Hay que dejar de pagar por dignidad. Entrevista a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH)

Por Fernando Gómez Pérez

 

Conversamos con Sara Vázquez, afectada, activista y abogada. Está en Andalucía donde tienen fundado el Movimiento por la Vivienda Digna del que la PAH de Málaga es miembro y trabaja por el derecho a una vivienda en la comunidad autónoma (con un gobierno diferente al estatal). Es miembro también de la Comisión Técnica de Coordinación de la PAH y de la Comisión Jurídica Estatal.

Iberoamérica Social: ¿Qué es la Plataforma de Afectados por la Hipoteca? ¿Cómo surge?

Plataforma de Afectados por la Hipoteca: La Plataforma de Afectados por la Hipoteca PAH es un colectivo que agrupa a personas en situación de imposibilidad de pago de las cuotas hipotecarias, o que hemos dejado de pagar, o que hemos sido ya desahuciados, con personas sensibles con este problema, que nos hemos juntado para visibilizar la situación injusta de que tengamos que pagar las deudas restantes una vez nuestra casa ha sido subastada, (debido a nuestra ley), visibilizar la violencia de los desahucios y la estafa hipotecaria que se ha perpetrado en España en una vulneración del principio constitucional del derecho a una vivienda digna.

Somos un colectivo horizontal, abierto, asambleario apartidista y asindical. Nos autorganizamos para preparar y desarrollar acciones, para informarnos, para darnos apoyo mutuo, y desarrollamos artefactos jurídicos en defensa de nuestros derechos y en defensa del derecho a la vivienda. Tenemos claro que el problema es político y colectivo. Estamos autotutelando nuestros derechos mediante campañas como la paralización de los desahucios o la recuperación de viviendas vacías en manos de entidades financieras o el banco Malo para las personas mediante la Obra Social de la PAH.

Hemos promovido una iniciativa legislativa popular (ILP) en Mayo que es la única forma que tenemos los ciudadanos de proponer leyes para lo que hemos recogido más de 1.400.000 firmas cuando las necesarias eran 500.000 y que ha obtenido el apoyo del 90% de la población, para conseguir cambiar la ley actual y para que recogiera:

  1. La Dación en pago retroactiva (entrega de la vivienda habitual a cambio de la cancelación total de la deuda hipotecaria).
  2. La suspensión de todos los desahucios (desalojos sin alternativa habitacional) que son contrarios a los tratados y convenios internacionales firmados por el Reino de España que resulta una vulneración sistemática de los derechos humanos.
  3. Alquiler social en las propias viviendas.

Estos son nuestros mínimos. El gobierno del PP admitió a trámite la ILP presionado por la gente en las calles, pero para dejarla sin ningún efecto a continuación poniendo de manifiesto la deficiencia democrática que estamos viviendo.

En un escenario en el que los bancos han sido rescatados con dinero público y los recortes se realizan para pagar esta deuda, la vivienda se coloca en el centro de la estafa.

La PAH surge en Barcelona en 2009 a partir de la experiencia previa de activistas vinculadas a la lucha por la vivienda digna. En 2010 empieza a paralizar desahucios mediante la desobediencia civil. En 2011 con el surgimiento del movimiento 15M muchos/as activistas se unen a la PAH en la paralización de los desahucios. En 2013 somos cerca de unos 200 núcleos e todo el estado.

PAH

IS: Como afectada, ¿Cómo se vive el momento en que te das cuenta que puedes perder tu hogar? ¿Qué se siente cuándo lo has perdido todo?

PAH: Pues es una mezcla de terror, de incredulidad, de shock, de impotencia, de rabia, de ira y de desesperación así todo junto y con una intensidad que no se puede soportar ni imaginar si no lo pasas.

Luego vienen los problemas porque discutes todo el rato con tu pareja, porque la situación extrema no te permite ni pensar. Cada uno tiene una manera de intentar salir. Es bastante usual tener que medicarse. Creo que la medicación es la única respuesta a la situación de “falsa calma” que está sucediendo a pesar de las injustas e ilegales 500.000 ejecuciones hipotecarias en este país.

Así como para las familias que están firmando carencias sabiendo que no hacen más que intentar “ganar” tiempo a cambio de “capitalizar “ su deuda impagada de manera salvaje intentando no afrontar la cruda realidad.

Tu, familia, no lo entiende porque nuestros padres por ejemplo no están preparados para lo que está sucediendo. Hay avales familiares cruzados. Es también muy usual el sentir culpa. Lo de perder la casa viene unido a donde te vas, y que va a ser de ti con una deuda de por vida… mucho miedo. Desestructuración familiar. La ejecución hipotecaria en una bomba de destrucción masiva de familias.

En mi caso en particular, tenía otros recursos y capacidades al ser abogada. Ser especialista en derecho mercantil, conocer la existencia de las sociedades mercantiles, me permitió no caer en la desesperación más absoluta, saber que habría salidas. La claridad mental de mi marido que antes de empezar a descapitalizarnos me dijo que teníamos que plantarnos en la primera cuota que no podíamos pagar, y ante el trato de la Caixa, excesivamente histérico, con el impago de una sola cuota.

Que fuimos capaces de ver lo que en realidad estaba sucediendo. Decidimos no pagar más por dignidad y esto nos hizo empoderarnos, me ayudó bastante. Mi pareja César entendió desde el principio lo que pasaba y se mantuvo muy frío. Eso nos salvó. Somos insumisos a la banca porque descubrimos que estaba todo organizado, como el cambio de directores de las sucursales. Intentamos vender pero era imposible, el mercado del crédito estaba secándose a pasos agigantados. A nuestros amigos empresarios uno tras otro les empezaron a cerrar las líneas de crédito en 6 meses desde Octubre de 2008, no les renegociaban las líneas de crédito. Empezamos a dejar de tener encargos, trabajos y cobros.

La insumisión nos dio mucha fuerza, porque nos permitió tomar decisiones estratégicas, coger las riendas de nuestras vidas y no depender de lo que el banco quisiera hacer con nosotras. Dejar de pagar nos permitió alquilar la casa y trasladarnos a trabajar en otro lado, a Málaga. Al podernos ir, tuvimos un tiempo para estudiar, para asimilar. Para recuperarnos emocionalmente.

“La insumisión nos dio mucha fuerza, porque nos permitió tomar decisiones estratégicas, coger las riendas de nuestras vidas y no depender de lo que el banco quisiera hacer con nosotras”

También ayudó lo que nos pasó, y cómo nos pasó, que la primera cuota no la pudimos ingresar porque la Comunidad de Madrid no nos podía pagar un dinero que nos debía. Que era una “emprendedora” reconocida por las Instituciones, que acababa de entrar en unas becas para la Internacionalización de mi empresa, que el estado me avalaba, que me había formado y preparado, que era una trabajadora incansable… es decir, me ayudó saber que yo no había fallado que había seguido a pies juntillas desde pequeña las enseñanzas neoliberales. Entendí que lo que fallaba era el sistema. Nosotros vimos claramente el escenario general y que todo era una partida de dominó y lo que se nos venía encima individual y colectivamente. Eso me permitió luchar con “la culpa” que nos tratan de “colocar”.

Además, cuando durante la burbuja estás convencido de que es una burbuja, sólo que como eres el único al final de tu entorno decides comprar y a los 10 meses ves que revienta la burbuja, pues todo tiene sentido y hay que asumir. Me enseñó a confiar en mi criterio de ahí en adelante, en mis intuiciones. He aprendido mucho del proceso, de mí.

También es cierto que cuando empecé a meditar, me tiraba tardes enteras meditando para superar el dolor que es tan fuerte, que la pérdida de todo un proyecto vital puede terminar contigo. Es un proceso dolorosísimo… parece que no tiene fin ni fondo. El suicidio que se te pasa por la cabeza no es más que unas ganas de salir del dolor. Y el miedo a qué va a ser de ti. Las ideas se pasan incesantemente por la cabeza como digo, es un proceso completamente devastador.

Por eso el encontrarle un sentido es fundamental. E identificar a los culpables del dolor y la solución también.

Cuando lo has perdido todo, creo que depende de cómo lo pierdes, a cuantas personas implica y como se desarrolla el proceso. Para mí lo peor fueron las 20 mudanzas posteriores. No tenía ni avalistas ni hijos. El problema con mis animales que me dificultaba mucho las salidas. No quería volver a casa de mis padres, no lo veíamos justo y ocupamos. El enfrentarte a esa nada. El controlar el miedo que es normal y también inconsciente. Es  lo más difícil de todo.

El desapego es lo más importante de gestionar. El desapego y mantenerse en la cordura me ayudó bastante aprender a meditar y mantenerme en el ahora. No dejar la mente ir ni al pasado ni al futuro en la medida de lo posible. Ser consciente de que esto es una guerra económica y no un “bache” en el que se cae por vago o fracasado sino que es un tsunami económico devastador en el que no hemos tenido posibilidad de intervenir más allá de querer tener una necesidad cubierta ante un mercado de alquiler caro e inestable. Las casas estaban tasadas en un 20% más de la deuda (o eso nos decían).

A nivel personal hay que ser muy fuerte. Te hace profundizar mucho. Me parecía y de hecho me sigue pareciendo una película de miedo, una pesadilla de la que no nos despertamos como sociedad. La gente que hemos despertado nos hemos enfrentado a la incomprensión familiar y social. Pero el proceso también ha sido muy potente. Ser consciente de que somos parte de la historia. Es todo muy intenso y muy real.

Este proceso a mi me ha hecho mejor persona, me ha hecho reconectarme con mi profesión y mi formación, pero es básico el activarse y luchar. Autoorganizarse y apoyarse es fundamental. En mi caso, en 2009 no tenía conocimiento de la Plataforma. En 2010 ya la conocía y viajé a Barcelona. Me dio la vida el saber que había más gente organizándose y que tenían muy claro lo que estaba sucediendo. Es encontrar el sentido común de entre la locura.

IS: ¿Cuál o cuáles son los perfiles familiares de las personas que han sufrido un desahucio?

PAH: Los perfiles son absolutamente de cualquier clase social. Al principio eran más familias inmigrantes, pero en realidad, somos trabajadores, autónomos, empresarios, padres que han avalado a sus hijos, funcionarios a los que han recortado los sueldos y eliminado pagas. Después de 5 años está en esto toda la sociedad.

Si no hay más desahucios y ejecuciones hipotecarias es porque las entidades financieras están “intentando” tapar el agujero negro de sus balances porque están permitiendo que las familias paguen 300 euros en carencias que sólo sirven para dar una patada adelante en este problema. La gente está intentando evitar el proceso de ejecución hipotecaria a base de firmar novaciones de contrato que no hacen más que capitalizar la parte de la cuota que la familia no puede asumir como he dicho antes.

Los bancos no quieren asumir sus pérdidas a pesar de tener ayudas financieras del FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria). En lugar de aplicar las quitas a las familias, están intentando que las familias paguemos la borrachera de crédito que han mantenido y que han provocado la subida desbocada de los precios de las viviendas y esta crisis estafa que ahora estamos padeciendo estoicamente.

PAH2

Estas empresas privadas han socializado sus deudas. Las personas que han confiado en unos valores de tasación, nos hemos encontrado con que no hemos podido vender nuestras viviendas porque ellos han cerrado el crédito ahogando con esto la economía.

Además hay que rescatarles y pagar con dinero público sus “riesgos empresariales” y sus desmanes para lo que nos recortan en servicios públicos. Es un escándalo y la gente debería dejar de pagar.

IS: Como defensora de ésta causa, en algunas ocasiones he podido ver mediadores en algunas concentraciones ¿qué función tienen?

PAH: Las personas que mediamos en los desahucios tenemos la función de tratar que no se produzca este hecho y no se desaloje una vivienda para dejarla cerrada y vacía. La paralización de un desahucio es un acto de desobediencia civil y por lo tanto “ilegal”, pero plenamente legítimo. Queremos con nuestros cuerpos más allá de tratar de evitar que se realice un acto extremo de violencia de un sistema que de forma perversa se salta hasta los tratados y convenciones internacionales, para defender a los poderes financieros, que se entienda en imágenes que son actores psicópatas en un sistema que masacra a los seres humanos en beneficio de unos pocos. Queremos visibilizar una problemática y que la policía sea consciente de lo que sucede. Buscamos cambiar la situación a base de concienciación a través de la opinión pública. Cuando se produce un desalojo sin alternativa habitacional, el estado está actuando ilegalmente y eso la gente lo tiene que ver y decidir qué quiere hacer. Ver que hay gente moviéndose en contra, resistiendo, luchando y ganando. Es el ya famoso ¡SI SE PUEDE! Porque el sistema nos quería hacer creer que no se podía, que no servía de nada. Y hemos demostrado las personas desde abajo, sin ellos que SI SE PUEDE ganar.

“Cuando se produce un desalojo sin alternativa habitacional, el estado está actuando ilegalmente y eso la gente lo tiene que ver y decidir qué quiere hacer. Ver que hay gente moviéndose en contra, resistiendo, luchando y ganando. Es el ya famoso ¡SI SE PUEDE!”

Además, el haber combinado la vía legal con la recogida de firmas y con la  resistencia civil en la puerta de los desahucios nos ha hecho llamar mucho la atención de los medios de comunicación y llegar por tanto a toda la sociedad, que ahora mismo es plenamente consciente de lo que está sucediendo. Con lo que las campañas han sido muy potentes primero porque cada vida importa. Segundo porque como colectivos nos ha unido mucho y nos ha permitido luchar en realidad en cada portal y como he dicho antes, ganar muchas veces, lo que nos ha traído grandes alegrías. Tercero porque hemos influido obligando al poder a realizar  leyes y somos un actor político. En Diciembre de 2012 se hablaba en los periódicos del PP frente a la PAH.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea en su sentencia de 14 de Marzo de 2013 dijo que los procedimientos de Ejecución Hipotecaria que se había venido realizando en España desde 1995 contravenían la Directiva 13/93 en referencia al derecho de los Consumidores. Es decir, que las personas que hemos sido víctimas de un proceso de Ejecución Hipotecaria muchas veces en base a cláusulas abusivas como el vencimiento anticipado. (Dejar de pagar una sola cuota), hemos sido Ejecutados por procedimientos contrarios a la Ley Europea de Consumidores y Usuarios. Y deberíamos de ser resarcidos. Pero, como está en juego el dinero de la banca americana, alemana y francesa…

IS: ¿Existe alguna institución pública con competencias en caso de desahucio?

PAH:  La única “institución” pública que hay en un procedimiento es el Juez. Debía ser el gobierno del estado pero las mayorías del bipartidismo nos lo impiden. Desde 2012 Noviembre y en Mayo 2013 hemos conseguido arrancar al poder (para un mínimo de familias) un “código de buenas prácticas” y la suspensión de lanzamientos hasta Mayo de 2015.

En Andalucía hemos promovido además, el Decreto Andaluz de la Vivienda y la Ley de La función Social de la Vivienda que permite a la Junta de Andalucía que expropie el derecho de uso de la vivienda para que cualquier familia siempre que se trate de deudor de buena fe y en caso de vivienda habitual no sea desalojado de su hogar durante 3 años y pueda pagar un “alquiler social.”

Ha sido una Ley inspirada en medidas propuestas por la PAH de Málaga a IU en Abril de 2012.

También las instituciones autonómicas y las diputaciones han puesto en marcha “oficinas” de intermediación hipotecaria que lo que hacen es tratar los problemas de deudas de manera individual quitando su trasfondo colectivo. El problema es político y colectivo, no individual.

Se convierten en oficinas de negociación de dudas privadas gestionadas con dinero público. Las instituciones además queriendo ayudar, (en caso de que sea realmente su intención), desmotivan y desmovilizan a la gente.

“Se convierten en oficinas de negociación de dudas privadas gestionadas con dinero público. Las instituciones además queriendo ayudar, (en caso de que sea realmente su intención), desmotivan y desmovilizan a la gente.”

IS: ¿Cómo os sentís tratados por los medios de comunicación?

PAH: Con los medios de comunicación hemos tenido etapas. Al principio nos ignoraban. Después a partir de la paralización de los desahucios y con la explosión del 15M empezaron a seguirnos y a tratar la problemática de forma diaria hasta que el año pasado por estas fechas era el tema más tratado de la televisión. Según un estudio del CIS, El 90% de la población apoya las peticiones de la PAH en la ILP (iniciativa legislativa popular) que promovimos en Mayo de 2012 para cambiar la Ley y conseguir nuestras medidas básicas: la dación en pago retroactiva, la paralización de todos los desahucios y el alquiler social y que llevamos al Congreso de los Diputados.

Después de la campaña de escraches empezamos a sufrir la censura mediática. Pasamos de ser llamados todas las semanas a los programas de más audiencia, a que los directivos de las cadenas recibieran órdenes de prohibir a los periodistas tratar el tema. Nosotros comenzamos la campaña de escraches para señalar a unos diputados que habían declarado que estaban a favor de la banca contra la población y que firmarían NO a la ILP  queríamos informarles donde quiera que acudieran sobre las consecuencias de sus actos. Comenzó el intento de “criminalización” del movimiento. Entonces el parlamento Europeo nos concedió el premio Ciudadano del Año 2013, que recogimos el pasado 23 de Septiembre en un acto en Madrid y a Bruselas como persona designada por mi colectivo el pasado 16 de Octubre acudí yo a la entrega del Diploma.

La prensa internacional también se ha hecho eco. El Wall Street Journal, Washington post, Le Figaro, periódicos daneses, belgas, alemanes…

IS: ¿Y por los representantes políticos?

PAH: Los políticos españoles tanto PP como PSOE han legislado a favor de la banca. Son los poderes económicos y la troika es la que manda en este país.

Otros partidos minoritarios nos han apoyado como Esquerra, IU, IPC, aunque IU por ejemplo no ha sido claro y transparente a la hora de hacer pública la iniciativa del Decreto Andaluz, reconociendo la autoría de las medidas a los movimientos sociales. Tratan de capitalizar todo el trabajo de los colectivos. Aprovechan mediáticamente los éxitos de las propuestas y no quieren un reconocimiento formal de los movimientos. Dicen que lo quieren, pero no es cierto. Quieren que trabajemos para ellos.

PAH3

IS: ¿Cómo es el día a día dentro de la PAH?

PAH: El día a día en la PAH implica mucho trabajo. Es un trabajo aparte. Tenemos comisiones de bienvenida a nuevos afectados todas las semanas en cada plataforma del estado (cerca de 200 nodos ya), comisiones de comunicación locales y estatales. Talleres jurídicos colectivos, comisión jurídica estatal, la comisión de la obra social que recupera pisos para alojar familias, las Asambleas Estatales cada 3 meses, la comisión técnica de coordinación, el día a día de las acciones colectivas, las “invasiones” a sucursales para conseguir daciones en pago colectivas y masivas. Atención a charlas, acudimos a eventos internacionales a través de la comisión de internacional, a charlas internacionales y ha reuniones con colectivos que organizan eventos.

Hemos preparado en Agosto el recurso de inconstitucionalidad a la Ley 1/2013 que ha sido admitido a trámite y ponemos de manifiesto con cada acto el déficit democrático en el que vivimos como en este momento cuando el PSOE que nos había dicho que no había encontrado motivos para presentar el recurso, al ver que lo estábamos haciendo nosotras, se lo “apropió”. Sacar todo esto a la luz es imprescindible. La labor política es inmensa.

Somos un movimiento que trabaja a nivel regional también buscando soluciones y para eso también nos coordinamos regionalmente. El trabajo es titánico, pero de hormiguita, día, a día.

IS: “La culpa es del ciudadano por vivir por encima de sus posibilidades” ¿qué opinión tienes al respecto? ¿Acaso no se deduce del rescate financiero en nuestro país, que los que han vivido por encima de sus posibilidades han sido las entidades bancarias? ¿Los desahucios pueden deberse a estrategias de recaudación por parte de los bancos, debido a su crisis? ¿Si al ciudadano por no responder a sus deudas con los bancos es desahuciado, por qué los bancos han sido rescatados?

PAH: Lo de vivir por encima de nuestras posibilidades ya lo he explicado antes, son ellos los rescatados.  Pongo ahora un ejemplo sencillo: Mi casa me dijeron que valía 150.000 €. El banco me acepto la casa como garantía suficiente 150.000 €. El banco es el único que da o quita crédito en el mercado con lo que puede influir en la compra / venta de viviendas. Un buen día deciden no dar más crédito. La economía colapsa. Mi casa no me la compra nadie. Me la sacan a subasta porque con parte del que era mi sueldo se dedican a pagar el rescate al banco que ha provocado esta situación. O porque al no haber efectivo no hay ni consumo ni trabajo.

Al banco entonces ya no le vale el valor que me dijo él que me aceptaba en garantía, ni el dinero que he pagado ya, el banco va contra el principio mercantil de los actos propios. El banco NO puede ir en contra de sus “propios actos” lo dice la Ley, pero… aprovecha un procedimiento de 1900 que no estaba pensado para este momento actual como es el procedimiento de Ejecución Hipotecaria, un procedimiento ejecutivo, preferente que le permite al “acreedor” hacerse con la garantía de pago por un precio del 70% sin un “juicio”, sólo pone fecha de subasta (pasando un trámite de oposición mínimo y tasado) qué es el que ha sido contrario a la normativa comunitaria y para lo que repito, no se ha dado solución para los procedimientos cerrados.

En subasta, la vivienda se la adjudica el banco al 70% (ahora), que era el 50% hasta 2010. Y yo, familia, me quedo con la deuda restante que no ha cubierto el 70% de capital más intereses más gastos.

A los promotores y constructores los bancos les aceptan las daciones en pago, a las familias no.

“A los promotores y constructores los bancos les aceptan las daciones en pago, a las familias no.”

La deuda privada en España no era lo elevada que la pública.

Efectivamente, quienes han vivido por encima de sus posibilidades son los bancos y cajas de ahorro que eran dirigidas por los partidos políticos y los sindicatos. Ahora les rescatan con dinero público y nosotras, las familias acarreamos deudas ¡de por vida! Es un escándalo sin precedentes.

Hay que dejar de pagar por dignidad. Las deudas son ilegítimas.

IS: ¿Qué sentido puede tener el desahucio masivo que estamos sufriendo?

PAH: Está claro que es la forma que tiene el sistema financiero de limpiarse, ya nos lo dijo el Comisario de la Unión Europea Lazso Andor el mes pasado en Bruselas. Que era fundamental “el limpiar el sistema financiero español”.

El sentido de los desahucios masivos es que los bancos no tengan que asumir las pérdidas en balances, lo que les colocaría en la quiebra. Las carencias imposibles también tienen el mismo fin. Proteger a la banca frente a los ciudadanos. No proceder a las quitas es “garantizarles” el negocio.

Pero es un proceso suicida. Un sistema financiero en una sociedad sin consumo no sirve para lo que ellos quieren, que es seguir explotándonos, pero creo sinceramente que se les ha ido de las manos porque ni la banca extranjera, ni Bruselas, saben hasta el punto que está el sistema comprometido. Es pan para hoy y hambre para mañana. La gente tiene que ser consciente de que pagando (dejando incluso de comer) lo único que consigue es alargar la agonía, ya que sigue alimentando a la bestia moribunda. Con esta situación y gestionando de esta manera el país no va a salir de la ruina.

IS: ¿Qué hacer cuando no puedes pagar?

PAH: Dejar de pagar.

Vemos casos continuamente de gente que el dinero que está pagando es utilizado por el banco para preparar su proceso de ejecución hipotecaria. Cuando alguien no puede pagar además, se tiene que informar porque la información es poder. Los principales problemas han venido por confiar en el banco más que en un “padre”. A veces me pregunto cómo y cuándo hemos permitido que el banco se pusiera en el lugar del “cura” en esta sociedad (que por otro lado es cierto que hunde sus raíces en la religión judeo cristiana), es decir, lo que decía el banco iba a misa. La gente ha firmado lo que el banco “decía” sin mirar. Con información uno sabe en qué escenario se mueve y sin ella se ve impedido de poder tomar decisiones estratégicas en un escenario de guerra económica. No saber significa estar en manos de tu “raptor”. El banco no informa correctamente a la gente de las posibilidades que ofrece ni la Ley en cuanto a protección. El banco está intentando sobrevivir parasitando. Esta cruel realidad es la que es.

“El banco no informa correctamente a la gente de las posibilidades que ofrece ni la Ley en cuanto a protección. El banco está intentando sobrevivir parasitando. Esta cruel realidad es la que es.”

IS: ¿Cómo actuar cuando me llega el requerimiento de pago?

PAH: Una vez que se ha recibido el requerimiento de pago hay que acudir de inmediato a solicitar justicia jurídica gratuita y acudir a las plataformas para conocer cuáles son las normativas aplicables para autoorganizarse con otros afectados en la defensa colectiva de los derechos. Para autotutelarnos. Hay que oponerse a la ejecución por intereses de demora abusivos, por ejemplo. Pero va mucho más allá. Es lo mínimo para saber cuáles son los pasos y los tiempos que se manejan en estos procedimientos para conseguir la mejor situación para resistir. Para obtener la dación en pago y poder conseguir también vivir en la vivienda en régimen de alquiler social no solo para una familia, hay que forzar que sea para todas. Cada una tiene que mover su grano.

Estamos luchando por hacer efectivo el derecho a una vivienda digna que defiende la Constitución Española en su artículo 47 por fin y para todas. De este proceso tan doloroso, sólo puede salir esta realidad.

IS: Como pedagogo, he notado que muchas veces hablas en género femenino, y recordando algunas concentraciones veo que la mujer ha abanderado muchas de ellas, y me pregunto, ¿Pueden los desahucios tener un carácter de género? ¿Afecta más a mujeres que a hombres? 

PAH: Hablamos en femenino porque el lenguaje no es neutro. Queremos poner fin a la opresión del sistema. Es violencia que nos obliguen a identificarnos con el masculino. Es el sistema patriarcal contra el que luchamos. Los desahucios que son el resultado de los procesos de ejecución hipotecaria afectan por igual a hombres y mujeres, afectan a las familias, pero es cierto que ataca en todo el centro del papel cultural, al rol que se le da al hombre.

Nosotras queremos aprovechar toda esta destrucción para construir algo más justo. El hombre, por lo que estamos observando en las plataformas está más en estado de shock que la mujer. El hombre se siente completamente fracasado, avergonzado y abatido. Su “rol”, el que le han otorgado, queda destruido con la pérdida de trabajo y consecuentemente del status y del hogar.

Pero hay un gran problema en toda esta situación y es el individualismo que ha generado el sistema económico actual que hace que la gente no entienda lo que sucede y venga a intentar sólo “arreglar” su problema, sin entender la dimensión colectiva y política de todo esto. Mientras la gente no entienda que esto es un problema colectivo, no saldremos de esta situación. También es muy desolador ver cómo está la gente de resignada, de abatida dejándose engañar por los árboles les impide ver el bosque.

“Pero hay un gran problema en toda esta situación y es el individualismo que ha generado el sistema económico actual que hace que la gente no entienda lo que sucede y venga a intentar sólo “arreglar” su problema, sin entender la dimensión colectiva y política de todo esto”

La mujer en cambio venimos viendo que se rebela, saca su rabia y la canaliza por la acción y parece que este es el último acto de injusticia que está dispuesta a aguantar, es un proceso de liberación, de emancipación. Se activa y se produce un efecto de mucha potencia al sentirnos muy útiles y capaces. Gritar en las acciones saca la desesperación y los demonios. Es una catarsis que tiene efectos muy positivos.

 

¡SÍ SE PUEDE!