De-formando con Julio Alba

julio alba

Diseñador Industrial por la Universidad Autónoma Metropolitana. Ha realizado estudios artísticos en la Unidad de Vinculación Artística de la UNAM, en la Universidad Autónoma Metropolitana, el Centro Popular de Artes Plásticas “Mariano Paredes”, el Centro Docente de Grabado y en el Centro Cultural Universitario de la UNAM. Su trabajo gira en torno a las Artes Visuales abarcando: pintura al óleo, con acrílico, pintura experimental, grabado, fotografía, gráfica digital y diseño. Cuenta con una exposición individual, ha participado en doce exposiciones colectivas en distintos estados del país (DF, Puebla, Cuernavaca, Zacatecas y Edo de México) y en dos exposiciones internacionales, (Valencia, España y Roma, Italia).  Finalista en el 1er Concurso de Pintura del Centro de Arte y Cultura “Circo Volador” y en el 1er Concurso Internacional de Fotografía sobre Derechos Humanos 10.12.48 en Valencia España. Su trabajo ha sido publicado en Área Sucia e INKULT Magazine.

http://julioalbapintor.wix.com/julio-alba

¿Dónde y cuándo naciste?

Nací el 16 de diciembre de 1981 en la Ciudad de México.

¿Quién y qué motivo a comenzar en las artes visuales?

Mira, yo las artes visuales las enfoco a una cuestión reflexiva más que llevarlas a unas habilidades o unas técnicas o hacia una cuestión intelectual y el interés comenzó con un profesor de filosofía que tuve en la preparatoria. Él nos invitaba mucho a hacer reflexiones a pensar sobre lo qué nos  pasaba, lo que nos rodeaba, entonces yo creo que fue él quién comenzó a despertarme esas inquietudes a acercarme a otras formas de ver las cosas, a cómo percibirlas, no recuerdo su nombre pero tenía un apodo, le decíamos “el fachas”. Recuerdo que él nos contaba muchas anécdotas sobre cosas que le habían pasado, cosas que había leído, más allá de seguir una clase con un temario sus clases se convertían en charlas, nos platicaba lo que a él le gustaba, lo que le irritaba o lo que le movía. En una ocasión nos hablaba sobre el kitsch, nos hablaba del oropel y cosas como el “mal gusto “ y puso el ejemplo de un personaje “Huicho Domínguez”, el típico nuevo rico, que tiene mucho dinero pero no tiene lo que se puede denominar buen gusto, un gusto refinado o educado, entonces él habla de cómo muchas personas comenzaban a adquirir bienes, a tener éxito económica y socialmente pero que de alguna manera estaban marcados por un pasado que era difícil  de disimular, y esa clase fue para mi el detonante. Me di cuenta que yo tenía una concepción de las personas que tenían o no dinero,  fue a partir de esa clase que empecé a reflexionar sobre las personas de otra manera, esa clase me motivó.

¿Qué herramientas utilizas en tu trabajo?

Yo tengo formación de diseñador industrial entonces trabajo mucho con la computadora, estoy muy familiarizado con el software para generación de imágenes  y de realidad virtual, he trabajado como diseñador industrial durante muchos años e hice una cuestión que se llama ingeniería reversible y es cuando un producto, algo que ya existe físicamente se digitaliza, por ejemplo , si voy a diseñar alguna herramienta como un martillo pues me baso en un objeto que ya existe y lo dibujo en la computadora tridimensionalmente y a partir de ahí puedo hacer una reingeniería, lo puedo modificar, transformar, hacer variaciones,  etcétera. Este proceso lo llevo a cabo en mi trabajo: lo que hago es trabajar con el software que ocupo para diseño, ahí hago estudios, maquetas y de ahí lo transfiero, en el caso de la pintura al lienzo. También he trabajado con distintas técnicas, he desarrollado algunas para hacer transferencias en el caso de una serie que desarrollé que es sobre líneas, primero trabajé en la computadora, hice las composiciones, las piezas las resolví en un 90% y después las puse en el lienzo mediante una técnica que tuve que desarrollar y ya después las intervenía con pintura.

En el caso de la pintura figurativa un poco lo mismo, trabajo con base en fotografías, hago algunas sesiones con modelos, ahí defino un poco las composiciones, la iluminación, y después en la computadora en photoshop hago variaciones de iluminación, pruebas de color, hago un estudio básicamente. Después ya me voy hacia el lienzo y ahí es donde termino de desarrollar el trabajo. Pero igual desde que pienso un proyecto ya lo tengo resuelto en un 70% y realmente dejo muy poco para el accidente. También he hecho algunos trabajos donde es completamente accidental, por esta misma formación que tengo de diseñador industrial conozco muchos materiales que se utilizan en la industria dependiendo para lo que vaya a ser utilizado el producto. Hay algunos materiales que yo he visto que tienen posibilidades, que se utilizan para hacer cosas muy concretas, muy definidas, pero que su propia condición me da muchas otras  posibilidades, ahí desarrollé una serie con resinas donde hay experimentación total, había una concepción en el sentido que yo conocía las posibilidades del material pero con el tratamiento que le di yo no sabía que iba a pasar, de hecho es una serie en la que era experimentar, dejarme llevar, aunque conocía cuales eran las posibilidades del material me dedique más al accidente, a la experimentación. Es un poco eso, ahora estoy trabajando un poco en las dos haciendo lo que ya controlo pero también aprendiendo a arriesgarme, a ser un poco más flexible para no ser tan concreto.

¿Qué es tomar una decisión?

Tomar una decisión básicamente es tomar un camino. En la creación artística lo primero con lo que me encuentro es con el mundo de posibilidades que hay, la toma de decisiones es un poco acotar las cosas, el camino por el que me voy a ir, hacer una discriminación de todo el mundo de posibilidades que tengo, obviamente que vaya de la mano por mis preferencias, con mis intenciones.

¿Cómo te distraes?

Soy un poco disperso, hay dos tipos de distracciones que tengo: las voluntarias y las involuntarias. Las involuntarias van desde cuando estoy en casa y  uno de mis gatos se sienta en mis piernas y me pongo a platicar con él y dejo de hacer lo que estoy haciendo por estar con él, o cuando tengo un rato, tengo una visita, u otro tipo de cosas como que si empieza a llover me asomo y veo lo que está pasando, será que una distracción accidental es la que me llama.  Y la otra que es por decisión propia me gusta mucho el cine, toda la cultura visual me gusta, yo creo que veo unas 6 películas a la semana, me gusta escuchar la radio, me gusta escuchar los debates políticos, me gusta escuchar las opiniones de las personas y pues también salir con los amigos, con los que son artistas me gusta hablar de esto, compartir ideas, saber en que están trabajando, cómo van , cuáles son sus conflictos.

¿Cuál es tu comida favorita?

Me gustan muchos los vegetales de un tiempo para acá, me gustan mucho las espinacas, mi esposa es ingeniera en alimentos y le gusta mucho la danza, entonces ha sido por ella que ha cambiado mi dieta. Yo era carnívoro grueso y después tuve una etapa en la que fui protector animal y luego conocí a Liz y me hablaba mucho de comer sano, frutas y verduras, ejercicio, y cambie mucho por las verduras: las espinacas y la papa, y la sopa de verduras sería lo que más me gusta, sobretodo la que yo hago.

¿Qué película recuerdas de tu infancia?

La verdad es que no había muchas opciones pero me acuerdo mucho del cine de ficheras que de alguna manera era una mezcla de cosas de adultos que no puedes ver pero que si andabas por ahí podías ver unos cinco minutos y no pasaba nada. Yo sabia que no había nada sexual, pero me acuerdo de esa película de La Pulquería, que había varias, y a mis tíos les daba mucha risa y yo no entendía por qué, tenía tíos que se reían mucho, yo creo que podrían ser esas de las que me acuerdo y también las del Santo porque esas si me dejaban verlas y estaban buenas, muy chidas.

¿Qué es la práctica artística?

La práctica artística es aquello por lo que yo hago esto, es un conocimiento de uno mismo, es una practica que me permite conocerme un poco más, adentrarme y expandir el conocimiento sobre uno mismo, sobre inquietudes, sobre aquello con lo que me siento cómodo, con lo que no tanto, con la creación de realidades, saber que muchos mundos pueden caber en una sólo persona y que si eso lo reproduzco al mundo de la gente pues lo convierto en un mar infinito de posibilidades donde son muchos mundos que en ocasiones quieren uno sólo para todos. Yo creo que eso de un sólo mundo no es verdad, creo que todos somos distintos, que podemos ser muchas cosas pero el arte te permite ir generando opiniones y que mis opiniones vayan evolucionando, vayan creciendo, vayan tomando forma propia. Algo que yo he aprendido con la práctica es que conforme pasa el tiempo voy siendo una persona que cada vez es más yo mismo pero que al mismo tiempo es más distante de la que empezó, o sea, eres más la persona que ya existía ahí pero cada vez se aleja de esa persona que era más primitiva, que se desconocía un poco, que tenía problemas de control sobre sí misma menos de conocimiento, entonces prácticamente eso es como un autoconocimiento que no tiene fin.

¿Qué es el tiempo?

El tiempo es una cosa que yo creo que está ligada con la memoria directamente. Yo estoy peleado con el tiempo, la verdad a mi me gustaría que los días duraran cuarenta horas pero no se puede, creo que el tiempo va de la mano con la memoria con lo que te ha pasado, con los recuerdos, las vivencias y todo aquello que crees qué puede pasar,  pero siempre vas tomando como punto de partida el pasado que has conocido o que has vivido. Es complicada la pregunta, pero el tiempo sería como un espacio que no está definido que no tiene un principio ni un final, es un espacio en el que tú te mueves pero extrañamente siempre lo hacemos hacia atrás o hacia delante, donde muy pocas veces nos concentramos en el presente, no hacemos consciencia de lo que nos está pasando, pocas veces nos enfocamos en el aquí y en el ahora, el tiempo nunca lo experimentamos como un estado permanente en el que convivan tanto lo que pasó, lo que te puede pasar o lo que quieres, es complicado de explicar.

¿Has experimentado el fracaso?

Si, mucho, porque lo he vivido. Con las piezas que hago en el caso de la pintura, he tenido muchos cuadros fallidos, y son fallidos porque no tienen la intencionalidad que yo quería, no me dan el resultado que esperaba y ni siquiera me dejan un aprendizaje  yo los considero fracaso porque no me aportaron nada, realmente se convirtieron en una pérdida de tiempo y haberlo hecho o no hubiera sido lo mismo. Aunque también ahí está el logro, las dos ahí van, las dos existen y es una o es otra, no hay más.

Dentro de un ámbito profesional  yo siempre he pensado que nada se tiene asegurado, que no existe la certeza y que en esa creencia están el éxito y el fracaso. Yo no  sé que vaya a pasar con mi relación de pareja, con mis padres, mis hermanos, si de pronto algo se vaya tornar malo o hacia un fracaso, incluso en la practica profesional, lo que sí sé es que esto va a ligado con un desarrollo de vida, de cómo haces las cosas todos los días, o sea, si tú de manera personal cultivas tus tradiciones, eres una persona buena, haces las cosas en la medida de lo que crees y puedes hacer, pues muy difícilmente los resultados se van a ir al lado opuesto, tienen que ser cosas muy extrañas, igual en la práctica profesional, si tú trabajas todos los días, si buscas la manera de salir adelante pues es como un camino que se va dando solo, yo lo he visto, realmente si eres una persona buena vas a tener gente buena cerca de ti que va a procurar cosas buenas, en cambio si eres un ojete pues igual, es un poco medio natural ese camino del fracaso y del éxito. Creo que depende mucho de cómo lleves el rumbo de las cosas.