mirares/ollares, poemas da hondurenha francesca randazzo

francesca randazzo (tegucigalpa, honduras, 7 de maio de 1973) publicou os livros barcos en el aire (tegucigalpa: litografía lópez, 2008), honduras, patria de la espera (tegucigalpa: ihah, 2006), compás de luz (guatemala: letra negra, 2003), a mar abierto (tegucigalpa: pez dulce, 2000) e roce de tierra (tegucigalpa: alin editora, 1997), assim como poemas e artigos em vários jornais e revistas centroamericanos. é licenciada em línguas (unah, honduras, 1999), mestra em ciencias sociais (flacso, guatemala, 2005) e doutora em sociologia (universidad de santiago de compostela, españa, 2012). recebeu os prêmios premio edilberto cardona búlnes (honduras, 2001) e o premio roberto sosa  (honduras, 1997).

 

mirares / ollares

1

poesía
diccionario galego para meus versos.
*
galicia
granada del acordeón desgajándose entre sonidos.
*

desde los aires, algunas ciudades se ríen tímidas; otras son un tumulto de encendidas carcajadas que se desprenden de la noche.

2
pobo
a seguridade que se ten nas mans.
*
pueblo
casas dispersas de sencillo corazón.
*

a lo lejos
contemplo borrosa su cima
la luz de los días se ha quedado
nítida en ella

pronto seré
a lo lejos
parte del color que la compone
imperceptible a la distancia
como la hebra delicada
de color en un pincel

transpuesta a la luz de los días
seré
un instante
a lo lejos
solo parte de la montaña

….

3
orixe
aquela raíz que un imaxina.
*
identidad
sello distintivo con el que nos han marcado a todos.
*

quien lo diría
freud consultaba el tarot

freud
el del amor disecado y expuesto
en la solapa de la camisa
el del discurso
concientemente repetido
cuatro veces

bajo su mirada severa
finalmente vislumbro
la puerta mágica
que conducía al inconciente

4
ría
alén estendese o inmenso océano.
*

cielo
curvo horizonte del párpado que me cobija.
*
la amistad es una menuda realidad de tiernas hojas
temblorosas, sensibles
más que al viento, quizá,
a la humana mirada.

….

5
trueno
razón da auga que non canta.
*
río
clásico naufragio del edificio del agua.
*

la amistad es una frondosa realidad que oxigena a los seres de mi especie.

6
choiva
acompanente dos meus dias composteláns.
*
lluvia
recuerdos musicales.
*

la inspiración es ese azul que se cuela entre una plaga de nubes.


7
dozura
pequenas montañas de azucre con forma de sentimento.
*
niñez
rayo de tiza en la negra noche de la pizarra.
*

los garabatos tienen algo de sonrisa extenuada sobre el capricho de la tinta.


8

verso
muller co dorso nu.
*
anhelo
tarde morena en el vecino misterio del placer.
*

atrapada en el anverso
de una fotografía
una brújula apunta hacia
la blanca pregunta de la piel

….
9

calella
alfandega das palabras.
*
iglesia
grandilocuencia de la ciudad que nos habita.
*

también hoy
se levantó conmigo la vida
en una búsqueda
de palabras
ideas
sentimientos
en dosis muy inexactas


10

piel
vórtice del deseo.
*
beizo
verso aínda sen palabras.
*

aquellas que pueden aún
donde nosotros fuimos abatidos
en un gesto mudo
imantadas, rotativas
se mezclan en el límite
y despiertan una luz boreal

manos
que acampan
en el leve momento de una caricia

11
bicos
auroras despertando sobre o meu corpo.
*
amanecer
camino que se abre en el resquicio de la ventana.
*
durante los días iniciales
tiene lugar
un diálogo prolongado
alrededor de trescientos sesenta grados
en cuartos de espacio y agujas móviles
mientras la luz del agua
se proyecta sobre la noche


12
cometa
celeste fluxo sanguíneo.
*
cantos
galaxias brevemente pobladas.
*

traslación de la tierra
movimiento elíptico
y estelar
año
camino trazado en la memoria


13
día
noche interrumpida por una estrella de mayor magnitud.
*
esperanza
cielo abierto en la mirada.
*

a la distancia del tiempo
los castillos de la ausencia
forman columnas de luz


14
alegría
fuente que gira sobre sí misma.
*
mirada
camino trazado por el influjo de una estrella.
*

multitudinaria
una primavera tropical de enero
recita sus versos
en diminutos rayos

la seriedad del árbol de mango
se ha tornado adolescente
mientras respira
agobiada por el corsé de sus flores


los racimos apuntan espaciales
hacia cada rincón
anunciando tupidos
una futura bondad de colores

pronto soportarán las ramas
sus frutos generosos
y robustos se inclinarán ante el cielo

mangos suaves, perfumados
a punto de hacerse
agua en la boca
se entregarán a la tierra
en una pesada renuncia