabilidad (que no llega a ser crisis política) generada por los errores en materia económica por parte del gobierno de Macri. Esto no hizo mas que agudizar la tan mentada “grieta”, que se le endilgó su apertura al kirchnerismo, tanto social, política, como económicamente.

Debe considerarse que después de mucho tiempo no se daba en la historia democrática argentina una compulsa entre dos modelos tan marcadamente opuestos y alejados del personalismo en la política de los últimos tiempos. En estas elecciones se eligen modelos y no personas, sin personalización de la política, estas elecciones se dirimen entre desarrollismo y neoliberalismo, entre un neoliberalismo agotado en sí mismo y sin fundamentos en la práctica para llenar las expectativas que generó su llegada al poder, y un desarrollismo que como modelo demostró que puede solventar las expectativas del pueblo si sabe moderarse en lo político y ser eficiente en lo social y económico. También se vuelve crucial que la política sea entendida como una cuestión estratégica y no como un mero voluntarismo y activismo, del mismo modo que el eficientismo económico agota las fuerzas económicas, y el institucionalismo termina opacando y eclipsando a la ciudadanía; el voluntarismo y el activismo desgasta las bases sociales.

En definitiva, el progresismo argentino se encuentra ante la oportunidad de recrearse y reconstruirse con moderación y sin personalismos buscando un sano equilibrio entre lo popular y lo institucional. Cerrar y dejar en el olvido las diferencias, que antes fueron parte de la estrategia política desde lo discursivo, parece otra meta a lograr por el futuro gobierno sin olvidar que la republica implica un Estado, y uno de sus componentes es el pueblo, pero tampoco olvidar que el pueblo necesita una republica para gobernarse y lograr sus objetivos de bien común. Entender este juego de balance entre republica y comunidad, colectivismo, progresismo, instituciones, es crucial para entender el auge de progresismos y neoliberalismos

mm

Lic. en Ciencia Politica por la Universidad Nacional de La Rioja (UNLaR), Argentina.

Investigador de la Universidad Nacional de Cordoba (UNC), Argentina.

¿Qué te ha parecido?

(0 votos - Media: 0)