La experiencia de pérdida en la migración de refugiados sirios La migración de refugiados se relaciona con el trauma de vivir en primera persona situaciones de gran impacto emocional

Refugiados sirios

En el último año, la inmigración ha sido uno de los fenómenos sociales más mencionados en Chile, y al hacer referencia a ésta, se destaca la necesidad de lograr una integración cultural y laboral, y se buscan las fórmulas para este logro, en las que también resulta de suma importancia considerar aspectos concernientes al bienestar emocional de quienes migran.

El impacto de emigrar se relaciona con la experiencia de pérdida, la que puede ser más o menos severa dependiendo de  las motivaciones y las circunstancias en que se ha producido el desplazamiento. La pérdida de un hogar – un lugar propio en el mundo- , la pérdida de los vínculos y apoyos más cercanos que se tenían en el país de origen y las experiencias de  frustración y desesperanza, son condiciones significativas en la aparición de un estado de ánimo depresivo en los inmigrantes. Junto a ello, la pérdida de la relación con una comunidad –aquel grupo humano que da soporte y orientación a la vida- implica una pérdida del sentido de pertenencia, y del sentimiento de seguridad, especialmente en momentos en que se experimenta algún estado de vulnerabilidad.

En el caso de las migraciones motivadas por crisis sociopolíticas, como  el conflicto armado actualmente en curso en Siria, esta situación de pérdida estará marcada, además, por experiencias traumáticas difíciles de procesar y de superar, pues en ellas se requiere de la reacción rápida a emergencias que son de vida o muerte. En estos casos, son muchas las pérdidas y crisis experimentadas, como la pérdida de estabilidad social en el período previo a la convulsión social, el haber escapado de una guerra civil y posteriores bombardeos,  y el trauma de ser testigo de la destrucción de ciudades, la muerte de sus compatriotas, y en los casos más dramáticos, la pérdida de la familia.

En este momento el Ministerio del Interior de Chile, a través del departamento de Extranjería y Migración ha informado acerca de la pronta llegada de refugiados sirios al país, existiendo ya el  antecedente de  la recepción previa de unas 250 personas desde que estalló la guerra civil en Siria durante el año  2011.(1)

En una reflexión psicológica es necesario considerar que quienes provienen de territorios  en los que hay conflictos armados, han tenido pérdidas  traumáticas, han sobrevivido o escapado de situaciones caóticas,  y corren  el riesgo de querer iniciar de inmediato una nueva vida productiva, apurando el ajuste a la nueva cultura mediante el ocultamiento de sus experiencias traumáticas en una organización defensiva que  pase por alto las emociones; todos mecanismos que imposibilitan la elaboración de los duelos. La migración en sí es un elemento de riesgo psicopatológico, y lo será en una mayor medida para quien emigra huyendo de una guerra, necesitando un largo tiempo de ajustes para restablecer o lograr el equilibrio. Aún así, la severidad del trauma puede ser tan grande que algunas personas sienten que son incapaces de reparar y salir adelante. Es por esto que como país receptor,  junto con pensar en la integración e inserción laboral de los refugiados, también se debe considerar un espacio a la recuperación, y el posibilitar el tránsito por una  etapa de duelo, que vaya dando lugar a la  elaboración de cada pérdida.

La migración de refugiados  se relaciona con el trauma de vivir en primera persona situaciones de gran impacto emocional, como el ser testigos de la muerte y de la ejecución de acciones militares capaces de destruir y exterminar una población. La crudeza de la guerra es una realidad muy lejana para la población chilena  y para la experiencia de trabajo de la generalidad de los equipos psicosociales y comunitarios, por ello la migración de refugiados representa desafíos mayores.  En esta etapa se requerirá un importante esfuerzo de una comunidad chilena que otorgue una recepción comprensiva, y los mecanismos y recursos que favorezcan a la integración, valorando el trabajo permanente de la comunidad de acogida siria en Chile, con quienes los refugiados comparten, no sólo sus referentes culturales, sino también  el dolor de ver a su  pueblo destruido.

 

Referencias

(1) Ministerio del Interior comienza proceso para reasentamiento de 60 refugiados sirios en Chile. Ministerio del Interior y Seguridad Pública. Consultado: abril 2017 http://www.interior.gob.cl/noticias/2017/04/11/ministerio-del-interior-comienza-proceso-para-reasentamiento-de-60-refugiados-sirios-en-chile/