De mar a mar

“…De mar a mar, entre los dos la guerra…” cantaba verso a verso Antonio Machado sus vivencias durante la Guerra Civil. Tras ella, pronto llegó su muerte y, desde la distancia, desde otro mar, desde la otra orilla del Atlántico, honraron su memoria los intelectuales que habían crecido bajo su magisterio.

De este modo titularon una de las numerosas revistas editadas para establecer relaciones entre las dos orillas de un mismo mar, las dos vertientes de una España dividida. Esta revista concretamente se editó en Argentina, donde como en muchos otros lugares de Europa e Hispanoamérica se establecieron poco a poco millares de figuras españolas destacadas antes de la Guerra Civil que comenzaron dejando su huella, su impronta, en ámbitos científicos y culturales del país de asilo. Con el paso del tiempo, al comprobar que el deseado retorno a la patria perdida no se materializaría pronto, sus caracteres propios se sumaron a aquellos con los que llevaban décadas conviviendo hasta convertirse en parte de ellos.

La prensa, las revistas literarias, pueden aportarnos gran información de contenido histórico a través de las noticias que en ellas se publican, de los homenajes que se realizan, etc.; puede remitirnos valores de carácter social gracias a las relaciones entre los diferentes participantes y los movimientos a los que pertenecieron al indagar sobre su génesis; etc. Su estudio, por tanto, va más allá de un análisis formal de las aportaciones poéticas o narrativas de sus colaboradores, ofrece un trasfondo mucho más rico que no siempre es estudiado.

Como veréis, en esta línea se sitúan mis trabajos, centrados en el estudio de publicaciones periódicas, a través de las cuales obtengo no solo información sobre la vida y obra de los autores que participaban en ellas, sino también datos a nivel histórico, social, etc., del entorno en el que se desarrollaban sus empresas culturales y la íntima relación que tenían con los distintos sucesos históricos que les rodeaban.

La época que acompaña de fondo a las publicaciones en las que trabajo gira en torno a españoles, pero no solo a España, a la Guerra Civil, su postguerra y los derroteros de millares de intelectuales repartidos por el mundo. Porque para encontrar una literatura llena de contenido social hay que situarse en un momento histórico controvertido y la década de 1940 lo fue. A partir de ella, del final de la Segunda Guerra Mundial y del inicio del Peronismo, pongo de relieve las vivencias de españoles desterrados, pero también la de los nuevos compañeros de viaje en su etapa hispanoamericana, donde se produjeron múltiples cambios políticos y culturales en los que juntos colaboraron.

De este modo afronto el día a día, trabajando con historiadores en diferentes proyectos editoriales y actividades culturales, porque aunque estudié Filología Hispánica, lo histórico y lo social siempre me pierde… Me he sumido en la locura de la docencia y la investigación, donde se multiplican exámenes y ediciones facsímiles, la correspondencia de famosos escritores y las notas confiscadas en el aula.

Me estoy doctorando por la Universidad de Cádiz y formo parte de un par de grupos de investigación ligados al estudio de la literatura española –en especial autores andaluces y publicaciones periódicas- y el exilio español de 1939. Con ellos colaboro mientras trabajo en proyectos de investigación becados, ligados a la prensa y literatura del destierro para fundaciones.

Por tanto, desde una perspectiva más literaria abordaré contenidos sociales e históricos en este blog, donde el recuerdo de autores, periódicos, editoriales, etc., nos ayudarán a conocer un momento histórico en el que hubo una España, con un gobierno reconocido por diversas naciones, establecida por toda Hispanoamérica.