Acerca de la educación de adultos en Chile

La mayor causa de la deserción original de los actuales adultos con educación incompleta se encuentra asociada a las deficiencias estructurales de una sociedad desigual.

Educación adultos Chile
Educación adultos Chile

En Chile el 48,2% de la población mayor de 25 años no ha completado los 12 años de escolaridad obligatoria,1González, R. (2017) Las consecuencias de (no) completar la educación media para la población adulta en Chile. Hallazgos a partir de la evaluación internacional de competencias en población adulta PIAAC-OECD Centro de Estudios del Ministerio de Educación. situación que implica estar en desventaja para desenvolverse en forma eficaz en el ámbito laboral y social. Hoy en día, el escaso nivel educativo se asocia a un menor nivel de ingreso y menores capacidades de desarrollo, así como también una menor protección ante las arbitrariedades e injusticias laborales.

Las causas de interrupción de la educación formal se relacionan con el ingreso prematuro al mundo del trabajo, debido a un bajo nivel socioeconómico familiar, problemas conductuales, vulnerabilidad social, repitencia, rendimiento escolar deficiente y embarazo adolescente. Parte de esa actual población de adultos con escolaridad no completada, dejó sus estudios en el período en que la enseñanza secundaria no era obligatoria. La obligatoriedad de la educación secundaria que extendería a doce años la educación garantizada por el Estado fue establecida recién en el año 2003.

La educación de adultos es percibida como una segunda oportunidad para los jóvenes que desertaron tempranamente, y también como una oportunidad de promoción y superación para los adultos que se encuentran en etapa laboral. El grupo de adultos y de adultos trabajadores constituye una minoría en las aulas, y las razones para ello podrían encontrarse en las restricciones de tiempo, limitaciones, luego de que se han contraído responsabilidades familiares y laborales, desconocimiento de las actuales oportunidades de reintegración, junto con la aceptación del propio nivel educacional. Dentro del grupo de adultos activos laboralmente, quienes tienen los mayores riesgos de desertar de esta modalidad educativa son los adultos y adultas con hijos, con escaso apoyo del sistema laboral a la hora de requerir de alguna flexibilidad horaria, y con dificultad para avanzar en algunas materias tras muchos años de interrupción de los estudios.

Investigaciones sobre esta población estudiantil informan sobre sus distintos grados de inclusión a la sociedad, lo cual ha exigido al Estado a responder a esta diversidad. Es así que hoy en día las oportunidades de reingreso a la educación contemplan dos modalidades de estudio: una modalidad regular, que está dirigida a personas jóvenes y adultas que desean iniciar o continuar sus estudios de Enseñanza Básica, Media Humanístico-Científica o Técnico-Profesional. Para el ingreso a esta modalidad de estudios los participantes deben tener al menos 15 años para la enseñanza básica, y 17 años, para ingresar a Educación Media.2Cumplidos, a más tardar, al 30 de junio del año lectivo al que la persona desea incorporarse. (MINEDUC, Ministerio de Educación de Chile). Existe también una modalidad flexible que ofrece distintos horarios, frecuencias de clases, que se adapta a las necesidades y condiciones de vida de los estudiantes.

Son diversos los estudios que muestran una mejora de la calidad de vida, ingresos, acceso a capacitación especializada una vez que los trabajadores adultos terminaron su educación formal. Por otra parte, es posible observar el efecto que crea el nivel educacional adquirido por un estudiante adulto en su familia, en términos del capital cultural de ésta y como factor protector y de valoración de la educación en las generaciones siguientes.

Sin embargo, pese a los recursos educativos existentes, y las ventajas ya señaladas, las plazas para educación de adultos no son ocupadas en su totalidad, y algunos centros han sido cerrados por existir una baja demanda por matrícula, en especial en los centros vespertinos o de tercera jornada que se ofrece en los mismos establecimientos en que funcionan los liceos públicos.

La evaluación cualitativa sobre la educación de adultos señala que para algunos alumnos ésta es percibida como una réplica de la educación entregada a población escolar regular, y que puede existir competencia por recursos dentro de un mismo establecimiento, observándose también una carencia de espacios físicos orientados a la población adulta que viene del mundo del trabajo. Esto dificulta el logro de un sentido de pertenencia y el establecimiento de redes. Otros estudios efectuados en la realidad chilena, señalan que la educación de adultos es un campo de investigación escasamente abordado, y que pese a identificar la necesidad de adoptar enfoques específicos de trabajo y especialización, en la práctica esos cambios no se han materializado, lo que se demuestra en la alta deserción y reprobación de los estudiantes3Biron, A., Cruzat, O., Fonseca, A., Olivares, P., Oporto, V., (2016) “Educación para Adultos en Chile: Análisis de la divergencia existente entre las políticas educativas y la práctica docente de Historia y Cs. Sociales. Seminario de Investigación para optar al Grado Académico de Licenciado en Educación. Universidad Católica de la Santísima Concepción..

Igualmente, estos informes señalan que el gasto en educación de adultos es bajo. UNESCO recomienda un gasto del tres por ciento del presupuesto nacional de educación a los programas de alfabetización y educación de adultos4UNESCO (2017) Reading the Past: Writing the Future. Fifty years of promoting literacy Paris: United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization y reconoce que son muy pocos los países que llevan a cabo esta recomendación.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) indica que Chile es uno de los países con menor gasto educativo5OECD (2018), “Chile”, in Education at a Glance 2018: OECD Indicators, OECD Publishing, Paris https://read.oecd-ilibrary.org/education/education-at-a-glance-2018/chile_eag-2018-41-en#page5 situación que debería abordarse, ya que el país requiere potenciar la inclusión y calidad del empleo sobre todo hacia los trabajadores con la calificación más baja de la fuerza laboral. En la actualidad los programas de capacitación no están bien focalizados, pues se orientan a los trabajadores con especialización y que están mejor calificados6Estudios económicos de la OCDE: Chile 2018 https://www.oecd.org/eco/surveys/Chile-2018-OECD-economic-sruvey-Spanish.pdf y es la finalización de los estudios de educación secundaria el puente formal -y de conocimientos – para acceder a los programas de aprendizaje laboral.

Considerando que las personas que no han terminado su educación formal son las que pueden enfrentar una mayor vulnerabilidad asociada a la precarización del trabajo, inestabilidad, bajas remuneraciones por esta baja calificación laboral, surge la reflexión acerca de la necesidad de un abordaje más profundo de la educación de adultos, como instrumento de desarrollo humano.

En este punto, se hace necesaria la implementación de medidas preventivas de la deserción escolar, que sean longitudinales y dirigidas a muchos ámbitos de desarrollo de los estudiantes. Una medida importante ha sido el reconocimiento del derecho a la continuación de estudios a las alumnas que se encuentren embarazadas, las que antes de 1990 eran expulsadas del sistema educacional. A partir de 1990 se dispuso que los establecimientos públicos mantuvieran la matrícula de las adolescentes que se encontraban embarazadas, en el mismo horario y régimen en que se encontraran estudiando, disposición que se hizo extensiva a la educación privada sólo en el año 2004. De esta forma se pretende prevenir la deserción, que, en el caso de las estudiantes embarazadas, puede originar trayectorias que dificultan la recuperación definitiva de estudios y oportunidades laborales en el largo plazo. Asimismo, existen oportunidades de continuación de estudios formales para aquellos jóvenes que se encuentran en conflicto con la Justicia, y para adultos en contexto de encierro.

En relación a las metodologías de trabajo, es importante que sean centradas en los logros evolutivos de las personas, ya que, en la adultez, la lógica está ligada a la vida, a un contexto específico de trabajo y al aprender mediante la experiencia. Se trata de un grupo de personas que pese a haber abandonado en un momento el estudio formal, han continuado un aprendizaje mediante la experiencia, los medios de comunicación, la experiencia social e histórica y las relaciones humanas.

El hacer hincapié a características específicas de esta población adulta y en etapa laboral, está lejos de caer en paternalismos. Por el contrario, la consideración de sus características específicas de aprendizaje es un acto de respeto a los derechos, a una educación que no sea una réplica de lo que se ofrece a la educación regular para jóvenes, y es reconocer en ellos sus posibilidades de crecimiento y aprendizaje.

El amplio período de la adultez, requiere de una atención específica en la política sobre educación. Hay una condición de desigualdad que puede ser abordada, considerando a los estudiantes y potenciales estudiantes como sujetos de derechos. La mayor causa de la deserción original de los actuales adultos con educación incompleta se encuentra asociada a las deficiencias estructurales de una sociedad desigual. A éstas deben apuntar las siguientes estrategias.

Notas   [ + ]

1.González, R. (2017) Las consecuencias de (no) completar la educación media para la población adulta en Chile. Hallazgos a partir de la evaluación internacional de competencias en población adulta PIAAC-OECD Centro de Estudios del Ministerio de Educación.
2.Cumplidos, a más tardar, al 30 de junio del año lectivo al que la persona desea incorporarse. (MINEDUC, Ministerio de Educación de Chile).
3.Biron, A., Cruzat, O., Fonseca, A., Olivares, P., Oporto, V., (2016) “Educación para Adultos en Chile: Análisis de la divergencia existente entre las políticas educativas y la práctica docente de Historia y Cs. Sociales. Seminario de Investigación para optar al Grado Académico de Licenciado en Educación. Universidad Católica de la Santísima Concepción.
4.UNESCO (2017) Reading the Past: Writing the Future. Fifty years of promoting literacy Paris: United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization
5.OECD (2018), “Chile”, in Education at a Glance 2018: OECD Indicators, OECD Publishing, Paris https://read.oecd-ilibrary.org/education/education-at-a-glance-2018/chile_eag-2018-41-en#page5
6.Estudios económicos de la OCDE: Chile 2018 https://www.oecd.org/eco/surveys/Chile-2018-OECD-economic-sruvey-Spanish.pdf
mm

Lic. en Psicología. Master en Psicología Individuo, Grupo, Organización y Cultura por la Universidad del País Vasco.

Ha desarrollado trabajo comunitario en el área de salud y en contextos de ruralidad . Docente en el área de las ciencias sociales. Activista social

Participa

[Votos: 0 - Media: 0]