Algunas Inquietudes sobre justicia: ¿Somos los seres humanos “Justos”?

Existen diversas inquietudes referente, ¿hasta donde cada uno de nosotros puede violar un derecho humano, si por ejemplo lo hacemos al hacer justicia con nuestras propias manos cuando nos agrede un delincuente al asaltarnos? ¿Cómo debemos actuar entonces? ¿No defendernos, dejar que las cosas pasen? ¿Será que la justicia suele ser ciega en cierto modo? O dejarnos llevar por el concepto de “el derecho, se viola cuando el otro invade el mío”, o ¿simplemente confiar en las autoridades del Estado, encargadas de prevalecer el orden?

Es difícil, a veces el poder discernir sobre que está bien y que está mal referente a esta inquietud, ya que de alguna forma si uno se ve afectado, trata de hacer prevalecer  “El propio” como tal, como también la propia percepción nos hace ver lo que es bueno y malo, dirigiendo de este modo nuestro actuar.

Es así, que recordando algunos casos reales referidos a los antes comentado, se me viene a la mente uno de los casos más recordados en Perú. Fue el que ocurrió en la zona altoandina en el Distrito de Ilave, en donde la comunidad aymara hizo prevalecer su propia ley mediante el denominado “linchamiento¹” a uno de sus alcaldes el año 2004, el cual fue acusado de actos de corrupción y fue ajusticiado por cientos de pobladores hasta ocasionarle la muerte. Luego de este suceso, se realizaron diversas investigaciones  que dieron como resultado la inocencia del Edil frente a los cargos que se le imputaban.

Este mismo tipo de hechos, se replican en muchos países en medio oriente, en donde suele verse casi de manera “normal” el ajusticiamiento popular, siendo uno de ellos el más común el de lapidar o azotar al acusado o acusada de cierta transgresión. Por ello y a causa de este tipo de hechos, es que en la actualidad, existen organizaciones no gubernamentales, que de alguna manera intentan intermediar entre el acusado y el gobierno, para tratar de que se brinde un castigo humanitario o simplemente se evite la condena, ya que muchas veces suele ser inhumano. Cabe recordar, uno de los casos más recientes (Marzo 2015) en la ciudad de Khabul, donde cientos de personas se manifestaron para pedir justicia por el linchamiento de una mujer de 27 años, que fue acusada de quemar una copia del Coran. La que fue golpeada por una turba hasta ocasionarle la muerte y luego su cuerpo fue quemado.

“No ocurrió accidentalmente, fue una acción planeada por extremistas y fundamentalistas que quieren acabar con todos los derechos de la mujer obtenidos en los últimos 13 años”

(Sana Ahmadi, 2015)

Entonces… ¿este tipo de actitudes surgen debido a que no existe una confianza en las entidades del Estado por parte de la población, referente al cumplimiento de sus funciones? Lo cual conlleva a que nosotros como personas ¿violemos derechos sin medir consecuencias? ¿Debería existir un código internacional similar al de la OIT que juzgue casos de violación de derechos humanos ocasionados por creencias religiosas?

A ello se suma que no debemos olvidar que también existen factores culturales que se implican en estas actitudes, en este caso el de los pueblos originarios y grupos culturales, religiosos conservacionistas, entre otros, que tienen sus propias leyes y son extremistas.

Quizás podría seguir con un sinfín de preguntas para poder llegar a un concepto puntual, pero es difícil, ya que todos tenemos una percepción diferente, hay prejuicios y estereotipos muchas veces infundados, que en cierta forma dañan a la sociedad.

[1] Justicia popular realizada por una multitud de personas ante un delito.