De monstruo a alegoría de América: las Amazonas

Ya expliqué en una entrada posterior que, tras el descubrimiento de América, se produjo el traslado de ciertas razas monstruosas desde oriente a occidente mediante los procesos de predisposición e identificación. Una de esas razas monstruosas es la que voy a tratar brevemente en esta entrada: las amazonas.

amazonas 1
Ilustración 1- Amazonas de André Thevet.

Según Miguel Rojas Mix, en un artículo titulado “Los monstruos: ¿mitos de legitimación de la conquista?”, el mito de las amazonas parece ser que provino directamente de la antigüedad a América sin que hubiera despertado el mayor interés en la Edad Media, quizás porque no eran aptas para una simbología bíblica.

Son numerosos los conquistadores y los cronistas que se hicieron eco de esta historia empezando por Colón. Éste el 16 de noviembre de 1493 recoge la siguiente noticia:

“Dijéronle los indios que por aquella via hallaría la isla de Martinino, que diz era poblada por mujeres sin hombres, lo cual el Almirante muchos quisiera (ver) por llevar diz que a los Reyes cinco o seis de ellas”.

Asimismo, Pedro Mártir de Anglería habla de ellas en diversas décadas de su obra. En la década primera haría referencia a una isla llamada Madanina la cual estaba habitada por mujeres solas:

“…aquella isla llamaban sus habitantes Madanina, que la habitan mujeres solas […]. Se ha creído que los caníbales se acerca a aquellas mujeres en ciertos tiempos del año, del mismo modo que los robustos tracios pasaban a ver a las amazonas de Lesbos, según refieren los antiguos, y que de igual manera ellas les envía los hijos detestados a sus padres, reteniendo consigo a las hembras”.

Podemos observar, en esta breve descripción de las amazonas americanas, la fuerte influencia del mito clásico. En la antigüedad éstas se localizaban en el lejano oriente pero, con el descubrimiento de América, su localización cambió y fueron las islas y las selvas americanas sus nuevos emplazamientos. En la década cuarta, este cronista hace una mejor descripción de las amazonas que habitaban en una isla de nombre homónimo situada a los lados de una llamada Caluacana:

“Piensan algunos que viven al estilo de las amazonas. Los que la examinan mejor, juzgan que son doncellas cenobitas que gustan del retiro […]. En ciertos tiempos del año pasan hombre a la isla de ellas, no para usos maritales, sino movidos por compasión, para arreglarles los campos y huertos […]. Mas es fama que hay otras islas habitadas por mujeres, pero violadas, que desde pequeñas les cortan un pecho para que más ágilmente puedan manejar el arco y las flechas, y que pasan allá hombres para unirse con ellas, y que no conservan los varones que les nacen”.

También fue muy importante la iconografía de las amazonas. Su representación pictórica aparecería en diversas obras como la de Gruninger publicada en Estraburgo en 1505 Quator navigationes, la de Jan Van Doesborgh publicada en Amberes en 1529 Van der Nieuwer Werelt ost Landscap y la de Thevet Les singularitez de la France Antarctique.

Cabe decir, que fue gracias al relato de Gaspar Carvajal cuando el mito de las amazonas en América gozó de gran popularidad, pues el autor no se basaba en testimonios de oídas sino que él mismo se ponía como testigo de visu, es decir, como testigo presencial de los hechos. El relato de Carvajal causaría un gran impacto, y por ello, éstas fueron ubicadas en diversos puntos de América.

Las amazonas terminaron convirtiéndose en una alegoría de todo el continente americano. Éstas fueron representadas con todos los atributos con que más tarde sería representada “América”. La “americanidad” está expresada por el arco y el carcaj con la que va armada. Pasado el siglo XVI, por tanto, su imagen se difundiría para dejar paso o para transformarse en la alegoría de la América. Esta transformación, según Rojas Mix, es lo que hizo que la vida icónica de éstas en América fuera relativamente efímera.

amazonas 2
Ilustración 2- Alegoría América 1579-1600. Phillipe Galle. Estampa de una serie que hizo Galle con el título de Prosopographia (personificaciones figuradas)

Una pequeña bibliografía:

  • Chicangana-Bayona, Yobenj Aucardo: “La India de la libertad: de las alegorías de América a las alegorías de la patria” en Argos Vol. 27 Nº 53. 2010.
  • Colón, Cristóbal: Diario de a bordo, Madrid, Edita Caja de Madrid. Edición, 1991. Traducción y Notas de Luis Arranz.
  • Honour, Hugh: The new golden land. European images of America from the Discoveries to the present time. Allen Lane, 1976.
  • Mártir de Anglería, Pedro: Décadas del Nuevo Mundo, Madrid, Ediciones Polifemo, 1989.
  • Rojas Mix, M.: “Los monstruos: ¿mitos de legitimación de la conquista?”, América Latina, palavra, literatura e cultra, Vol. I, Sao Paulo, Campines, 1993.

 * Esta entrada es únicamente un resumen de un próximo artículo que se publicará en el nuevo número de Ubi Sunt?