poemas antes de passar a fronteira

a seleção de poemas foi feita por jorge andrés gordillo lópez, quem trabalha como voluntario na casa del migrante em coahuila (saltillo – méxico). são poemas feitos pelo migrantes días antes de tentar atravessar a fronteira com estados unidos.
“la poesía se manifiesta en el migrante con la emoción de quien descubre el decir de distintas formas, no siempre con el uso correcto de la gramática u ortografía, pero si con el alma de quien anda y recorre, de quien vive la incertidumbre y la complejidad del hombre mismo”, reflete gordillo lópez.

confira mais poemas no site circulodepoesia.com

un sueño, de un padre a su hijo

salí de mi país, honduras, dejando a mi mujer embarazada.
hice caso omiso de lo que me decían: en el camino asaltan, secuestran y matan.
no me detuvo.

llegué a veracruz, tierras aguas, lugar temido.
vi a un padre con dos hijos, compartíamos el mismo destino.

recuerdo, entre las nueve y diez de la noche un muchacho se paró sobre el tren,
las ramas asesinan, lo tiró del tren.

consternado pensé en regresar, mi mujer embarazada: mi ánimo.

una noticia hermosa: ¡mi hijo nace!
¡seguiré!

la noche solía ser triste, lejano a mi familia, con dios.

cuídame, dios, del tren, en un solo segundo podría perder mi vida, vigila a mis compatriotas que vienen atrás y los que van adelante.

 

méxico: el valle de muerte del migrante
solo buscamos el bienestar para nuestras familias, no hacemos mal a nadie, vamos de pasada.
-dios- bendice a los mexicanos siempre.

 

a todos mis hermanos salvadoreños, guatemaltecos, nicaragüenses y beliceños.
dios esté con ellos.

con amor a todos los padres y a los migrantes.
juan ramón martínez. honduras.

una canción

señor quiero preguntarte ¿si lo que he vivido significa algo?
-un hombre mutilado
-mujeres violadas

¿en qué momento la masacre se convirtió en una aburrida noticia para la gente?
señor, déjame ir contigo y cruzar las fronteras del mundo.

señor aun no tengo mi visa, ni pasaporte.
señor llévame contigo al cielo, soy un migrante, no me cobres cuota.

señor, ayúdame.
nuestro camino es una cacería sangrienta.
nuestra sangre cubre las tierras mexicanas.
nuestro destino, un secuestro y dolor para nuestras familias.

señor aun no tengo mi visa, ni pasaporte.
señor llévame contigo al cielo, soy un migrante, no me cobres cuota.

señor, llévame en un tren rumbo al cielo y no me preguntes si tengo visa, no me asaltes, no me golpees solo eso te pido.

ernesto y vicente

entre lágrimas y abrazos es difícil olvidar a mi viejecita que en mi casa tuve que dejar.
aquel veintidós de marzo, no se olvidará
el viaje pareciera un cuento de nunca acabar.

recuerdo aquella noche, lluvia y frio viajando en el tren, una pesadilla.
hice una fogata, da algo de calor.
extraño mi querido lugarcito, el salvador, lo recuerdo con mucho amor.
patria, patria que me ha dado amor, me reconforta el anhelo de volver a verte
sin embargo, tengo que huir de la muerte.

luis ángel orellana esquivel. el salvador

el migrante de tierra lejana

el migrante de tierra lejana camina andante y perseverante hacia una tierra distante y añorada.
tiene la esperanza de algún día llegar sano a la tierra prometida que cambiará su destino, un migrante lejano.

cada migrante sufre la nostalgia de dejar a su familia,
no importa cuántas lágrimas, penas y sufrimiento pase en su camino
el migrante seguirá adelante con la frente en alto sin perder el horizonte de su destino.

el norte es su esperanza para cambiar su vida,
jesucristo ilumina su camino
el migrante lejano llegará a su destino.

fernando. nicaragua