El Espectáculo de la Independencia

El espectáculo de la independencia
Plaza de Bolívar, Bogotá, Colombia.

 

Como en un parque de diversiones con juegos y actores se mostraba la Plaza de Bolívar. La celebración de la “independencia” como es habitual se convierte en propaganda para el ejército militar y su papel protector del estado.

Esta vez los tanques de guerra y militares fueron durante una jornada, los juegos de grandes y chicos. Los tanques de guerra símbolos de poderío militar, invitaban a subir y jugar un rato, una foto con el actor de la guerra para quien tenía permiso de trepar al tanque y sonreír ante las cámaras y tal vez después comprar un caramelo, un globo o un cigarrillo, a los vendedores informales que hicieron su “agosto” y completaron la plaza de diversiones.

Todos, tanto la guerra, la ingenuidad y la necesidad podían interactuar, era la celebración de otro 20 de julio donde esta vez la plaza principal de la ciudad, fue anfitriona de un espectáculo “artístico” sin carpa ni asientos pero con la influencia para los asistentes en especial los niños, de contar con una “independencia” que refuerza año a año su pie de fuerza, goza de sumisión a un país del norte y libra una guerra de más de 50 años.

Por Sebastián Peña