El Inédito Viable

Inédito = Desconocido, nuevo.

Viable = Que puede llevarse a cabo.

Estas son las dos definiciones de las palabras que ponen nombre a este blog. Nombre tomado prestado del gran pedagogo brasileño Paulo Freire. Él nos mostraba a través del Inédito Viable la necesidad de denunciar el presente para soñar con el mañana, con un mañana utópico. Con una utopía social, inédita, de libertad e igualdad que es viable ya que en la actuación de las personas se encuentra cualquier posibilidad de futuro imaginable. Es importante tener la esperanza de que un mundo mejor es posible, y no solo posible, sino necesario. Freire nos dejaba una cita muy certera en cuanto a la necesidad de la esperanza como condición indispensable para cualquier lucha.

“Ella sola no gana la lucha pero sin ella la lucha flaquea y titubea.”

Decidí poner este nombre a mi columna para hacer un pequeño homenaje a Paulo Freire y de esta forma devolverle algo, aunque sin comparación posible, de todo lo que él me aportó durante todos estos años tanto educativamente como personalmente.

Desde este espacio específico, y desde Iberoamérica Social: Revista-red de estudios sociales en general, queremos crear un espacio para ese inédito viable. Denunciar el presente autodestructivo económico, político, ambiental y social para proponer utopías viables que nos acerquen la visión de un mundo más cooperativo, justo y humano. Plantear conflictos personales sobre realidades que tenemos asumidas como racionales. Dar luz a experiencias utópicas que son realidad hoy día. En definitiva, mostrar que el mundo y su historia no son algo estático sino un conjunto en continuo movimiento dependiente de la acción de los que conforman ese conjunto, las personas. Somos nosotros los protagonistas del futuro y si queremos utopía, tendremos utopía. Basta con ser conocedores y conscientes del presente, imaginar el futuro utópico e ir decididamente a por él.

Espero que disfruten con este blog y con Iberoamérica Social, y digo con porque es nuestra intención que no solo sean espectadores del conocimiento que aquí vaya surgiendo sino que se conviertan en actores, participando, criticando y estableciendo relaciones, para comenzar desde aquí un inédito viable para la sociedad, la construcción colectiva de conocimiento popular. Un conocimiento que sea desde nuestras propias inquietudes, nuestras propias experiencias y con nuestras propias soluciones. Es decir, un conocimiento humano y lejos del capital.

¡Bienvenidos a Iberoamérica Social y su Inédito Viable!