Adiós, no. Hasta luego, profesor

Su muerte nos deja un gran vacío, pero también un aprendizaje de continuidad en la lucha social, de no claudicar, de seguir, insistir y persistir hasta el último día.

Gandásegui
Gandásegui

GandáseguiEl viernes 24 de abril del 2020 falleció a sus 76 años, el sociólogo panameño Marco A. Gandásegui, hijo. Profesor emérito de la Universidad de Panamá, director del Centro de Estudios Latinoamericanos, CELA y coordinador de la revista de ciencias sociales y humanísticas Tareas, fundada en la década del 60 por el filósofo y coloso latinoamericano Ricaurte Soler. La revista estaría cumpliendo este año 60 años de publicación ininterrumpida y de aporte a las ciencias sociales en el país. El profesor, como cariñosamente le decían muchos de sus estudiantes, colegas de luchas, simpatizantes, amigos y conocidos fueron y serán eternos agradecidos por las palabras y análisis que siempre tenía en favor de los más humildes, los más necesitados y desposeídos de este país, los olvidados por los distintos gobiernos de turno.

El profesor nos deja un legado de obras y reflexiones sobre la realidad nacional e internacional tales como: La concentración del poder económico en Panamá, pieza clave y fundamental además de pionera para entender como el poder económico se concentra en una serie reducida de familias desde el nacimiento de la república, otras de sus obras son: El mito de la comunicación social, Las empresas públicas, La democracia en Panamá, El debate sobre la ampliación del Canal de Panamá, Las clases sociales en Panamá, La fuerza de trabajo en el agro, Las luchas obreras en Panamá 1850-1978, La crisis de hegemonía de Estados Unidos, Estados Unidos contra el mundo, Trump y la nueva geopolíticaHegemonía y democracia en disputa. Trump y la geopolítica del neoconservadurismo, Estados Unidos y la nueva correlación de fuerzas internacional y la Antología del pensamiento crítico panameño contemporáneo, así como más de 600 artículos de opinión y reflexiones publicadas en diferentes medios impresos y digitales.

Marco A. Gandásegui, parte en medio de un año único y quizás polémico, que nos hace reflexionar la situación de la humanidad, el uso y abuso de los recursos naturales, la concentración del capital, y el desaforado consumo de commodities que nos está trayendo elevadas consecuencias sociales y ambientales, las cuales rebelan las inequidades más acuciantes del capitalismo y que con esta pandemia queda más evidenciado la incapacidad de este sistema de soportar algo sin precedente.

Fue un personaje ilustre que hasta el último día no dejo ni un solo día en transmitir su conocimiento, siendo sus escritos y su retórica su arma por elección hasta el final. A él, le debemos los infinitos análisis sobre la realidad latinoamericana y en especial la realidad vista y entendida desde Latinoamérica sobre los Estados Unidos, ya que fue fundador del grupo de trabajo sobre Estados Unidos, del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, CLACSO. Además de coordinar y presidir organismos como la Asociación Centroamericana de Sociología, ACAS, la Asociación Latinoamericana de Sociología, ALAS, fue director del departamento de Sociología de la Universidad de Panamá, y director de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, FLACSO-Panamá, además de crear y coordinar el observatorio sobre las Drogas del Centro de Investigaciones de la Facultad de Humanidades, CIFHU de la Universidad de Panamá.

Su muerte nos deja un gran vacío, pero también un aprendizaje de continuidad en la lucha social, de no claudicar, de seguir, insistir y persistir hasta el último día, ya que como diría MVLL, a todos nos tocará en algún momento la muerte, y no la debemos ver como un hecho catastrófico, ni tampoco sentarnos a esperar hasta que venga, sino que la misma nos tope trabajando, desarrollando y pensando en un mundo mejor, si llega, que sea como un accidente que es, y nada más, puesto que hay mucha gente que está muerta en vida, que se sientan y se vuelven estatuas. El profesor Gandásegui nunca claudicó, ni se detuvo, siempre se mantenía escribiendo incansablemente hasta el último día, siempre pensando y analizando las correlaciones de fuerzas en todos los polos. Confió que estaremos homenajeándolo de la mejor manera posible una vez pase esta pandemia, mientras tanto hasta luego profesor y buen viaje hacia la inmortalidad.

mm

Licenciado en sociología por la Universidad de Panamá, Diplomado en Políticas Públicas por la Konrad Adenauer Stiftung de Alemania y la Asociación Civil de Estudios Populares de Argentina.

Maestrando en el Instituto Superior de Ciências Sociais e Políticas ISCSP de la Universidad de Lisboa. 

¿Qué te ha parecido?

(0 votos - Media: 0)