Los viajes de Cristóbal Colón a América

El Almirante Cristóbal Colón realizó cuatro viajes a América donde “descubrió” una serie de territorios que fueron adheridos a la Corona de Castilla. En esta entrada realizaremos un resumen de cada uno de los cuatro viajes incidiendo en la fecha y el lugar de partida y regreso de cada una de las expediciones, el número de naves y hombres que participaron en la misma y las distintas rutas que realizaron.

La organización del primer viaje que realizó Cristóbal Colón hacia las Indias comenzó realmente el diecisiete de abril de 1492 cuando los Reyes Católicos firmaron las Capitulaciones de Santa Fe, en el Campamento de Santa Fe, cerca de Granada. En ellas otorgaban a Colón los títulos de Almirante Mayor de la Mar Océana, Virrey y Gobernador General de las tierras que descubriera. Además, Los Reyes Católicos otorgaron un seguro para que pudieran enrolarse en la expedición las personas que tuvieran delitos pendientes con la justicia y ordenó a la población onubense de Palos de la Frontera que entregara las dos carabelas que le debían a la Corona ese año por piratería a Cristóbal Colón. Eran la Pinta y la Niña. La Santa María fue una nao pequeña de origen cantábrico entregada por el marino Juan de la Cosa, asentado en el Puerto de Santa María.

Mucho más difícil que conseguir las tres naves para el viaje fue conseguir la tripulación necesaria para la realización del mismo, un centenar de hombres. Fueron conseguidos principalmente gracias a la intervención de un armador de Palos de la Frontera, Martín Alonso Pinzón, al que Colón le prometió una parte del botín. Las tres naves salieron del puerto de Palos de la Frontera el tres de agosto de 1492. La Santa María iba capitaneada por Cristóbal Colón, la Pinta por Martín Alonso Pinzón y la Niña por su hermano Vicente Yáñez Pinzón. La primera  parte del trayecto hacia las Islas Canarias transcurrió sin ningún incidente y en las islas se avituallaron para la segunda parte de la travesía.

Partieron desde Canarias hacia las Indias el seis de septiembre aprovechando los vientos alisios. Fue un viaje ininterrumpido de treinta y tres días que nunca antes se había realizado. Hubo dos motines contra el Almirante, el segundo de ellos el nueve de octubre, que Colón sofocó prometiendo dar la vuelta y regresar a España si no veían tierra firme en cuatro días. Por suerte, dos días después, el once de octubre avistaron tierra. Creyeron llegar a las Indias, pero a donde realmente habían llegado fue a una isla de las Bahamas que fue bautizada como San Salvador. A sus habitantes Colón los llamó indios.Tres días después, el catorce de octubre, prosiguieron el viaje dirección sur para busca la isla de Cipanga, actual Japón.

El veintiocho de Octubre, las tres naves llegaron a la costa septentrional de Cuba, isla a la que Colón le puso el nombre de Juana. Posteriormente, la Pinta desertó y su capitán Martín Alonso Pinzón junto con su tripulación fueron a buscar oro en solitario. Las otras dos naves siguieron fieles a Cristóbal Colón y desde Cuba se dirigieron hacia la actual Haití, isla a que el Almirante denominó La Española, porque le recordaba a España. La expedición estuvo recorriendo durante un par de meses la isla. En la noche del veinticuatro de diciembre, la Santa María encalló en un banco de arena debido a que los marineros expertos se habían ido a dormir y habían dejado al mando a un grumete joven e inexperto. Al día siguiente Colón ordenó construir un fuerte llamado Navidad con los restos de la nave, primer asentamiento español en América, donde dejó a treinta y nueve hombres que no podían ser transportados en la Niña, la única nave que le quedaba al Almirante. Prosiguió Colón el viaje el cuatro de enero. Dos días después apareció la Pinta y Colón aceptó las disculpas de Martín Alonso Pinzón y ambas naves iniciaron el viaje de regreso a la Península. Colón tuvo la suerte o el acierto inesperado, de subir hasta los 32 y 35 grados latitud norte para poder coger los vientos contralisios que le llevaron dirección a las islas Azores. La Niña llegó a las Azores y de ahí hasta Lisboa donde llegó el tres de Marzo de 1493. Sin embargo la Pinta se desvió debido a una tormenta y arribó en Bayona. Colón partió de Lisboa el día trece de ese mes y dos días después llegó a Palos. Horas después llegó la Pinta. Había concluido el viaje que cambió por completo el mundo.

Una vez que Colón arribó en Palos de la Frontera se marchó rápidamente hacia Barcelona, donde estaban los Reyes Católicos, para contarles todo lo ocurrido en el viaje. Llevaba unos indios y nada de oro. Los monarcas le pidieron al Obispo Juan Rodríguez de Fonseca que fuera organizando un segundo viaje también liderado por Cristóbal Colón para rescatar a los españoles que se encontraban en el fuerte Navidad y seguir explorando aquellas tierras y además, colonizar las islas ya descubiertas. El centenar de hombres y las tres naves de la primera expedición dieron paso a casi mil quinientos hombres, entre los que se encontraban unos ochocientos soldados, aparte de religiosos, campesinos y profesionales de distintos oficios que se repartieron en las diecisiete naves que formaron la expedición.

La expedición partió de Cádiz el veinte y cinco de septiembre de 1493 rumbo a Canarias, al igual que en el viaje anterior. Una vez que se llegó a las Canarias, Colón decidió coger un rumbo más hacia el sur para intentar encontrar la isla Cipango pero lo que consiguió fue encontrar la ruta de navegación más directa hacia América. El tres de noviembre llegaron a la isla de Dominica, en el sur del mar Caribe. De ahí la expedición fue remontando el mar Caribe dirección norte llegando el día dieciocho a la actual Puerto Rico. Desde ahí la expedición se dirigió hacia el fuerte Navidad para socorrer a los españoles que estaban allí. Llegaron al fuerte el veinte y siete de noviembre y lo encontraron destruido y sin rastro de los españoles, que habían sido aniquilados por los indígenas del lugar. El seis de enero del año siguiente Colón fundó la colonia La Isabela, que fue la primera colonia española en América. El 24 de abril Colón continuó la expedición con tres naves. Recorrió la parte meridional de Cuba llegando hasta Jamaica, que el Almirante bautizó como isla Santiago y retornó otra vez hacia Cuba bordeando su costa occidental. Posteriormente vuelve hasta Jamaica y de ahí hasta la isla de la Española para acabar la expedición el 29 de septiembre de 1494 regresando a la Isabela.

Cristóbal Colón se encuentra el asentamiento medio abandonado debido a que había sido construido en un lugar insalubre. Muchos españoles habían regresado a la Península, entre ellos se encontraban el capitán Pedro Margarit que empezó a desprestigiar a Colón ante la corte, lo que provocó que los monarcas enviaran a Juan de Aguado a América para poder averiguar qué ocurría en las colonias. Tras un tiempo en la Española, el funcionario decidió que su trabajo había concluido y que regresaba a la Península. Cristóbal Colón decidió acompañarle dejando el gobierno de la Española a su hermano Bartolomé. La expedición partió hacia España el diez de marzo de 1496 con doscientos veinte hombres que no deseaban continuar en América, llegando al puerto de Cádiz el once de junio.

El tercer viaje colombino comenzó en el año 1498. El veinte y tres de enero de ese año la Pinta y la Niña fueron enviadas directamente hacia la Española para llevar refuerzos. Otras seis naves al mando de Cristóbal Colón partieron del Puerto de Sanlúcar de Barrameda el treinta de mayo de 1498 dirección Canarias. Una vez allí, Colón decide enviar tres naves hacia la Española para reforzar más la isla y con las otras tres naves se dirigieron más al sur para intentar descubrir tierra firme.  Llegaron el treinta y uno de julio a Isla Trinidad frente a las costas de Venezuela. Desde ahí llegaron a la Península de Paria para continuar dirección norte hacia la Española, donde llegaron el treinta y uno de agosto. Encontraron que en la colonia los indios y algunos españoles dirigidos por Francisco Roldán se habían sublevado contra Bartolomé Colón. Cristóbal Colón consiguió sofocar la rebelión y ajustició a muchos de los rebeldes. Todo esto llegó a oídos de los Reyes Católicos que enviaron al pesquisidor Francisco de Bobadilla hacia la Española. Bobadilla Llegó a Santo Domingo el veinte y cuatro de agosto del año 1500. Apresó con grilletes a los tres hermanos Colón y los envió de vuelta a España, llegando a Cádiz el veinte y cinco de noviembre. Los Reyes Católicos le quitaron a Cristóbal Colón sus privilegios y le prohibieron gobernar colonia alguna de españoles e indios. Desde el año anterior, comenzaron a existir otras expediciones hacia América y los monarcas enviaron a Nicolás de Ovandopara gobernar la isla.

El cuarto y último viaje de Cristóbal Colón fue sin lugar a dudas el más prolífero en cuanto a descubrimientos se refiere. Partió de Cádiz el dos de mayo de 1502 con cuatro barcos y ciento cuarenta hombres. Llegó a Martinica el quince de junio. Desde allí se dirigieron hacia Dominica y hacia Santo Domingo, donde el gobernadorOvando le impidió desembarcar. Posteriormente la expedición se dirigió hacia Cuba y Jamaica para continuar rumbo sudeste y costear las actuales Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá. Al año siguiente, el dieciséis de abril, volvió a realizar una expedición hacia el sur, pero las dos naves que aún tenía Colón estaban en mal estado e intentaron regresar a Cuba, pero naufragaron en Jamaica. Hubo ciento dieciséis supervivientes. Colón envió a Diego Méndez y seis marineros en unas canoas hacia Santo Domingo para pedir auxilio. El gobernador Ovando envió una carabela que rescató a los náufragos el veinte y ocho de junio de 1504.

Cristóbal Colón arribó a España el siete de noviembre de 1504 bastante enfermo. Estuvo meses en Sevilla hasta que pudo moverse y viajar hasta Segovia, donde fue recibido por el rey Fernando (la reina Isabel I falleció el veinte seis de noviembre de ese año) instalándose luego en Valladolid el invierno de 1505, donde su enfermedad se agravó, muriendo el veinte de mayo de 1506. La muerte de Cristóbal Colón pasó prácticamente inadvertida en España ya que era un personaje que desde años anteriores había caído en desgracia.

La próxima entrega hablaremos sobre la inmigración alemana en Brasil durante el siglo diecinueve y veinte, una de las inmigraciones más importantes en territorio brasileño.

Related Post