En Clave de Género

“No deseo que las mujeres tengan poder sobre los hombres,
sino sobre ellas mismas”

Mary Wollstonecraft

Mi nombre es Almudena Orellana, y aunque considero el reconocimiento de los méritos personales y propios una tarea tediosa y, sin lugar a dudas, aburrida para los demás, a menudo es necesaria en el ámbito académico y científico. De manera que, puedo decir en este sentido, que obtuve la licenciatura en Historia por la Universidad Complutense de Madrid en el año 2008. A lo largo de dicha carrera experimenté un gran interés por las cuestiones referentes a la historia de las mujeres, propiciado fundamentalmente por la gran ausencia documental de las mismas que me topaba a cada paso. Esto hizo no solo que cada uno de mis trabajos académicos se orientase en torno a dicha cuestión, sino también, introducirme en el año 2007 en el Máster multidisciplinar de Estudios de las mujeres, impartido por el Instituto de investigaciones feministas de la Universidad Complutense de Madrid que finalizaría en el año 2009 con la publicación de mi primer artículo.

Durante estos últimos años he realizado otros cursos de posgrado y participado en congresos, motivada por mi pasión académica e investigadora, como por ejemplo el Doctorado de Historia Moderna en la Universidad Complutense de Madrid, cuyo trabajo de investigación presentado ante tribunal en el año 2012-2013 trataría sobre la prostitución durante el reinado de Felipe IV en España.

En la actualidad me encuentro desarrollando la tesis doctoral en la Universidad Carlos III de Madrid en el área de Humanidades, y mi tema de investigación versa sobre la prostitución y sus consecuencias a nivel social, así como sobre sus lazos de unión y conexión con las antiguas colonias americanas a finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX. Una amplia panorámica de estudio, sin duda necesaria para poder entender la dinámica de los mecanismos patriarcales de actuación en toda su dimensión.

Quiero dar las gracias a Iberoamérica social por permitirme participar en este proyecto en el cual pretendo aportar mi granito de arena desde el punto de vista feminista, en un blog denominado En Clave de Género que tratará (y atendiendo a mi especialidad formativa principal) sobre cuestiones de historia de las mujeres, pero también sobre otras cuestiones relativas a los estudios y a la problemática internacional de la igualdad de género más actual y/o diferentes asuntos que deban tenerse presentes o convenga resaltar.

Al comienzo de mis estudios universitarios, encontrarme con figuras femeninas generalmente e injustamente olvidadas, me produjo a nivel personal y profesional una auténtica sacudida. Frases como la de Mary Wollstonecraft citada al comienzo de este post, parecían gritar fuertemente en silencio (y valga la paradoja como símbolo del aislamiento femenino y de la subordinación) una reivindicación de las mujeres en la sociedad y una reinterpretación de los modelos analíticos, teóricos y prácticos de nuestra historiografía. En nuestras manos está el corregir esta situación, para que en un futuro los más jóvenes no tengan que toparse con estas situaciones de desigualdad.

Repensar la historia y hacerlo a través de las diferentes construcciones sociales y culturales, tanto masculinas como femeninas, es un paso del todo necesario para investigar y pensar en igualdad. El género es una categoría social y de análisis que debe ser aplicada para dotar a la sociedad, así como a las instituciones y a la propia comunidad científica, de los recursos necesarios para que todos algún día podamos vivir y desarrollarnos en clave de género.