Agenda ambiental y societal

Desde el pasado 13 de agosto, día en que salió a la luz pública este espacio de diálogo, intercambio y discusión, estoy en deuda, no por falta de material, de ideas o de opiniones, sino por estar entregada a distintas actividades y compromisos. No es excusa, pero considero colegas tan entregados y juiciosos con sus responsabilidades en la Revista, merecen saber que aspiro con este inicio, autoimponerme un ritmo constante en la entrega de los distintos productos.

Iberoamérica Social, me atrae por muchas razones, pero especialmente por su adjetivo “social”, y es que en lo personal me viene a la mente de manera automática, la sociedad y la comunidad. Pero no puedo negar que ya en muchas ocasiones, el adjetivo en esta Colombia tan socialmente convulsionada, me ha llegado a hastiar, por lo que en virtud de mi formación en la Política y en las Políticas Públicas, recurro al adjetivo societal. Es en estas líneas donde los lectores, pueden encontrar el argumento de la denominación de mis próximas columnas “Agenda ambiental y societal” y leyéndola de paso entenderán las razones de mi mencionado hastío. Revisando los perfiles de todo el equipo que forma parte de Iberoamérica Social, siento un alivio y estoy segura que en verdad lo social será societal y que este será un punto de convergencia de los estudiosos de las ciencias sociales. Ahora bien estos perfiles de tan alto nivel me imponen y motivan, ejercicios de reflexión más profundos y rigurosos, espero entonces dar la talla para no desentonar en el proyecto.

Para aquellos que se estén preguntando, cuál será el soporte de la columna arriba mencionada, pueden estar tranquilos, no es otro que la experiencia en la investigación social y alguna claridad conceptual que he logrado alcanzar durante estos más de 15 años de actividad docente y cerca de 10 en la investigación. Los temas de las organizaciones sociales (fundaciones, asociaciones, hogares infantiles, de voluntariado, etc.) del Tercer Sector y de la Sociedad Civil Organizada, han sido durante los últimos cinco años de mi interés investigativo, pero también la excusa perfecta para hacer presencia en la prensa escrita. Aprovecho entonces para compartirles dos links donde podrán confirmar mi posición crítica frente a términos como la responsabilidad social empresarial http://www.larepublica.co/responsabilidad-social/%E2%80%9Cen-colombia-todav%C3%ADa-no-existen-empresas-socialmente-responsables%E2%80%9D_34130 y constatar mi interés en la solidaridad y la filantropía http://www.dinero.com/opinion/opinion-on-line/articulo/los-ciudadanos-solidarios-filantropos-anonimos/137933.

Mi compromiso entonces como bloguera será compartir este tipo de enlaces, no solo de mi autoría, sino de otros colegas que pudieran ser del interés de nuestra comunidad Iberoamérica Social. A todo el equipo un agradecimiento por su invitación, colaboración y paciencia y la ratificación de mi compromiso societal.