Alternativas en el aula de latín: la enseñanza de la gramática a través de los juegos

Alternativas en el aula de latín: la enseñanza de la gramática a través de los juegos 1
Alternativas en el aula de latín: la enseñanza de la gramática a través de los juegos 2

DescargarLaura Jiménez Ríos.
Investigadora Posdoctoral. Universidad de Cádiz.
laura.jimenez@uca.es

1. Introducción

Ríos de tinta han corrido ya sobre los beneficios de la aplicación de un enfoque lúdico en los procesos de enseñanza-aprendizaje de cualquier lengua (Nevado, 2008). Cada día el docente es más consciente de que todo proceso educativo, sea del nivel que sea, implica la búsqueda de recursos que le ayuden en la trasmisión del contenido y su puesta en práctica. Castrillón (2017) afirma que la implementación del juego dentro del aula de clase y en el aprendizaje de una lengua, al producir una mayor motivación, puede llegar a ser una herramienta excelente para practicar estructuras gramaticales o lingüísticas. Sánchez (2010) por su parte señala que los juegos activan las estrategias cognitivas. Formular hipótesis, deducir o inferir reglas son estrategias que se ponen en marcha en los juegos en los que el objetivo es descubrir, acertar, adivinar, resolver un problema, descifrar un acertijo o encontrar una palabra oculta. Del mismo modo, el juego también permite inferir reglas gramaticales, sin necesidad de una presentación explícita de las mismas, así como constituir una estrategia de memorización en sí. Además, como dicen Chamorro y Prats (1990), la utilización de juegos es versátil y nos permite tantear sobre aspectos que se quieran introducir, comprobar lo aprendido, revisar lo ya explicado e, incluso, diagnosticar necesidades.

Pero no estamos ante una invención moderna. La consideración del juego como elemento clave del proceso didáctico es tan antigua como el hombre (Pejenaute, 2001): si nos remontamos a la época romana, las escuelas elementales recibían el nombre de ludi —término latino del que deriva nuestro adjetivo “lúdico” y con el que también se designaban los “juegos públicos”— y el encargado de dirigirlas era el ludi magister.

El rétor Quintiliano (35-95 d.C.) ya propone innovaciones en la educación basadas en un aprendizaje lúdico, puesto que considera el juego un elemento motivador y aconseja que, para que el niño no odie el estudio, el proceso educativo ha de ser al principio “como cosa de juego” (Quint. inst. 1, 1, 20). Esta estela la seguirían humanistas como Erasmo, Juan Luis Vives, Pedro Simón Abril (Delgado, 1993) o Juan Lorenzo Palmireno, quienes idearon numerosos juegos pedagógicos para la enseñanza de las primeras letras (Maestre, 2002). Incluso Jan Amós Komensky, más conocido por su nombre latino Comenius y considerado el padre de la pedagogía moderna, llevó a cabo en el siglo XVII un proyecto en el que se integraba el juego en la educación, considerándolo uno de los motores de la enseñanza.

Nihil nouum sub sole: el juego ha sido una técnica de aprendizaje habitual a lo largo de los siglos.

2. Docere delectando

Es innegable que la aplicación de un enfoque lúdico es un elemento indispensable en el aprendizaje de cualquier lengua, no solo para tratar contenidos socioculturales o proponer actividades comunicativas, sino también desde el punto de vista de la gramática o el léxico (Guastalegnanne, 2009), ya que en los juegos se conjugan lo teórico y lo práctico, posibilitando que unos contenidos pesados y áridos se vean de una forma más relajada y se comprendan con mayor facilidad, “convirtiendo en algo agradable el proceso de aprendizaje” (Robles, 2017, p. 32). Como escribió Plinio el Joven: difficile est tenere quae acceperis nisi exerceas, cuya traducción es esta: “Es difícil retener lo aprendido si no se ejercita” (Plin. Min. 8, 14, 3).

Sin entrar en debates sobre metodologías, la enseñanza del latín ha estado tradicionalmente enfocada al aprendizaje de la gramática de esta lengua y su aplicación para traducir y analizar morfosintácticamente oraciones y textos de autores clásicos (López de Lerma, 2015, p. 55). Como ya indicaba Ramos (2012)

el grado de dificultad del alumno para la comprensión de los fundamentos gramaticales es siempre elevado, aunque a la larga esta comprensión supone un sólido andamiaje para la asimilación de otros conocimientos lingüísticos, tanto en la descripción de la propia lengua, como en la adquisición de otras lenguas modernas, en las que prima el uso sobre la descripción gramatical. (p. 3).

Por esta razón, nos lanzamos a la búsqueda de una alternativa en nuestra labor docente que nos permitiese enseñar la gramática latina alejándonos del simple aprendizaje memorístico, la repetición monótona de paradigmas y la mera trasmisión de conocimientos, ideando para ello una serie de propuestas lúdicas cuyo foco estuviese en la propia lengua del Lacio y su gramática, pero alejadas de la aridez con que tradicionalmente se asocia la enseñanza de esta materia.

Si bien es cierto que existen libros con pasatiempos diversos (Gómez, 1998), juegos de mesa (Lillo, 2012) y webs con juegos dedicados al estudio de la gramática, la cultura y el léxico grecolatino1Sirvan de ejemplo las siguientes webs: “Almacén de Clásicas”, sitio creado por el IES Mariano J. de Larra, que alberga una gran cantidad de actividades y pasatiempos para los niveles de la ESO y Bachillerato; “Un profe de latín”, página en la que su autor, Adrián Martínez, va incluyendo los proyectos y actividades que desarrolla en clase; “Lingua Latina per se illustrata”, un blog destinado a los usuarios del libro LINGVA LATINA PER SE ILLVSTRATA de Hans H. Orberg y en el que Antonio G. Amador aporta materiales didácticos y comenta experiencias en el aula; o “Ludus Litterarius”, una página con ejercicios interactivos muy elaborados para el aprendizaje de la lengua latina., optamos por crear y utilizar nuestros propios materiales atendiendo al amplio abanico de posibilidades y ventajas que ofrece este enfoque lúdico (Chamorro-Prats, 1990, p. 236) e inspirándonos, en ocasiones, en algunas de las actividades que se pueden encontrar en manuales para la enseñanza de cualquier lengua moderna.

La respuesta del alumnado y los resultados obtenidos han sido bastante satisfactorios —a tenor de la observación directa en clase y de las opiniones vertidas por los propios alumnos— en la asignatura de Introducción a la lengua latina y, especialmente, en el Curso de Nivelación impartido a aquellos que llegan a las aulas universitarias gaditanas sin conocimientos previos de latín.

A continuación, proponemos cinco estrategias didáctico-lúdicas para el aprendizaje de aspectos gramaticales. Tanto los contenidos abordados como la terminología empleada y el léxico seleccionado para las distintas propuestas se han extraído de los manuales de gramática latina establecidos como bibliografía básica para la asignatura ya mencionada: Valentí Fiol (1999), Segura Munguía (2004 y 2012) y Enríquez González-López Fonseca (2002).

Cada recurso didáctico de los que se presentan va precedido por un cuadro informativo en el que se recoge el modo de juego, el objetivo gramatical perseguido con su puesta en marcha, la duración aproximada de la actividad, los materiales necesarios, así como la preparación y modo de juego2Al final de este trabajo, se incluirán como anexos las fichas, cartas y todos aquellos elementos necesarios para su puesta en marcha.. Todos ellos están diseñados de manera flexible y general, de forma que incluyendo pequeñas modificaciones puedan ser susceptibles de una mejor adaptación al grupo de estudiantes o a la metodología empleada por el profesor.

Bingo3Nevado (2008, p. 9) contempla su uso en los niveles más bajos para aprender los numerales. Guastalegnanne (2009, p. 10) lo emplea para estudiar los tiempos verbales. Robles (2016, p. 39) propone también sustituir los números por palabras del vocabulario, números, colores, enfocando la actividad al aprendizaje de léxico.
En la web “Un profe de latín” pueden descargarse unos cartones ya preparados con números romanos y con un diseño bastante atractivo: https://docs.wixstatic.com/ugd/e0c383_871efcb6f60a4f278547646f47651659.pdf

Modo de juego: individual.

Objetivo gramatical: Los números cardinales latinos.

Materiales: Un cartón para cada estudiante con los números romanos del 1 al 99 y una tarjeta con todos los números para el alumno que cante el bingo.

Tiempo: 20-25’

Se trata de una adaptación del juego tradicional, pero con los números latinos. Para comenzar la partida, los alumnos elaboran su propio cartón con 15 números que estén comprendidos entre el 1 y el 99, escritos en números romanos.

Uno de ellos dice en latín los números que extrae de la bolsa y cada alumno tacha los que aparecen en sus cartones. Los alumnos se irán alternando para decir los números.

Se premia la línea completa de números y el bingo. Es importante que el alumno que cante línea o bingo lea todos los números premiados en latín, mientras se comprueba que es correcto.

Quis sum?4Robles (2016, p. 39) explica su uso para trabajar las descripciones en clase de ELE.

Modo de juego: Por parejas

Objetivo gramatical: Los pronombres personales, indefinidos, demostrativos y relativos.

Materiales: Plantilla con las fichas de los pronombres5Véase Anexo I..

Tiempo: 30’

Se trata de una adaptación del juego tradicional “Quién es quién”, pero enfocado al estudio de los pronombres. Las reglas, por tanto, son las mismas que las del juego tradicional.

Por parejas los alumnos deberán completar la ficha que se les entrega con 24 pronombres latinos, que aparecen descritos por el tipo, caso, número y género o persona.

Fig. 1. Ejemplos de fichas de pronombre
Fig. 1. Ejemplos de ficha de pronombre. Fuente: Elaboración propia.

Una vez completada, cada jugador elige el pronombre que el compañero tiene que adivinar. Por turnos, hará una pregunta al contrincante cuya respuesta solamente sea “sí” o “no”. Estas pueden ser sobre el género, número, caso, tipo de pronombre o la persona. Así seguiremos por turnos hasta que uno de los dos crea saber cuál es el pronombre elegido por su oponente. En tal caso, usará su turno para decir la elección de su contrincante. La partida termina cuando un jugador acierta el pronombre elegido por su oponente.

Consideramos que de esta forma el alumnado asimila de una manera más efectiva que la simple memorización los diferentes tipos de pronombres y puede serle más fácil establecer así las similitudes existentes entre los distintos paradigmas.

Dominó gramatical6Chamorro-Prats (1990, p. 242) usa un dominó gramatical para el aprendizaje del indefinido en el aula de ELE.

Modo de juego: Grupos de 2 a 4 personas.

Objetivo gramatical: Identificar sustantivos y adjetivos declinados y tiempos verbales.

Materiales: Fichas de dominó7Véase Anexo II. en las que en un extremo aparece una clase de palabra (pronombre en color naranja, sustantivo en azul, adjetivo en verde o verbos en rosa) y en el otro extremo ejemplos de esos tipos de palabras en blanco.

Tiempo: 30-45’

Seguimos el mismo procedimiento que el dominó común, pero en este caso no hay que unir números, sino una palabra con su categoría gramatical. Por ejemplo, si un dominó tiene las palabras imperfecto de indicativo y nautis, el alumno necesita encontrar una ficha que tenga un ejemplo de verbo con las características temporales que se le pide (como nauigabas) o una ficha que describa las características morfológicas del sustantivo (por ejemplo, ablativo plural masculino).

Para comenzar a jugar, se mezclan las fichas y se reparten cinco a cada uno de los participantes. Por turnos, cada alumno combina cada categoría con una palabra que pertenezca a ella, y así sucesivamente, hasta que se termine de colocar todas las fichas.

Pueden incluirse variaciones, como unir un sustantivo con un verbo o un sustantivo y con adjetivo para formar estructuras sencillas, siempre que sea gramaticalmente posible. Nosotros hemos jugado con 20 fichas, pero es posible incorporar muchas más, según el número de alumnos que tengamos y los contenidos que queramos trabajar.

Fig. 2. Ejemplo de fichas
Fig. 2. Ejemplo de fichas. Fuente: Elaboración propia.

Ouis collegam quaerit

Modo de juego: Se puede jugar en solitario o en grupos de 2 a 6 personas.

Objetivo gramatical: Reconocer y emparejar sustantivos declinados con los adjetivos con los que concierten de forma correcta en género, número y caso.

Materiales: Baraja de cartas formada por sustantivos y adjetivos8Véase Anexo III..

Tiempo aproximado: 45’

Se reparten tres cartas a cada participante y se coloca una en el centro de la mesa. Es importante que cada jugador no tenga más de tres cartas en la mano. El alumno que comience la partida debe soltar una carta. Si puede emparejarla con la depositada en la mesa, gana el primer punto y mantiene su turno, en el que puede jugar una nueva carta o robar una. En caso de que no tenga ninguna posibilidad gramaticalmente correcta, debe soltar una carta y pasa turno al siguiente jugador. La partida termina cuando se acaban las cartas. Gana el jugador que consiga emparejar más cartas. De esta forma el discente asimila las declinaciones, especialmente la tercera, y la concordancia entre sustantivos y adjetivos. Es importante que los propios estudiantes participen determinando si una pareja es posible o no, debatiendo entre ellos y justificando si la elección es correcta o no.

Una posible variante es hacerlo con todas las cartas bocabajo en la mesa. Los participantes voltearán sucesivamente dos cartas, memorizando la ubicación de las mismas. Cuando se encuentren dos cartas que formen pareja, el jugador se las lleva. La partida terminará cuando estén todas las parejas encontradas. Como en el caso anterior, gana el jugador que consiga emparejar más cartas.

Trivial9Aplicado al español, podemos observar otro ejemplo en el siguiente blog: http://estudiandoespanol.blogspot.com/2007/06/el-trivial-en-la-clase-de-espaol.html

Modo de juego: En grupos de 2 a 6 personas.

Objetivo gramatical: Los contenidos gramaticales empleados son todos los conocimientos estudiados a lo largo de las diferentes sesiones del curso, distribuidos en cuatro categorías gramaticales: verbos (verde), pronombres (rojo), sintaxis (amarillo) y morfología nominal (azul).

Materiales: Tablero, dados y set de preguntas10Véase Anexo IV..

Tiempo aproximado: 1 hora

Seguimos las mismas reglas que el trivial tradicional, aunque hay una pequeña variante: hay cartas de preguntas en blanco, para que el alumno cree él mismo la pregunta para su compañero según la categoría que corresponda, con la única condición de que el alumno que formula la pregunta sepa la respuesta correcta a su propia pregunta.

El jugador que comienza tira el dado y mueve la ficha. Según el color de la casilla en la que se caiga, el rival hace la pregunta correspondiente. Si se falla, se pierde el turno. El alumno que acierte tres preguntas de cada categoría puede comenzar el camino a la casilla central. Los compañeros tendrán que hacerle una última pregunta de la categoría que elijan ellos y, si acierta, ganará.

Se trata de una actividad final de repaso, que sirve al alumnado para saber dónde debe hacer más hincapié a la hora de preparar la prueba final, conociendo sus puntos débiles y los fuertes.

3. Conclusiones

Si tomamos como base el docere et delectare horaciano (Ars, vv. 333-334; vv. 343-344), la función del docente debe ir más allá de la mera transmisión de la información, buscando que el aprendizaje sea estimulante y divertido, rompiendo la monotonía del proceso con la propuesta de actividades variadas y, en ocasiones, novedosas, como pueden ser los juegos.

Los materiales aquí presentados no son más que la particular versión de esta docente que buscaba y sigue buscando una vía alternativa en la que el juego, como motivador intrínseco, sea el envoltorio de los diferentes aprendizajes gramaticales. Quedan así a disposición de todos los profesores interesados y que los consideren de utilidad.

Referencias

Chamorro M. D.-Prats N. (1990). La aplicación de los juegos a la enseñanza del español como lengua extranjera, en Montesa Peydró, S. y Garrido, A. (eds,). Actas del II Congreso Nacional de ASELE, Español como lengua extranjera: didáctica e investigación, pp. 235-245. Málaga: ASELE. Recuperado el 21 de mayo de 2019 en http://cvc.cervantes.es/ensenanza/biblioteca_ele/asele/pdf/02/02_0233.pdf

Castrillón Díaz, L. T. (2017). Los juegos y su rol en el aprendizaje de una lengua. La Tercera Orilla, 19, pp. 86-93. Recuperado el 21 de mayo de 2019 en https://doi.org/10.29375/21457190.2893

Delgado Criado, B. (coor.) (1993). Historia de la educación en España y América, vol. 2: La educación en la España moderna (siglos XVI-XVIII). Madrid: Fundación Santa María & Ediciones SM.

Enríquez González, J.A.–López Fonseca, A. (2002). Resumen de gramática latina. Madrid: Ediciones Clásicas.

Guastalegnanne, H. (2009). Juegos para trabajar gramática y vocabulario en la clase. ELE. Suplementos marcoELE. Revista de didáctica Español Lengua Extranjera 9, pp. 1-34. Recuperado el 21 de mayo de 2019 en http://marcoele.com/descargas/enbrape/guastalegnanne_juegos.pdf.

Lillo Redonet, F. (2012). Ludus. Juegos de la antigua Roma y juegos modernos para Latín, Griego y Cultura Clásica. Methodos. Revista de didàctica dels estudis clàssics, pp. 47-58. Recuperado el 22 de mayo de 2019 en https://ddd.uab.cat/pub/methodos/methodos_a2012n1/methodos_a2012n1p47.pdf

López de Lerma, G. (2015). Análisis comparativo de metodologías para la enseñanza y aprendizaje de la lengua latina (Tesis doctoral). Universitat de Barcelona. . Recuperado el 22 de mayo de 2019 en https://www.tdx.cat/handle/10803/393957

Maestre, J. Mª (2002). Los humanistas como precursores de las actuales corrientes pedagógicas. Alazet 14, pp. 157-174.

Nevado, Ch., (2008). El componente lúdico en las clases de ELE. Revista MarcoELE. 7, pp. 1-14. Recuperado el 21 de mayo de 2019 en https://marcoele.com/descargas/7/nevado_juego.pdf.

Pejenaute San Adrián, R. (2001). Enseñanza-aprendizaje de lenguas: el juego, ¿un método nuevo?. Revista de Psicodidáctica 11-12, pp. 143-153. Recuperado el 21 de mayo de 2019 en http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=17501204

Ramos Maldonado, S. et al. (2012). Sal Musarum: uso activo de las lenguas clásicas en el aula y la web 2.0. Proyectos de INNOVACIÓN Y MEJORA DOCENTE, 2011/2012. Código: PI2_12_014. Universidad de Cádiz. Recuperado el 22 de mayo de 2019 en http://www.uca.es/recursos/doc/Unidades/Unidad_Innovacion/Innovacion_Docente/ARTICULOS_2011_2012/1540929240_41020129263.pdf

Robles Garrote, P. (2016). La didáctica de la lengua a través del enfoque lúdico: aprender jugando en el aula de E/LE. En Rago, D. et alii (eds.). Creando Saberes. Aproximaciones a la didáctica de E/LE en el aula (pp. 31-44). Roma: Sapienza Univesità editrice.

Sánchez Benítez, G. (2010). Las estrategias de aprendizaje a través del componente lúdico. Suplementos MarcoELE. Revista electrónica de Didáctica de español como lengua extranjera 11. Recuperado el 21 de mayo de 2019 en http://marcoele.com/descargas/11/sanchez-estrategias-ludico.pdf.

Segura Munguía, S. (2004). Gramática latina. Bilbao: Universidad de Deusto.

Segura Munguía, S. (2012). Método de Latín I-II. Bilbao: Universidad de Deusto.

Valentí Fiol, E. (1999a). Gramática de la lengua latina. Morfología y nociones de sintaxis (10ª edición). Barcelona: Editorial Bosch.

Valentí Fiol, E. (1999b). Ejercicios latinos (13ª edición). Barcelona: Editorial Bosch

Páginas web

Estudiando español. Blog sobre la enseñanza del español como lengua extranjera. Última consulta 30 de mayo de 2019. http://estudiandoespanol.blogspot.it/2007/06/el-trivial-en-la-clase-de-espaol.html

IES Mariano J. de Larra. Almacén de Clásicas. Última consulta 30 de mayo de 2019. http://almacendeclasicas.blogspot.com/p/recursos.html

Antonio G. Amador. Lingua Latina per se illustrata. Última consulta 30 de mayo de 2019. http://www.culturaclasica.com/lingualatina/index.htm

Adrián Martínez Echarri. Un profe de latín. Última consulta 30 de mayo de 2019. https://www.unprofedelatin.com/

Sandra I. Ramos Maldonado. SAL MVSARVM. Última consulta 30 de mayo de 2019. http://www.salmusarum.com/

Ludus Litterarius. Última consulta 30 de mayo de 2019. http://www.luduslitterarius.net

 ANEXO I. Fichas de los pronombres

ANEXO I. Fichas de los pronombres

ANEXO II. Fichas del dominó gramatical

ANEXO II. Fichas del dominó gramatical

ANEXO III. Baraja de cartas de sustantivos y adjetivos

ANEXO III. Baraja de cartas de sustantivos y adjetivos

ANEXO III-2. Baraja de cartas de sustantivos y adjetivos

Anexo III-3. Baraja de cartas de sustantivos y adjetivos

Anexo III-4. Anexo III-3. Baraja de cartas de sustantivos y adjetivos

ANEXO IV. Preguntas del trivial

Anexo IV-1. Preguntas del trivial

Anexo IV-2. Preguntas del trivial

Anexo IV-3. Preguntas del trivial

Notas   [ + ]

1.Sirvan de ejemplo las siguientes webs: “Almacén de Clásicas”, sitio creado por el IES Mariano J. de Larra, que alberga una gran cantidad de actividades y pasatiempos para los niveles de la ESO y Bachillerato; “Un profe de latín”, página en la que su autor, Adrián Martínez, va incluyendo los proyectos y actividades que desarrolla en clase; “Lingua Latina per se illustrata”, un blog destinado a los usuarios del libro LINGVA LATINA PER SE ILLVSTRATA de Hans H. Orberg y en el que Antonio G. Amador aporta materiales didácticos y comenta experiencias en el aula; o “Ludus Litterarius”, una página con ejercicios interactivos muy elaborados para el aprendizaje de la lengua latina.
2.Al final de este trabajo, se incluirán como anexos las fichas, cartas y todos aquellos elementos necesarios para su puesta en marcha.
3.Nevado (2008, p. 9) contempla su uso en los niveles más bajos para aprender los numerales. Guastalegnanne (2009, p. 10) lo emplea para estudiar los tiempos verbales. Robles (2016, p. 39) propone también sustituir los números por palabras del vocabulario, números, colores, enfocando la actividad al aprendizaje de léxico.
En la web “Un profe de latín” pueden descargarse unos cartones ya preparados con números romanos y con un diseño bastante atractivo: https://docs.wixstatic.com/ugd/e0c383_871efcb6f60a4f278547646f47651659.pdf
4.Robles (2016, p. 39) explica su uso para trabajar las descripciones en clase de ELE.
5.Véase Anexo I.
6.Chamorro-Prats (1990, p. 242) usa un dominó gramatical para el aprendizaje del indefinido en el aula de ELE.
7.Véase Anexo II.
8.Véase Anexo III.
9.Aplicado al español, podemos observar otro ejemplo en el siguiente blog: http://estudiandoespanol.blogspot.com/2007/06/el-trivial-en-la-clase-de-espaol.html
10.Véase Anexo IV.

¿Qué te ha parecido?

(1 votos - Media: 5)